«Vivir con lo nuestro» por 18 meses, Pablo Moyano conducción y de albañiles públicos sin obras privadas – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.493 CASOS NUEVOS Y 135 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Pasos perdidos weekend |"Vivir con lo nuestro" por 18 meses, Pablo Moyano conducción y de albañiles públicos sin obras privadas

Alberto Vitalio, periodista de suelas gastadas en pasillos, despachos y cafés, en dialogo con el informante. ¿"Vivir con lo nuestro" por 18 meses? ¿La CGT, el nuevo problema de Alberto? ¿Se despertó la construcción, pero no las constructoras?
Negocios
Negocios

-Alberto Vitalio: Dígame Informante, ¿Volvió el "Vivir con lo nuestro” de Aldo Ferrer, ¿pero por 18 meses?

-Informante: La vieja frase y teoría de quien fuera uno de los pensadores económicos que más escuchaba Néstor Kirchner, Aldo Ferrer, se impone. La realidad indica que, desde el 30 de abril, cuando Alberto intento desplegar el "gran acuerdo nacional de pandemia", el acceso libre a la compra de dólares se fue restringiendo de la mano de la caída de la actividad económica. En los hechos, Alberto les hablo con el corazón a los empresarios, que le contestaron con la billetera. Todo el armado de política económica que le planteo a los empresarios, basado en un esquema de incentivos financieros, terminó por desalentar la exportación, incitaba a adelantar importaciones y facilitaba el apalancamiento en pesos para cancelar obligaciones en dólares. Todo fracaso: el superávit comercial de 11.552 millones de dólares generado por la crisis productiva y por el cepo al turismo producto de la pandemia, igual siguió dejando sin dólares al Banco Central y las reservas cayeron en 3.400 millones en lo que va del año. Por eso todos miran los silencios del Banco Central como cómplices: los dos fondos de EEUU que más deuda tienen después de Blackrock, Templeton y PIMCO, ya habían advertido en agosto, cuando el dólar CCL rondaba los $135, que las nuevas licitaciones en pesos no le interesaban y que se quería ir. Tenían 2.100 millones de dólares en septiembre listos para irse a través del MEP y el CCL y nadie los paró en el BCRA. El enojo de Guzmán fue tal por lo que hizo Pesce que le intervino el BCRA en los hechos y empezó a vender bonos bajando el CCL desde el récord de $178 hasta los $150, ofreciéndole bonos en pesos con colocaciones atadas al dólar oficial a los grandes fondos. Los 1.600 millones de dólares en bonos dólar linked (un seguro de cambio a una tasa nula), le logro bajar el tipo de cambio oficial, pero solo por 18 meses cuando venza el bono. Después, lo que pase es una incógnita.

-AV: ¿Pablo Moyano, el próximo secretario general de la CGT?

-I: En la comparación interanual, la contracción del salario fue de 6,2%. En la CGT, Acuña, hombre de Barrionuevo, ya está del lado de la oposición "guardia de hierro" y Daer, el último albertista, esta contra las cuerdas. Las bases de la CGT lo quieren a Pablo Moyano. Pero no es una cuestión ideológica solamente: la destrucción de empleos llego a los 3.750.000 a lo largo del segundo trimestre del año. No hay generación de empleo y eso lo saben los sindicalistas. En ese contexto, la carta de CFK fue leída por los gremialistas como una forma de marcarle la cancha a Alberto. Y los gremios más combativos ya tienen la pintura lista para remarcar el área chica. Los más malos dicen que la pintura la pone Máximo Kirchner y los pinceles Sergio Massa. Pero eso son habladurías, nada más.

-AV: ¿Despertaron los albañiles, pero duermen las cementeras?

-I: Eso es lo que dice el dato oficial. De acuerdo a la información oficial formal en la construcción del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC) se despertó la obra pública en las 24 provincias. Igual todavía es un "serrucho" el sector: agosto marcó un repunte del 1,5% mensual, en julio, retrocedió 1,4% después de la mejora del 1,3% de junio. Lo que sí es verdad que el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, se anotó otro poroto en el gabinete de Alberto: con estos datos unos 272.629 trabajadores estuvieron ocupados en el sector de forma registrada y así el volumen regresó a los valores que tenía en al finalizar el primer semestre, cuando había tenido su primera variación positiva respecto al mes anterior en quince meses. Si se toma en cuenta que por cada trabajador en blanco en la construcción hay uno en negro, son casi 500.000 personas que volvieron a trabajar. Igual la baja interanual continúa por arriba del 30%, y esto se explica porque siete de las constructoras más grandes del país -de las cuales algunas, producto de la "causa cuadernos", tuvieron a parte de su directorio presos- dice que con un dólar así de inestable no pueden llevar adelante ningún plan de negocios y no contratan gente aún. Muchas de ellas tienen excelente relación con el intendente gobernador, Horacio Rodríguez Larreta.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig