Las irregularidades en la campaña de vacunación contra el Covid, afectan la credibilidad del Gobierno del Frente de Todos – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA 24.463 CASOS NUEVOS Y 452 FALLECIDOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

De la crisis sanitaria a la crisis ética |Las irregularidades en la campaña de vacunación contra el Covid, afectan la credibilidad del Gobierno del Frente de Todos

La magnitud del daño que ocasionó el Vacunagate en la imagen del gabinete de Alberto Fernández, aún es difícil de mensurar. Funcionarios, familiares, sindicalistas, empresarios y amigos del poder pasaron por la pasarela vip de la Sputnik V. El ministro de Salud dijo que fue un “malentendido” y renunció.
Fernando Oz
Política
Fernando Oz
Política

En plena campaña de vacunación contra el Covid-19, la crisis del Vacunagate hirió la credibilidad del gobierno de Alberto Fernández, su principal capital. A poco menos de un año de la primera victima fatal como consecuencia de la pandemia en el país, el Ministerio de Salud ya registró 51.000 muertes.

Mientras las naciones pujan por la escasez de vacunas y donde la prioridad está entre las personas de mayor nivel de riesgo de vida, en el Ministerio de Salud argentino se montó una pasarela vip por donde desfilaron políticos, sindicalistas y amigos del poder que fueron inoculados sin sacar turno ni respetar, en algunos casos, los criterios mínimos de la campaña de vacunación que programó el propio Gobierno.

Al festival de la Sputnik V no estuvieron todos invitados. Todavía no se terminó de inmunizar al personal de salud, ni al resto de los denominados esenciales, y las listas de quienes esperan que lleguen nuevas dosis al país se amontonan.

La carta de renuncia del ministro de Salud

El escándalo le costó la dimisión al ministro de Salud, Ginés González García, quien distribuyó una penosa carta de renuncia donde se limpia las manos esgrimiendo que todo se debió a: “la confusión involuntaria de mi secretaría privada”, mientras el se encontraba en la provincia de Entre Ríos.

También aseguró que “las personas vacunadas pertenecen a los grupos incluidos dentro de la población objetivo de la campaña vigente”. En definitiva, según él, un “malentendido”.

La pobre defensa del ministro, solo ocupó un párrafo de la docena que escribió en la carta de renuncia que envió al presidente. Los demás los utilizó para hacer un breve resumen de su gestión al frente de la crisis por la pandemia, entre otras cuestiones de menor interés.

El último párrafo pareció haber sido escrito por una persona que está totalmente ajena a lo escandaloso de un hecho en el que fueron privilegiados integrantes, parientes y amigos del poder. “Por último, acuerdo con usted en las palabras que expresó hoy (por ayer) al presentar el Consejo Económico y Social: el odio entre sectores nos ha dejado una sociedad profundamente injusta, profundamente desigual. Por mi parte, hice todo lo posible por reestablecer por reestablecer los diálogos. Sepa que a partir de ahora seguirá encontrándome en el mismo camino, mirando hacia el futuro y procurando la unidad de las argentinas y los argentinos para construir un país más libre, justo y soberano. Saludo a usted atentamente”, así se terminó de despedir Ginés González García.

Algunos de los beneficiados

Entre los que pasaron por la privilegiada alfombra se encuentra Lisandro Bonelli, de 44 años, sobrino de González García y jefe de Gabinete del ministerio de Salud, además de otros funcionarios de la misma cartera.

El canciller Felipe Solá, el senador Jorge Taiana, el diputado Eduardo Valdés, el periodista Horacio Verbitsky, el empresario Florencio Aldrey Iglesias y sus Dolores y Lourdes Noya AdreySalomón Schächter, un médico amigo del ministro; el empresario Seza Manukian, y Félix Guille.

El líder sindical Hugo Moyano, su esposa Liliana Zulet, y su hijo Jerónimo de 20 años, también habrían sido vacunados. A estos hechos también se suman casos en diferentes provincias, donde los amigos del poder hicieron abuso de esa posición.

La sucesora 

El Gobierno confirmó que la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, asumirá hoy el cargo de ministra. El exministro estuvo durante toda la jornada de ayer en la sede de la cartera sanitaria y se retiró pasadas las 21:00 a bordo de un vehículo oficial.

Hasta ahora, Argentina ha recibido 1,22 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V (mitad del primer componente y mitad del segundo), lejos de los 5 millones previstos inicialmente para enero y de los 14,7 millones firmados para febrero.

Esta semana llegaron al país 580.000 dosis de la vacuna del Insituto Serum, de India, gracias a la tecnología de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

El impacto del caso en un año lectoral

El escándalo le dio de comer a la oposición. La diputada de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña dijo a través de Twitter que la renuncia de González García "no alcanza" y pidió la renuncia de "todos los secretarios" de la cartera de Salud porque "conocían la existencia del vacunatorio vip". En declaraciones televisivas, adelantó que este caso puede dar lugar a una "denuncia penal" por "tráfico de influencias".

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, aprovechó para atacar al Gobierno: "los K usan la vacuna para beneficio propio y lo hacen público para reírse de todos", y agregó: "son una oligarquía que se apoderó de un presidente incapaz”.

Diferentes voces de la oposición se sumaron en una jornada cuya indignación se vio reflejada en los medios de comunicación y en las redes sociales. Una reconocida consultora dedicada a la medición de opinión pública reconoció a Negocios & Política que desde la Casa Rosada ya pidieron que se estudie cómo impactará el escándalo en la imagen del Gobierno en vistas a las elecciones legislativas de este año.  |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig