El salario no es ganancia – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.681 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Opinión |El salario no es ganancia

Fabián Medina - Economista y Tributarista
Opinión
Fabián Medina - Economista y Tributarista
Opinión

En el transcurso de estos últimos días y como consecuencia de la reunión que mantuvo en Casa de Gobierno el Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Sergio Massa, envió con el aval del Presidente Alberto Fernández e incorporó en el tratamiento de las sesiones extraordinarias a concluirse el 28 de febrero próximo, el Proyecto de Ley modificando los Mínimos No Imponibles del Impuesto a las Ganancias.

El mencionado proyecto, incorpora teniendo en cuenta el sentido correcto de la Ley origen en cuanto al salario cobrado efectivamente por el trabajador, contra lo que se tomaba mínimamente en los últimos 8 años, que era el sueldo antes de aportes.

Dicho salario pasa en los trabajadores activos de $75.000 a $150.000 para los solteros y de $98.000 a $173.000 para los casados con hijos, mientras que los jubilados y pensionados pasan de $75.000 a $153.000 en mano. Esto significa una baja de 1.267.000 contribuyentes, o sea que de 2.300.000 personas que pagan el impuesto, pasarán a cerca de 1.100.000 personas a pagar desde las liquidaciones a realizarse a partir del momento que salga promulgada la Ley.

Eso quiere decir que en la liquidación 2020, que se debe realizar aproximadamente en agosto, bajarán la cantidad de autónomos que también lo pagan. Como en los trabajadores en relación de dependencia la AFIP deberá instrumentar los reintegros pertinentes al año 2020 que debería ser rápido y efectivo como en el caso de la percepción del 35% correspondiente al impuesto a las ganancias por compra de moneda extranjera (dólares, euros, reales) desde el 15 de septiembre de 2020 a la fecha.

Esto prevé el viejo principio por el medio del cual se vuelve al origen en 1.949 cuando se implantó la 4º categoría del impuesto en cuestión -aunque sea parcialmente-, que lo pagarían únicamente aquellos que se consideraban dueños de empresas y poseían un salario dentro de sus firmas para evitar pagar el tributo. 

Esta modificación -la cual vengo expresando en mis publicaciones desde cerca del 2010 a la fecha- genera mayor consumo en la economía, tanto por los que dejan de pagarlo y de aquellos que van a recibir el reintegro del exceso descontado como del viejo apotegma que EL SALARIO NO ES GANANCIA.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig