Las empresas receptivas crean crecimiento y valor a través del Capital de Inteligencia – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

Coronavirus en Argentina: confirman 20.461 casos y 248 muertes en las últimas 24 horas

 

Las empresas receptivas crean crecimiento y valor a través del Capital de Inteligencia

Negocios
Negocios

Es más difícil que nunca para las empresas lograr y mantener el crecimiento. Las ganancias están disminuyendo, los mercados están cambiando. Los nuevos mercados surgen en unos días en lugar de décadas, mientras que los mercados establecidos se están interrumpiendo de la noche a la mañana. Las barreras de entrada son menores debido a las innovaciones tecnológicas, el enfoque en los servicios y los cambios en la definición de "producto".

Hoy en día, más del 80% del valor de mercado de una empresa se define por sus activos intangibles, el valor de mercado percibido de sus marcas en lugar de sus activos físicos. La única forma de aumentar el valor de la marca es responder a las necesidades de los clientes y las partes interesadas mejor y más rápido que cualquier otra persona.

Ser un negocio receptivo significa comprender profundamente sus mercados actuales y monitorearlos de cerca para buscar oportunidades para satisfacer mejor sus necesidades y amenazas de interrupción. Significa escanear su entorno con regularidad para identificar nuevos clientes y mercados que puedan generar nuevas fuentes de ingresos. Y significa que se moviliza para responder rápida y eficazmente a estas oportunidades y riesgos. La capacidad de respuesta es fundamental para proteger y generar valor comercial y cambia la forma en que las empresas invierten para crecer.

Para convertirse en un negocio receptivo, necesita invertir en Inteligencia

Para comprender su entorno operativo y convertir la información en acción rápidamente, necesita datos, información y análisis. Olvídese del capital físico: la capacidad de recopilar, analizar, interpretar y actuar sobre la inteligencia es ahora la ventaja competitiva más importante que una empresa puede desarrollar. La inteligencia crea valor financiero y, por lo tanto, debe considerarse como una forma de capital.

Definimos "Capital de inteligencia" como "un activo de conocimiento integral junto con la capacidad de usar ese activo para identificar y activar oportunidades de crecimiento".

Implica invertir tanto en la recopilación y organización de la información relevante necesaria para la toma de decisiones, como en las habilidades y experiencia. necesario para implementarlo de manera efectiva, creando tanto un activo como una capacidad.

El activo de conocimiento debe informar el monitoreo del mercado actual y potencial para oportunidades de crecimiento y el desarrollo de las actividades que utilizará para capturar esas oportunidades.

Para ayudar a las empresas, hemos creado el "Marco de inteligencia de capital" (escrito por Andrew Curry y Julie Kollman).

Tiene tres componentes:

1. Inteligencia estructural 

Los datos y el conocimiento (el activo de conocimiento) se utilizan para revelar oportunidades de ingresos. Esto le ayuda a comprender sus mercados actuales y buscar nuevas fuentes de ingresos.

2. Inteligencia de activación

Los datos y la información utilizados para desarrollar y validar actividades para capturar esas oportunidades de ingresos (por ejemplo, desarrollo y prueba de comunicaciones, NPD, minoristas o estrategias de clientes). Este activo de conocimiento alimenta la capacidad de responder al mercado de forma más rápida y eficaz.

3. Inteligencia humana

La capacidad de convertir ese activo de conocimiento en acción. A medida que los datos aumentan tanto en volumen como en complejidad, las habilidades y capacidades necesarias en el negocio cambian. La organización de hoy necesita experiencia en investigación de clientes, ciencia de datos, análisis, psicología / comportamiento humano y tecnología, así como perspicacia comercial, participación de los interesados ??y habilidades de influencia.

Estos tres componentes de Intelligence Capital son esenciales y juntos crean valor financiero en:

Desbloqueo de nuevas fuentes de ingresos: Inteligencia estructural identifica las nuevas oportunidades, mientras que la Inteligencia de activación garantiza que la empresa las capture de manera efectiva.

Fortalecimiento del valor de la marca: Las marcas con un sólido patrimonio son menos susceptibles a la competencia y pueden cobrar precios más altos, creando flujos de ingresos más estables y rentables.

Aumentar la velocidad de comercialización: Está bien comprobado que aquellos que son los primeros en comercializar acumulan y tienen más participación, al menos hasta que el mercado se vea afectado. La velocidad de comercialización también reduce los costos de desarrollo y mejora la capacidad de la empresa para pronosticar con precisión los resultados, lo que se traduce en un menor riesgo.

Mejora del ROI: Esta es la forma de generación de valor a la que se accede más fácilmente y puede ser un primer paso crítico para cambiar la conversación en torno a la inversión en inteligencia, ya que la línea entre la inteligencia y el beneficio financiero es clara. La inteligencia es una inversión, no un costo. El nivel de inversión en datos, investigación y análisis debe compararse con la cantidad de valor que creará.

¿Qué define un negocio sensible y alimentado por inteligencia?

La inteligencia está integrada en los procesos de toma de decisiones: Desde la estrategia hasta la activación y la corrección del curso. La información debe estar disponible y fácilmente disponible para el negocio, no dentro de un solo grupo.

La inversión en datos y conocimiento está constantemente vinculada al valor creado:. Las solicitudes de inversión se presentan a la luz del valor de la decisión que la inteligencia apoyará. Igualmente importante, el negocio revisa las inversiones que ha realizado para documentar el impacto que la inteligencia proporcionó.

La inversión en los activos de conocimiento está alineada a las necesidades del negocio: Una empresa en una categoría de crecimiento lento tendrá que invertir más en inteligencia estructural, mientras que una que intente capturar el crecimiento puede invertir más en inteligencia de activación.

Gente:Personas con las habilidades adecuadas, visión para los negocios y habilidades de influencia para impulsar el cambio. Los mejores datos del mundo no pueden tener un impacto si se sientan en una base de datos, se debe utilizar para crear valor.

El camino hacia el crecimiento es convertirse en una organización receptiva impulsada por la inteligencia. Una organización que aprende más rápido que los cambios del mercado y más rápido que sus competidores. Una organización que actúa rápidamente y con más impacto.

La capacidad de respuesta es el vehículo para el crecimiento de las empresas hoy en día. Y el capital de inteligencia es el combustible.

Lea el reporte completo aquí.

Fuente: Kantar UK

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig