Catorce puntos para destrabar el conflicto entre el Gobierno y las entidades agrarias – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 1.968 CASOS NUEVOS Y 25 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Conflicto preelectoral |Catorce puntos para destrabar el conflicto entre el Gobierno y las entidades agrarias

El presidente Alberto Fernández pidió propuestas y la Mesa de Enlace se las entregará mañana. Son iniciativas para estimular la producción y reducir costos que afectan su precio en góndola. La preocupación de Kulfas por la suba de los precios internacionales de los productos agrarios.
N&P
Economía
N&P
Economía

La Mesa de Enlace entregará mañana al presidente Alberto Fernández un documento con catorce puntos para mejorar la producción, aumentar la oferta y reducir los precios de las materias primas. Los representantes de las confederaciones agrarias pidieron ayer la reunión con el mandatario como una instancia previa a una serie de medidas de fuerza.

“Nosotros primero buscamos una instancia de diálogo, como lo hemos hecho siempre. Claro que se habló de ir al paro y otras medidas, hay mucha bronca en todos los sectores del campo”, confió a Negocios & Política el dirigente de una de las patronales agrarias al termino de una reunión por Zoom de más de una hora.

El cónclave surgió como consecuencia de la polvareda que levantó una entrevista del diario Página 12 en la que Fernández amenaza con "subir las retenciones o poner cupos" a la exportación de productos alimenticios para frenar una escalada de precios.

En Casa Rosada no se tardó en responder el pedido de reunión solicitada por la Mesa de Enlace. La reunión con el mandatario está prevista para 15.30 y están convocados los dirigentes de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y Sociedad Rural Argentina (SRA).

Lo que se está diciendo

Las entidades del campo no quieren saber nada de aumento de retenciones ni de cupos a las exportaciones de productos primarios. Los catorce puntos de la propuesta que llevarán mañana, según dejaron trascender tras la confirmación del conclave con Fernández, apuntan a cómo estimular la producción y reducir costos que afectan su precio en góndola.

La reunión pactada será "con el objetivo de hablar sobre nuestras propuestas y aclarar las dudas que aun hoy pueda tener el presidente sobre nuestro sector", coincidieron las entidades tras insistir que en la actividad "incide ínfimamente en el precio final de los alimentos".

Las entidades del campo también pidieron revisar las distintas cadenas para constatar dónde se generan las distorsiones de precios, "que desde hace años suceden, en detrimento de productores y consumidores".

Al respecto propusieron al Gobierno "eliminar o reducir esos impuestos –incluso en forma segmentada si lo quisiera- que fijar nuevas alícuotas o cupos a la exportación" y afirmaron: "De avanzar en este sentido errado, se desataría un nuevo conflicto con el campo", amenazaron.

En apoyo a las agroexportadoras

Llevando agua para su estanque, la oposición salió a apoyar a la patronal agraria y apuntó contra los dichos de Fernández. "Pedirles a los productores que resuelvan el tema de la inflación es un desatino", ya que "los productores no son formadores de precio", dijo el diputado nacional por Entre Ríos Atilio Benedetti, integrante del interbloque de Juntos por el Cambio.

Su compañero de banca, el ex ministro de Agroindustria durante el macrismo, el formoseño Ricardo Buryaile también se sumó a la defensa de los agroexportadores. "Les dice a los productores agropecuarios que le traigan una propuesta o si no va a tener que subir los impuestos, lo primero que uno le tiene que decir es que no es una invitación al diálogo, sino una amenaza", esgrimió el diputado.

Escenario de conflicto

La convocatoria del mandatario a los ruralistas se da también en momentos en que el Gobierno nacional comenzará una instancia de diálogo con sectores empresariales y sindicales en procura de alcanzar acuerdos que tengan como premisa lograr la mejora real de los salarios por sobre los precios.

Ayer, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, también se refirió al tema al asegurar que el diálogo con los representantes de la agroindustria no significa "resignar ninguna herramienta" del Estado.

"Acá no se busca demonizar a nadie, no se dice que el campo es culpable de nada, todo lo contrario, estamos dialogando. De ninguna manera está cerrado el diálogo, sino que buscamos soluciones", explicó Kulfas al señalar que "en los últimos dos meses se vivió un proceso de incremento muy fuerte de los precios internacionales de los productos agrarios".

La semana pasada, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, deslizó que el Gobierno podría analizar una suba de retenciones a las exportaciones agropecuarias para frenar el incremento de precios en los alimentos. "No tenemos tantas herramientas y tenemos que usar todo lo que tengamos. Nosotros apostamos al diálogo", dijo la funcionaria en declaraciones periodísticas.

El presidente de CRA, Jorge Chemes, sostuvo ante esas declaraciones que "para un sector del Gobierno, el campo es el enemigo", al rechazar enfáticamente la posibilidad de que se incrementen las retenciones. "Se busca un escenario de conflicto, porque de alguna manera se quieren tapar problemas importantes que atraviesa el país", enfatizó el dirigente.   |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig