La CGT se retoba y le pide a Alberto que no toque ni a los pobres, ni a los jubilados – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.034 CASOS NUEVOS Y 106 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

¿Se terminó el romance? |La CGT se retoba y le pide a Alberto que no toque ni a los pobres, ni a los jubilados

Apenas tres semanas después del 17 de octubre en el que el sindicalismo oficial impulsó un operativo clamor para que el Presidente se transforme en el mandamás pejotista, surgen fuertes cuestionamientos ante posibles recortes de planes sociales.
Política
Política

Los muchachos cegetistas lo vienen diciendo desde hace varios meses: "Alberto se tiene que afeitar el bigote para dejar de parecerse tanto a don Raúl Ricardo y un poco más al General". Sin embargo, para mostrarle al "gorilaje" que el peronismo no pierde la calle, el 17 de octubre armaron flor de bondi, con acto en el edificio de Azopardo incluido y hasta amagaron con entronizarlo como el nuevo presidente del Partido Justicialista.

Curiosas vueltas da la vida (y la política, ni les cuento). Tres semanas después de aquel acto de cuasi beatificación "peroncha", esa misma CGT se plantó con una solicitada en la que reclaman al presidente "revisar las prioridades de su gobierno" y "no suspender la ayuda estatal a los sectores más desprotegidos por la pandemia". Concretamente, el texto hace referencia al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

La central sindical que conduce el binomio Héctor Daer y Carlos Acuña envió un comunicado en el cual expresa preocupación “ante la difusión pública de medidas gubernamentales que exteriorizan restricciones presupuestarias en relación a los programas sociales, ayudas económicas a los sectores productivos afectados por la crisis sanitaria y el apoyo al sostenimiento de los ingresos laborales”.

El "correctivo" gremial llega justo cuando avanza en el congreso la aprobación del Presupuesto, se envía la nueva fórmula jubilatoria y se negocia con el FMI el programa de facilidades extendidas. 

“Entre todos hemos construido una red de contención que evitó el colapso social en los momentos más críticos. Asistimos a la reconstrucción en tiempo récord de un Estado olvidado y desguazado durante el gobierno liberal, compartimos y apoyamos las medidas de emergencia tomadas durante la pandemia”, dice la CGT, en el primer cuestionamiento público al Gobierno de Alberto Fernández. 

“Con la pandemia en curso, con la economía empezando a moverse, con muchos sectores de actividad todavía impedidos de funcionar y con las secuelas económicas y sociales a costa, no es posible desarmar el andamiaje social y económico construido con tanto esfuerzo”, concluye el comunicado, que a la vez expresa la reiterada “vocación de diálogo para transitar en forma equilibrada la etapa de transición hacia la nueva normalidad.

La CGT salió con los tapones de punta.

No hubo "canonización" peronista

Lo que alguna vez surgió como iniciativa de un sector del peronismo, no llegó siquiera al mismísimo Día de la Lealtad. En la celebración realizada en la Confederación General del Trabajo no hubo ofrecimiento formal y la posibilidad de que Alberto Fernández presida el Partido Justicialista se fue diluyendo paulatinamente. Hasta que finalmente ayer se decidió prorrogar la elección interna y postergar la asunción de su nuevo titular. 

Había sido el propio Daer quien le propuso a Fernández presidir el PJ, con el respaldo -obvio- del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Sin embargo, el ofrecimiento formal nunca llegó y  el propio Presidente decidió que el Día de la Lealtad solo se viviera como un apoyo y relanzamiento del Gobierno. 

Ni bien comenzó su gobierno, a Alberto le habían ofrecido lo mismo, pero entonces lo rechazó porque pensó en conducir el Frente de Todos. Pero la pandemia y las diferencias internas complicaron los planes y la alianza nunca se llegó a formalizar como partido.   

Pero la oferta se repitió y, esta vez, se hizo pública. Sin embargo, no se consiguió la unidad detrás de su postulación. El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, el ministro de Seguridad, Sergio Berni y el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, fueron tres dirigentes que se mostraron dispuestos a competir la interna contra Fernández. 

La elección debía hacerse el 20 de diciembre próximo. Sin embargo, la junta electoral partidaria decidió este martes postergar la pelea por la situación sanitaria producto de la pandemia por coronavirus hasta el 21 de marzo de 2021. Se trata de la cuarta postergación que el PJ hace de sus elecciones internas, por lo que hasta marzo el PJ seguirá siendo conducido por el diputado nacional, José Luis Gioja. 

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig