Alberto Fernández estalló contra la judicialización de la política sanitaria – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 88.503 CASOS NUEVOS Y 317 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

El dilema de las clases en AMBA |Alberto Fernández estalló contra la judicialización de la política sanitaria

Pese al avance de la segunda ola del coronavirus, se agudiza cada vez más la grieta entre quienes exigen la continuidad de las clases presenciales y los que, de acuerdo con la medida dispuesta por el presidente, esperan retomar la virtualidad durante los próximos 15 días. Los detalles de la tensión entre las decisiones de la Nación y la Ciudad de Buenos Aires.
Valeria Druckmann
Política
Valeria Druckmann
Política

La disputa judicial entre el Gobierno y CABA comenzó el miércoles pasado, cuando el presidente anunció diferentes medidas para contener la pandemia y sorpresivamente determinó la suspensión de las clases presenciales hasta el 30 de abril. Tras este anuncio, la Ciudad rechazó la medida y se abrió una disputa legal para que las escuelas porteñas continúen abiertas.

Panorama general

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires interpuso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación una acción declarativa de inconstitucionalidad contra lo dispuesto por el Decreto 241/2021 en relación a la presencialidad de las clases, que serían suspendidas desde este lunes por un plazo de 15 días en el Área Metropolitana Buenos Aires, medida que persigue frenar la proliferación de casos de coronavirus que continúan en aumento, con el agravante de haberse confirmado la circulación de la cepa de Manaos en La Plata, dejando en alerta a la provincia de Buenos Aires.

Al respecto, Fernández consideró: "No es razonable judicializar decisiones de política sanitaria". Y en relación a los amparos judiciales presentados por algunos jefes comunales y organizaciones de padres para resistir la medida de la suspensión de la presencialidad escolar, reiteró: "No me parece razonable judicializar decisiones de política sanitaria en medio de una pandemia".

Les estamos exigiendo a los jueces que tomen decisiones que los exceden por el mismo marco objetivo de pandemia. Y, de hecho, ya se produjeron los primeros rechazos en algunos juzgados de la ciudad de Buenos Aires que entienden que es un tema que los excede", agregó.

Este sábado, la Justicia porteña denegó el recurso de amparo de padres y madres, presentado a través de la defensora oficial María Lorenz González Castro Feijóo y la asesora tutelar Norma Beatriz Sas, ante la Cámara Contencioso Administrativo de la Ciudad de Buenos Aires. La decisión fue tomada por la jueza Romina Tesone quien rechazó "in límine" la cautelar para que haya presencialidad en las aulas y se declare la inconstitucionalidad del DNU del presidente.

Otro paso judicial

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la ciudad de Buenos Aires emitió un fallo en las últimas horas de este domingo que ordena la habilitación de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, en detrimento del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó el presidente Alberto Fernández el viernes pasado.

La votación del tribunal que integran los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli fue unánime, y la medida se hará efectiva este lunes ya que “el Gobierno nacional no puede recusar, por no formar parte del caso”.

Por su parte, Fernández calificó de "estrago jurídico" al fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo porteño que habilitó la continuidad de las clases en la Ciudad de Buenos Aires. "Están tomando medidas que son del exclusivo resorte de la Justicia federal. No estamos dictando medidas de política educativa. Son medidas de política sanitaria en una pandemia. Por eso la Ciudad fue directo a la Corte".

En este sentido, también reivindicó que "no es razonable resistir en la Justicia medidas que fueron adoptadas para proteger la salud del conjunto de la población", y aludió en particular a las cifras referidas a la capacidad de atención sanitaria en el distrito porteño.

Temor ante la posibilidad de un colapso sanitario 

"Hemos adoptado esa vía -en referencia a las medidas- porque entendemos que así vamos a poder poner en sintonía al sistema de salud de la ciudad que hoy está al borde de su saturación por la utilización de camas que se usaron en la atención de otras patologías que no son Covid-19", subrayó el presidente.

La semana pasada, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak reveló que en la provincia de Buenos Aires hay 4.352 camas de cuidados intensivos, 2.183 públicas y 2.169 privadas con el 63% de ocupación total y 72% en el AMBA.  "Hoy, el sistema tiene libres 1.577 camas, pero esto está avanzando muy rápido", apuntó. 

En tanto, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, señaló este domingo que hay "evidencia" que demuestra la seguridad en los protocolos de los colegios: "Menos del uno por ciento de las más de 700 mil personas que transitan las escuelas han contraído coronavirus. Y del total de burbujas -más de 45 mil-, solo el 2% han tenido que ser suspendidas. El Presidente lo reconoció".

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo que "todos queremos la presencialidad" en las escuelas, pero advirtió que la decisión de suspenderlas por dos semanas obedece a que estamos ante un "récord de contagios" de coronavirus en el AMBA.

"Esta medida no tiene que ver con el contagio en las aulas sino en la movilidad que produce el sistema escolar, el objetivo es bajar la circulación de personas", puntualizó. |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig