El discurso de las entristecidas filminas y la serpentina del regreso de los “eventos culturales al aire libre” – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

NUEVO RÉCORD DE MUERTES POR CORONAVIRUS EN LA ARGENTINA: 663 DECESOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Anuncios y análisis |El discurso de las entristecidas filminas y la serpentina del regreso de los “eventos culturales al aire libre”

Rodríguez Larreta aprovecha la pandemia para diferenciarse del oficialismo. Mientras Alberto Fernández pide limitar los encuentros sociales para evitar la propagación del virus, el jefe de Gobierno porteño abre las puertas de la nueva normalidad "aprendiendo a convivir con el virus".
Política
Política

Los nuevos anuncios oficiales para hacer frente al avance de una pandemia que no da tregua, sirvieron de cuadrilátero para marcar las diferencias políticas entre el presidente Alberto Fernández y el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El escenario real, no es alentador: Según el recuento independiente de la Universidad John Hopkins, Argentina es ahora el sexto país del mundo con más casos confirmados de coronavirus.

Los contrastes comenzaron a marcarse en la previa al anunció presidencial. Fernández recibió en su despacho de la Casa Rosada a Rodríguez Larreta, y al vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, para terminar de pulir los detalles de lo que finalmente anunció horas más tarde.Del conclave, que comenzó pasadas las 17:00 y se prolongó por una hora y media, también participó el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, pero lo hizo de manera remota ya que continúa aislado por haber tenido un contacto estrecho con un caso positivo de Covid-19.

Solo en esa situación ya queda marcada la diferencia: el coronavirus golpea el territorio bonaerense con mayor virulencia que en la Ciudad gobernada por el principal referente de la oposición. Contexto que irremediablemente quedó sobre el tapete durante los anuncios que realizó posteriormente Fernández y que luego se encargó de rematar, como tiro de gracia, Rodríguez Larreta durante una conferencia de prensa en la sede del gobierno porteño en Parque Patricios.

A Fernández le tocó hablar de una nueva fase del aislamiento social que regirá hasta el próximo 25 de octubre, de "medidas para evitar la circulación y bajar los contagios" en departamentos y ciudades de 18 provincias, y sobre “los datos de pobreza” del segundo trimestre del año que dejaron al Gobierno "entristecido". En cambio, Rodríguez Larreta celebró el regreso "gradual" a las clases presenciales y hasta de "eventos culturales al aire libre", incluso se dio el lujo de decir que en su distrito hay una "situación sanitaria estabilizada y mejorando".

Con estudiada sutileza, Larreta aprovechó para marcar los contrastes con los datos sobre las manos. El AMBA, al menos en lo discursivo, dejó de ser el AMBA para pasar a ser la Ciudad de Buenos Aires, por un lado, y la provincia de Buenos Aires por el otro. La Avenida General Paz volvió a partir el concepto del AMBA, porque en el territorio bonaerense hay un gobernador que tiene que estar aislado y en la city porteño no.

En ese juego de contraposiciones, Rodríguez Larreta dio la última palabra política de la jornada al dar una conferencia de prensa en donde arranca diciendo que las autoridades porteñas seguirán trabajando con sus pares nacionales y bonaerenses “a pesar de las diferencias de políticas públicas”. Y luego, ante la pregunta de un periodista sobre los cortocircuitos con el Gobierno nacional, contestó que “nunca se cortó el diálogo”. Horacio el magnánimo.

El peso de una deuda heredada y de gobernar un país en pandemia

A Fernández sólo toca puntear malas noticias. Es el presidente de todo el país y carga sobre sus espaldas con los desaciertos propios y ajenos. Lleva más de 200 días de una cuarentena que se fue flexibilizando con el paso del tiempo, pero ayer debió insistir nuevamente en limitar los encuentros sociales para evitar la propagación del virus.

Flanqueado por los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Omar Perotti (Santa Fe), Fernández anunció que dispondrá a partir del lunes y por 14 días medidas de restricción de la circulación en distritos de 18 provincias para intentar "minimizar" el contagio que ahora escala con mayor fuerza fuera del AMBA. En las próximas horas se darán los detalles de cuáles son las ciudades que quedarán bajo estas nuevas disposiciones. En la nueva fase del aislamiento no estarán incluidas Corrientes, Misiones, Entre Ríos, La Pampa, Formosa y Catamarca.

Las presencias de Morales, radical de Juntos por el Cambio; Gutiérrez, del independentista Movimiento Popular Neuquino; y de Perotti, un justicialista del Frente de Todos; fue para mostrar unidad de trabajo, pero también para repartir culpas y balancear el costo político. Fernández no puede estar solo en la jornada con mayor número de muertos por coronavirus en el país, un total de 515, lo que elevó el número de fallecimientos a los 23.225. Según el último informe vespertino del Ministerio de Salud informó de 15.099 nuevos casos de coronavirus, sumando de esta forma 871.468 positivos desde que comenzó la pandemia.

"Lo que hicimos con el AMBA ahora tenemos que hacer con cada provincia. Estoy convencido de que ahora se debe hacer lo mismo con las provincias afectadas. Son provincias a las que amo, por eso, en una larga charla (jueves) les propuse (a los gobernadores) seguir este mecanismo y estuvieron de acuerdo", afirmó el mandatario. Y detalló que "el 65% casi de los contagios devienen de las provincias y solo el 35% del AMBA. Si uno se retrotrae a la primera semana que estamos tomando acá, la del 23 de mayo, solo el 7,5% de los contagios provenían del interior del país".

En su mensaje en la Casa Rosada, dijo que "pareciera ser que el problema ya no es el AMBA, donde parece empezar a controlarse, aunque no está resuelto, y es evidente que el problema trascendió y se metió en toda la Argentina". También reconoció que desde el Gobierno: "Creíamos que el problema iba a quedar circunscripto al AMBA y descubrimos ya que esto no es así. Y esto no es la culpa de nadie, es del virus".

Cuestionó a los dirigentes que con sus acciones intentar hacer "creer" a los ciudadanos que "no es necesario tener" los cuidados que requiere el Covid-19, y expresó: "Necesitamos de gobernantes que confluyan en una acción conjunta y de ciudadanos que continúen con los cuidados".

Para que no sea todo oscuro, Fernández buscó echar algo de luz en el túnel y remarcó que "en octubre" el país podría "contar con el suero equino, que puede ayudar a la situación" de prevención de muertes por coronavirus.

Sobre el final de su discurso, el mandatario tuvo que hablar de dos de los principales temas de la semana: los altos índices de pobreza y la heredada crisis económica acentuada por la pandemia. "Los datos de pobreza" del segundo trimestre del año dejaron al Gobierno "entristecido", aunque lanzó una dosis de esperanza al decir que "el tercer semestre será mejor que el segundo" y que "se ven algunas mejoras en la economía". También destacó el "aumentó de la recaudación de un 5 por ciento por primera vez en el año".

Es la primera vez que Fernández habla sobre la extensión del aislamiento social desde el salón Mujeres Argentinas del Bicentenario de la Casa Rosada. Según trascendió la idea era "darle un nuevo aire" a la situación, de todos modos, el mandatario ya retomó su agendade trabajo en la sede de Gobierno. El anuncio, que comenzó 19:25 y se extendió por más de una hora, fue seguido desde el mismo salón por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Salud, Ginés González García, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, entre otros.

Tras las palabras de Fernández, hablaron los gobernadores presentes en el anuncio quienes agradecieron al presidente la asistencia y la articulación del Gobierno nacional con las provincias para enfrentar los efectos de la pandemia y comprometieron su "máximo esfuerzo para combatir el virus". 

La restricción de la circulación se aplicará a departamentos y ciudades de las provincias de Chaco, Chubut, Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Santiago del Estero, Santa Fe, San Juan y San Luis y a la Ciudad de Buenos Aires.

La burbuja de la nueva normalidad porteña

Rodríguez Larreta contó con las ventajas que tiene el último en tener la palaba. Habló de sus aciertos en la gestión de la contención de la pandemia, buscó mostrar fortaleza y seguridad al decir que cuenta con una planificación, y desde un papel de víctima marcó las diferencias que tiene con el Gobierno nacional, pero también quiso dar la impresión de ser flexible al diálogo. 

“Yo siempre expresé mi convicción de que la Argentina necesita más diálogo y más consenso. Ni aún en situaciones como las que hubo hace dos semanas, por una decisión del Gobierno nacional que yo claramente cuestioné, significa que no tengamos que seguir consensuando. Estoy convencido de que, ante una situación tan excepcional como la que estamos viviendo con la pandemia, la única manera es trabajar en forma coordinada. Eso no va a cambiar”, contestó ante una pregunta de un periodista casi al final de su conferencia. Rodríguez Larreta se refería al porcentaje de coparticipación que le arrancó el Gobierno nacional para contener un amotinamiento de la policía bonaerense que reclamaba un aumento salarial.

El jefe de Gobierno porteño confirmó y celebró el regreso "gradual" a las clases presenciales, anunció la reapertura de todo el sector de la construcción, la industria audiovisual, los eventos culturales al aire libre y hasta la habilitación del personal doméstico, entre otros. Casi todo lo que sus electores tenían ganas de oír

Destacó que en la ciudad de Buenos Aires hay una "situación sanitaria estabilizada y mejorando", al haber pasado de 1100 casos diarios de Covid-19 promedio a 900 y haber descendido la ocupación de camas por"abajo del 50%".

Pero para no poner demasiada serpentina al regreso de los “eventos culturales al aire libre”, destacó que "hay que ser claros, porque el virus sigue circulando en todo el país y en el mundo entero" y pidió "seguir aprendido a convivir con el virus" mediante los protocolos sanitarios. De manera inteligente, Rodríguez Larreta busca que sus electores ingresen a la llamada “nueva normalidad” de una manera agradable

A diferencia de Fernández, que siempre recalca que “el virus no nos busca, nosotros buscamos al virus”; Rodríguez Larreta nos invita a convivir con el virus: "Se que no es fácil, todos extrañamos la vida antes de la pandemia, pero estamos aprendiendo a convivir con un virus que no conocíamos". El Covid, casi como un nuevo vecino.

El mandatario de la Ciudad decide avanzar hacia la “nueva normalidad”, sin hablar de muertes, sí de aperturas, como es el caso del regreso "gradual" a las clases presenciales. "Los docentes van a poder usar el transporte público" a partir del próximo martes cuando se retomen las actividades en las escuelas, anunció Rodríguez Larreta.

En ese marco, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, aseguró que los alumnos que concurran las escuelas lo harán en "burbujas" de diez y señaló que si alguno se contagia se separará a ese grupo, pero no se cerrará el establecimiento. Un modelo que comenzó a utilizarse con mediano éxito en algunas ciudades de Europa. "Armamos un protocolo que lo que se aísla son los grupos de trabajo, de diez alumnos y siempre con el mismo docente, y en caso de un contagio o de síntomas los diez se van a aislar, pero no toda la escuela", explicó Acuña.

Los puntos principales del "Plan de puesta en marcha de la Ciudad"

Educación: Actividades en polideportivos para el grupo de 6.500 chicos con menos contacto con sus escuelas. Acompañamiento educativo de estudiantes de 7mo grado (primaria) y 5to año (secundaria) en los patios de las escuelas desde el martes 13/10.

Cultura y entretenimiento: A partir del 12 de octubre (con uso obligatorio de tapabocas, distanciamiento social e higiene de manos) se retomarán los eventos culturales al aire libre y un protocolo en particular para los artistas callejeros registrados. Entretenimiento en el espacio público y al aire libre con calesitas y postas aeróbicas y apertura del Ecoparque.

Vida social: Reuniones sociales en los espacios al aire libre en las instituciones deportivas de hasta 10 personas. Visitas seguras a establecimientos geriátricos.

Deporte: Entrenamientos grupales de deportes sin contacto y sin compartir elementos, al aire libre y en instituciones públicas y privadas con un máximo de 10 personas y tres grupos en simultáneo (gimnasios, polideportivos, clubes). Deportes individuales en su modalidad grupal con tope (náutica, pádel y tenis).

Cultos: Servicios religiosos en entierros.

Servicios públicos: Servicio de renovación o entrega de licencias de conducir, pasaporte, DNI y casamientos.

Economía y trabajo: Construcción (con permiso previo). Empleada/os doméstica/os (con un solo empleador). Grabación de ficción para cine, TV y series (1 persona cada 15 metros cuadrados con tope de 20 en las áreas de filmación). Academias privadas de conductores.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig