‘Jedi Blue’: el curioso acuerdo secreto que firmó Google con Facebook y salió a la luz – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.681 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

¿Jaque Mate? |'Jedi Blue': el curioso acuerdo secreto que firmó Google con Facebook y salió a la luz

En medio del escándalo que se generó a nivel mundial a raíz del anuncio de WhatsApp sobre su última actualización, se conoció el trasfondo de una alianza entre las dos gigantes para tener un control total sobre el usuario.

En los últimos días, la compañía propiedad de Facebook, WhatsApp, fue el blanco de una serie de críticas a nivel mundial. ¿Cuál fue el motivo? La compañía informaba que, cuando se llevara a cabo la última actualización de la aplicación de mensajería, WhatsApp comenzaría a compartir con Facebook datos de los usuarios.

Esto generó un estallido global de los usuarios. El descontento no sólo se manifestó en las redes sociales -siempre Twitter por excelencia-, sino que se tradujo también en números: más de 25 millones de personas abandonaron WhatsApp y migraron a Telegram.

WhatsApp intentó contener la situación por Twitter y publicó: “Queremos abordar algunos rumores y ser 100% claros: continuamos protegiendo tus mensajes privados con encriptación de punto a punto”. En los intentos por reforzar su idea, la empresa también agregó que “la actualización de la política de privacidad no afecta la privacidad de sus mensajes con amigos y familiares”.

Es difícil saber si con un hilo de tweets WhatsApp  pudo finalmente inyectar confianza en millones de usuarios. Parece un poco improbable. Lo importante a destacar a raíz de esta situación es lo siguiente: ¡esto es sólo la punta del iceberg!. 

Mientras todo esto sucedía, en Estados Unidos se daba a conocer un acuerdo secreto que habían entablado Google y Facebook. Se filtraron detalles confidenciales que dejaron al descubierto que en internet nada queda librado al azar.

De qué se trata el pacto secreto y cómo puede afectarte como usuario

Allá por 2017, la compañía fundada por Mark Zuckerberg estaba trabajando para salir a competir a Google en los espacios publicitarios para páginas web, un área que el buscador domina de manera absoluta sin ningún tipo de competencia -por ahora-.

Mágicamente, unos años más tarde, Facebook comenzó a integrar una alianza entre varias empresas -lideradas por Google- que se proponían buscar un nuevo método para vender espacios publicitarios. ¡Algo insólito! Google viendo cómo cambiar un método que domina completamente y le genera ganancias exorbitantes. 

No todo lo que brilla es oro. The New York Times reveló que “esa alianza” entre empresas funciona como una suerte de pantalla para encubrir un acuerdo global entre Facebook y Google de no competir entre sí. El medio estadounidense tuvo acceso a varios documentos que fueron presentados como prueba en la demanda que varios fiscales de EE.UU habían hecho contra Google por monopolio a finales del año pasado. 

Eso no es todo.

Este pacto, cuyos detalles salieron ahora a la luz, también le daría una ventaja competitiva a la compañía de Zuckerberg. Está claro cuál fue su postura: 'Si vos no querés que compita contra vos, yo no compito pero ¿qué gano a cambio?'. Así, señores y señoras, nació lo que se llama 'Jedi Blue'.

Jedi Blue

El acuerdo entre las gigantes se centra en la publicidad programática. ¿Qué es esto? Cuando el usuario hace clic en un enlace para ingresar a un sitio web, desde que clickea hasta que se abre la página con las publicidades cargadas en ella, se produce una serie de subasta. Esa subasta no es más que Google aplicando una serie de algoritmos para decidir qué publicidad se muestra y cuál no. Sobre esto, Google tiene un domingo oligopólico pero, como parte del acuerdo, le entregó a Facebook una serie de ventajas.

¿De qué se tratan esas ventajas? En primer lugar, más tiempo para ofertar por los anuncios. También acuerdos de facturación directa con las webs y soporte de Google para entender las audiencias publicitarias. Por su parte, Facebook se comprometió a ofertas, por lo menos, el 90% de las subastas de anuncios y prometió gastar, por lo menos, 500 millones de dólares al año. 

El resto de las empresas que conforman esta alianza liderada por Google también recibieron jugosos beneficios. Más que una alianza en pos de mejorar y equilibrar el sistema de venta publicitaria, es una alianza para silenciar la competencia y asegurarse que las condiciones del mercado no cambien.

Como bien dice algunos párrafos atrás: lo de WhatsApp es sólo la punta del iceberg. Lo que sucede entre la app de mensajería y Facebook, o entre esta última y Google -con el 'Jedi Blue'- es un llamado de atención para el usuario. No importa por dónde te muevas, qué aplicación dejes de usar o hacia dónde migres. La pregunta es: ¿se pueden cambiar las reglas del juego?

Por el momento, Google y Facebook -agarrados de la mano- seguirán decidiendo qué ves y qué no ves cuando navegues por internet. Si el usuario puede aceptar su suerte, las cartas ya están echadas.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig