Un dólar zanahoria para el campo, el impuesto a la riqueza va a las góndolas y el nuevo cuento chino – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.681 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Pasos Perdidos |Un dólar zanahoria para el campo, el impuesto a la riqueza va a las góndolas y el nuevo cuento chino

Alberto Vitalio, periodista de suelas gastadas en pasillos, despachos y cafés, en dialogo con el informante. ¿Se viene el "dólar zanahoria " para suspender las retenciones y que los sojeros liquiden divisa? ¿Y si el impuesto a la riqueza se traslada a las góndolas? El "gran salto adelante" trumpista para reconstruir la economía ¿un plan Marshall maoísta o un cuento chino?
Negocios
Negocios

-Alberto Vitalio: ¿Cómo le va Informante? Le traslado la pregunta que se hacen todos (y todas). Si siguen los problemas con los dólares para el gobierno ¿se viene la suspensión de las retenciones y un "dólar zanahoria" hasta fin de año?

-Informante: La cuestión es simple: sin "soja dólares" no hay paraíso. Y menos en un país con una económica bimonetaria. En el BCRA están preocupados, y en el palacio de Hacienda, más todavía. A todos los preocupa que después de dos semanas del endurecimiento del esquema de control de cambios, no se sólo no pudo frenar la caída de las reservas internacionales y reducir la brecha, sino que encima se aceleró la salida de depósitos en dólares del sector privado. Pero esto no empezó ahora, desde las PASO de 2019 a septiembre de este año, los depósitos del sector privado en USD cayeron u$s15.600 millones. El gobierno quiere recuperar parte de esa salida de dólares haciendo que los productores liquiden los 18,4 millones de toneladas de soja en silobolsas, que es casi el 37% de la producción total de la cosecha 2019/20 y que ahora se acerca a los 400 dólares la tonelada en el Mercado de Chicago. Si lo venden, son casi unos 7.400 millones de dólares. Con eso Pesce y Guzmán podrían dormir mejor. Y Alberto y su equipo político empezar a dar otras batallas. Pero el dólar y la soja siempre estuvieron unidos en los últimos 20 años. La soja paga un 33% de retenciones a las exportaciones y es el ingreso más grande del tesoro. Pero lo que es bueno para las arcas públicas no suele serlo para los privados. En rigor, el dólar soja para los productores es de 53 pesos. En el mercado blue el dólar cotiza por arriba de los 145 dólares. Y si hace lo pensamos en precio de la soja: venden a 380 dólares la tonelada, pero se llevan 120 dólares. Por eso en el gobierno están pensando dos cosas: suspenderle parte de la retención hasta diciembre para que liquiden. El lunes se reunieron con entidades del campo. Les dijeron que podrían bajarle a 27% las retenciones. En el campo le pidieron sacarles 15 puntos porcentuales hasta diciembre. La discusión parece empantanada.  

-A.V.: Pero entonces ¿la pelea es solo con los sojeros? Si es así no es tan grave la cosa ¿o hay otra cosa?

-I: Esa es una de las peleas. La otra se va a dar en las góndolas. Los supermercadistas más grandes del país ya le avisaron al gobierno que si tienen que pagar el impuesto a la riqueza, lo que pierdan lo van a pasar a la remarcadora de precios. Afirman que no puede ser que las dos tres cadenas más importantes, una chilena, otra de EEUU y la última francesa no pagan nada. Hay indignación. "Ellos no pagan nada y nosotros la tenemos que poner" dicen que bramó la semana pasada Alfredo Coto. Después de todo es natural la bronca de Coto con el gobierno: a pesar que tiene una fortuna cercana a los u$s1100 millones y lo que deberá pagar en impuestos no es tanto, con Mauricio Macri, el propietario de la mayor cadena de retail argentina fue el empresario que más capital logro blanquear gracias a la amnistía tributaria instaurada por el ex presidente: 7.000 millones de pesos. Algo que lo hará agradecérselo toda su vida. Pero lo cierto que, aunque dice que conoce mucho a la gente, es probable que no sea tan así: uno de los más importantes supermercadistas de la Patagonia: Eduardo Costa, dueño de la cadena Hipertehuelche, deberá desembolsar unos $13 millones para pagar el tributo a la riqueza. Sin embargo, dicen los que lo conocen que el senador de Santa Cruz, que a fines de 2019 declaró bienes por $ 662 millones, el triple que el anterior período, está más preocupado por los pedidos que le hizo en el divorcio su ex mujer durante 12 años, la diputada del Parlasur y talibán "Lilita", Mariana Zuvic, que de acuerdo a rumores del mercado le comprometió las operaciones en Chubut, Río Negro y Tierra del Fuego. Una ex mujer enojada, parece que es más peligrosa que la AFIP, afirman que la Asociación Supermercados Unidos (ASU), que reúne a los supermercados más grande del país. Pero no solo un ex esposa puede ser difícil para la contabilidad de un negocio de grandes superficies. También un pariente en el gobierno. Así lo repite a quien quiera escucharlo Federico Braun, presidente de Supermercados La Anónima, familiar del ex hombre poderoso del macrismo, Marcos Peña Braun y tío del ex secretario de Comercio, Miguel Braun. "Nunca nos fue peor que con el macrismo" dice a quien quiera oírlo. Quizás tenga razón: el balance de "La Anónima" en 2019 fue perdidoso por $846 millones en el peor ejercicio de su historia. En 2020 afirman que, por la pandemia, la perdida habría sido peor, pero no mucho. Otro más de los beneficiados, como todos los colegas de su rubro, de la demanda agregada que causo el IFE y otro programa.  

- A.V: ¿Y en este escenario quién nos salva? ¿Una buena cosecha, EEUU o China?  

- I: Mire, yo empezaría a mirar más a Shanghái que a Washington. No se olvide que Alberto Fernández hablo con Xi Jinping ayer 45 minutos y lo invitaron a ir a China cuando termine la pandemia. Los chinos ya arrancaron a producir hacer rato y quieren vender sus productos. Necesitan dos cosas: mercado y materias primas. Los dos se lo damos nosotros. Aparte no se olvide de una cosa: el gobierno de Mauricio Macri firmó en 2017 su adhesión al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII). El mes que viene el BAII cumple siete años y Xi Jinping lo estableció con el propósito de financiar el desarrollo de infraestructuras tecnología y financiamiento. Los chinos quieren a la Argentina como un miembro pleno de la Ruta de la seda, que formalmente se llama La Franja o BRI (Belt and Road Initiative), que pretende unir a China con todo el mundo y desafía el poder global de EEUU. Cristina Fernández ya le hizo hablar a José Luis Gioja y Jorge Taiana en un seminario del Partido Justicialista con el PC Chino vía zoom. El BAII ya está metido en negocios en provincias que no están conducidas por peronistas, como la obra del parque fotovoltaico Cauchari en la provincia de Jujuy y las represas en construcción en el distrito patagónico de Santa cruz. Una apuesta fuerte del gobierno de Alberto, que seguro tendrá costos en lo geopolítico y en el cual deberá ser tan cuidadoso como al jugar a los palitos chinos.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig