Federico Ogue: “El `dólar digital´ funciona como una buena puerta de entrada al ecosistema cripto” – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

EL GOBIERNO CONFIRMÓ EL EMBARAZO DE LA PRIMERA DAMA FABIOLA YAÑEZ

 

La fintech que levantó US$ 11 millones |Federico Ogue: “El `dólar digital´ funciona como una buena puerta de entrada al ecosistema cripto”

El CEO de Buenbit asegura que las monedas digitales dan retornos “muy superiores” a los de las finanzas tradicionales y que serán centrales en transacciones cotidianas como ahorro, pago y créditos, más allá de la especulación financiera. La fintech cripto apunta a llegar a 650 millones de latinoamericanos.
Ana Belén Ehuletche
Entrevistas
Ana Belén Ehuletche
Entrevistas

Los mismos factores que alimentan la ola de tecnología financiera de América latina, entre ellos, problemas de acceso a bancos y la necesidad de enviar y de recibir remesas, son también los que están impulsando patrones únicos de uso de criptomonedas más allá de la inversión especulativa común en otras regiones, según un estudio de Chainalysis

Para responder a la necesidad de los usuarios cripto que no dejan de crecer y de necesitar más y mejores servicios, Buenbit, la fintech cripto que levantó una primera ronda de inversión de US$ 11 millones, apunta a consolidar su presencia en América latina y se posiciona entre los principales “players” para la inclusión en la criptoeconomía de la región.

La plataforma creada en 2018 para facilitar el acceso a las criptomonedas, recientemente lanzó operaciones en Perú y acaba de recaudar una cifra récord en lo que respecta a Series A de compañías cripto en la región, de la mano de Libertus Capital y otros 12 inversores internacionales. “El objetivo de esta ronda de inversión es consolidar a Buenbit como player principal de la industria cripto a nivel regional”, contó Federico Ogue, CEO y cofundador de Buenbit. 

Además, explicó que les permite seguir sumando talento al equipo de trabajo. “Estamos armando un dream teampara construir la aplicación cripto líder del futuro para Latinoamérica”, dijo Ogue a N&P y explicó que buscan que “todos los usuarios de la región puedan aprovechar los beneficios que ofrecen las criptomonedas de una manera simple, transparente y segura”.

En un plan de expansión ya en marcha, para fines de 2021 la empresa planea estar 100% operativa en PerúColombiaBrasil, y se prepara para superar el millón de usuarios registrados, lo que representa un crecimiento superior al 200 por ciento.

“Vivimos en una región que padece a diario flagelos como la alta inflación, devaluaciones periódicas, altos costos transaccionales, inseguridad (policial y jurídica) o falta de herramientas de ahorro e inversión fácilmente accesibles”, describió Ogue para destacar que “las criptomonedas —en particular, las stablecoins— y el mundo de las finanzas descentralizadas (DeFi) contienen elementos de respuesta muy potentes a cada una de esas problemáticas”.

Sin embargo, reconoce que, para el gran público, siguen siendo algo desconocido, “críptico, de difícil acceso”, dice y confirma que Buenbit apunta a ser un puente entre esta revolución tecnológica y los 650 millones de latinoamericanos. 

—¿Cómo surgió Buenbit y cuál fue la clave para avanzar con la regionalización en plena pandemia?

Buenbit surgió a partir de que, en 2017, detectamos la necesidad de un sitio confiable para la compra-venta de bitcoin. Amigos y familiares habían comenzado a interesarse cuando bitcoin escaló a casi 20 mil dólares, y decidimos desarrollar un sitio web para que los argentinos pudieran comerciar de manera fácil y rápida criptomonedas. La idea era dar acceso a un mercado nuevo y que cualquier persona física o jurídica pudiese operar en una plataforma de manera sencilla, transparente y segura.

Con la pandemia, fuimos testigos de una fuerte adopción de tecnologías digitales, y esto explica en parte el avance que han experimentado los criptoactivos como alternativa de ahorro e inversión. Una de las grandes ventajas es que permiten posicionarse en moneda dura sin las limitaciones que rigen para el mercado cambiario. 

¿Qué análisis hacés del boom de las criptomonedas en la región y en Argentina particularmente?

En la Argentina particularmente, ha ganado popularidad el DAI, una stablecoin que tiene una cotización ligada al dólar estadounidense y que, a su vez, cuenta con todas las ventajas de las criptomonedas. Muchos argentinos se volcaron a adquirirla, y la razón es que en este país rige un cupo máximo (para compra) de hasta 200 dólares mensuales. Esto se conjuga con tasas de interés en pesos argentinos de bajo rendimiento y una histórica preferencia de los argentinos por el dólar. Entonces, para los usuarios nuevos de criptomonedas, DAI funciona como una buena puerta de entrada al ecosistema.

Además, son muchas las ventajas de este "dólar digital" vs el dólar físico. El dólar físico demanda de una logística monstruosa, desde el papel necesario para imprimir con tala de árboles incluida, metales necesarios para las monedas, hasta el traslado del dinero. Es muy ineficiente por la cantidad de recursos que se necesitan. En adición, el papel se deteriora, es sucio, puede transmitir enfermedades, etc. El dinero digital (y las stablecoins en particular) da el beneficio de poder operar desde cualquier lugar con un dispositivo como un teléfono/laptop, a cualquier hora cualquier día; es accesible para todas las personas que tengan un smartphone y señal de internet, y tiene liquidez inmediata.

Esto, con el confinamiento, tomó especial relevancia contra el dólar blue, por ejemplo, que además de ser ilegal requiere de movilizarse, de tener una cueva de confianza, existen problemas como la diferencia con el “dólar caro chica” y “cara grande”, la posibilidad de que sean falsos, etc. Y otro de los beneficios importantes que podríamos también mencionar es que las cripto permiten el acceso a las finanzas descentralizadas (DeFi), que ofrecen retornos muy superiores a las finanzas tradicionales.

—¿Qué expectativas genera el negocio y cuál crees que es la tendencia?

Vemos que el ecosistema cripto se consolida cada vez más. Sin duda las criptomonedas y la tecnología blockchain en general llegaron para quedarse. Si vemos el patrón de crecimiento del ecosistema, este demuestra su tendencia alcista a lo largo de los años. A partir de la pandemia, se generó una gran adopción de las tecnologías digitales, y las criptomonedas no fueron la excepción. La realidad nos indica que globalmente la adopción de las criptomonedas a nivel minorista e institucional viene creciendo a pasos agigantados. Y si hablamos de la Argentina en particular, el crecimiento en el último año ha sido exponencial. 

Los casos de uso de esta nueva tecnología se están consolidando, generando nuevos ciclos de innovación, de forma muy similar a lo que sucedió con Internet en la década de los noventa. Se está allanando el camino para convertir a las criptomonedas en una herramienta utilizable en todo tipo de transacciones cotidianas como el ahorro, el crédito, los pagos o las remesas, más allá de la mera especulación financiera.

—¿Qué consejos le podés dar a los que usan criptomonedas por primera vez? ¿cuáles son los riesgos que se corren?

Antes de invertir es indispensable investigar, informarse, entender los conceptos básicos del funcionamiento de las criptomonedas, recordando la importancia de diversificar nuestras inversiones para así reducir el riesgo que implica apostar a la rentabilidad de un solo activo. Siempre la mejor inversión es educarse, invertir tiempo en aprender y no invertir dinero en algo que no se sabe cómo funciona. El ambiente cripto es muy dinámico, cambia literalmente todos los días, y, por eso, es tan importante entender sus fundamentos para luego poder mantenerse actualizado.   |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig