Verde, pero quizás no limpio – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.510 CASOS NUEVOS Y 153 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Verde, pero quizás no limpio

Negocios
Negocios

Durante años, el fabricante intentó hacer lo correcto por el medio ambiente. La firma reveló los riesgos ambientales potenciales de sus productos y sus esfuerzos para reducirlos con el tiempo. Utilizaba energía solar en sus fábricas. Incluso plantaba árboles en su comunidad. Las agencias externas de calificación calificaron a la firma y su junta directiva como líderes en administración ambiental. 

Pero luego, un día, una máquina defectuosa en la fábrica de la compañía se incendió y el fuego devastó toda una ciudad. Era un riesgo ambiental que ni la gerencia de la empresa ni su junta directiva habían pensado jamás. Incapaz de cubrir los daños causados ??por el incendio, se declaró en bancarrota.

El modelado de riesgos ambientales, ¿ausente en las juntas directivas?

El modelado de riesgos ambientales (oportunidades, en realidad) no suele estar en la mente de la mayoría de los directores cuando se unen a sus juntas directivas respectivas. Sin embargo, durante el año pasado, descubrieron que identificar los desafíos ambientales, sociales y de gobierno (o ESG) se ha convertido en un tema de la agenda cada vez más importante.

"Las juntas han estado tan enfocadas en las finanzas que tienen que ser más conscientes de estos otros riesgos, incluso si son de partes del negocio que no generan ingresos", plantea Tierney Remick, vicepresidente de la Junta Directiva y CEO services de Korn Ferry.

Pero los directores le dicen a Korn Ferry que no están seguros de qué preguntas hacer; y mucho menos qué tipo de orientación debe proporcionar la junta. "Todo el concepto de ESG es nuevo y las juntas definitivamente aún están tratando de resolverlo", admite Joe Griesedieck, quien también es vicepresidente de la práctica de Servicios de la Junta Directiva y CEO de Korn Ferry. 

La presión para considerar los problemas de ESG proviene principalmente del público, que está cada vez más consciente de los problemas potenciales con el cambio climático; y de los inversores institucionales, que desean tener una mejor idea de si las empresas tienen una comprensión de los problemas potenciales.

En su informe de 2018 sobre administración de inversionistas, el gigante de activos Vanguard declaró que existe un consenso creciente en la comunidad de inversionistas de que ciertos asuntos de ESG pueden afectar significativamente el valor a largo plazo de una compañía. Pero Vanguard, que gestiona $ 1.6 billones en todo el mundo, admite que hay varias formas en que las empresas pueden abordar ESG, particularmente cuando se trata de divulgación.

Si las normas vendrán en un futuro cercano está en discusión. En octubre de 2018, un grupo de fondos de pensiones que administraban un total de $ 5 billones en activos solicitaron a la Comisión de Bolsa y Valores (Securities and Exchange Commission) que instara a las empresas públicas a divulgar de manera uniforme la información de ESG. Pero en marzo, el director de la división de finanzas corporativas de la SEC, William Hinman, dijo durante una audiencia que prefería que el mercado, no el gobierno, liderara el camino en materia de divulgación y otros temas relacionados con los ESG.

¿Cómo abordar los desafíos ESG?

A falta de estándares, Remick recomienda que los directores puedan, como mínimo, averiguar quiénes son todas las partes interesadas de la empresa e indagar qué es lo que realmente les importa.

El otro paso que pueden tomar las juntas es incorporar los problemas de ESG en su revisión ordinaria del negocio.

Los directores que rutinariamente cuestionan la administración sobre temas y estrategias financieras también deben agregar consultas sobre los desafíos ambientales y de sostenibilidad.

Una vez que obtienen esas respuestas, los directores pueden asesorar a la gerencia sobre cómo integrar los riesgos relacionados con ESG en diversos aspectos de la organización, como la planificación estratégica, las comunicaciones de los interesados, los presupuestos e incluso las estructuras de incentivos para los empleados.

"Los inversores ahora quieren saber cómo manejan su negocio, pero también exigen conocer cómo se gestionan los problemas no relacionados con los ingresos", resalta Greisedieck. Y cierra: "Las juntas deben incluir algún tiempo en la agenda con la administración de ESG, preguntar cómo estamos y, al menos, preguntar si debemos hacer más".

Fuente: Korn Ferry

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig