Koi, el modelo argentino de “street food” asiático que crece sin techo – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.260 CASOS NUEVOS Y 25 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Se buscan inversores |Koi, el modelo argentino de “street food” asiático que crece sin techo

El proyecto creado por cuatro amigos amantes de la gastronomía, en 2016, luego de un viaje por Chicago, busca llegar a toda la Argentina y el mundo. Actualmente cuenta con cuatro locales y está próximo a inaugurar su propio centro de producción. La marca se puede explotar desde 10 millones de pesos.
Ana Belén Ehuletche
Emprendedores
Ana Belén Ehuletche
Emprendedores

Con la confirmación de su primera franquicia en el nuevo polo gastronómico del DoHo, en el barrio de Villa Urquiza, Koi, que nació en 2016, cuenta con cuatro locales y está por inaugurar su centro de producción. 

El negocio que fue concebido por cuatro amigos argentinos con una inversión inicial de US$80.000, posee su versión Ramen Bar, con un salón más acotado y una carta orientada principalmente a la sopa tradicional japonesa, que reporta una facturación cercana a los $3.8 millones mensuales

La interpretación argentina del “street food” asiático cuenta también con una versión Local Full -en un espacio de 150 metros cuadrados-, donde se puede acceder a la carta completa, que factura, en promedio, $6.8 millones por mes. 

El emprendimiento gastronómico que reversionó el ramen, los dumplings, los baos y los buns añadiéndole impronta argentina, cuenta con un centro de producción y sistema de logística, lo que le permite a la marca encargarse de elaborar y entregar todos sus productos al franquiciado, disminuyendo considerablemente la inversión en equipamientos y mano de obra mensual. 

"La idea es acompañar al franquiciado desde un primer momento, capacitar al socio emprendedor, dar a conocer en profundidad la esencia y mística de Koi, ver los detalles financieros de la empresa, el producto, nuestro diferencial y todo lo que hace de Koi una propuesta única", dijo a N&P Juan Manuel López, uno de los creadores de la marca junto a Nicolás VisentínDelfina Spadavecchia y Sebastián Guido

–¿Qué evaluaron para traer una propuesta de Estados Unidos a la Argentina? 

La idea surgió en un viaje de ocio, de quienes somos hoy los 4 socios en Koi. Siendo amantes de la gastronomía, una gran parte de ese viaje fue conocer nuevas propuestas que estaban apareciendo. Ahí conocimos el dumpling - trozos de masa, a veces rellenos, que se cuecen en un líquido- y nos enamoramos. Entendimos también que era un producto que, sin duda, tenía mercado en el paladar argentino. Con características de la pasta, con presencia de carnes, con sabores fuertes, sin duda, todas cosas que busca el argentino al momento de disfrutar un plato. La inversión inicial fue de US$ 80.000, que surgieron de los ahorros, en partes iguales, de los cuatro socios.

Viendo que empezaba el boom de la cerveza artesanal, identificamos un nicho disponible en el rubro, por la falta de propuestas gastronómicas que acompañaran esos modelos, por fuera del clásico de la hamburguesa con papas fritas. Ese nicho que identificamos, nos permitía poder competir, con una inversión accesible, y destacarnos dentro de la gastronomía.

–¿Cuál es el público al que apuntan?

El público central son personas de 25 a 40 años, con intereses en moda, gastronomía. Curiosos y amantes del animé también se han transformado en clientes asiduos últimamente. Pero lo que no deja de sorprendernos todos los días, es la variedad de público que recibimos: familias, personas de 50 años para arriba, etc. Tenemos una propuesta, que, a partir de la novedad, de lo diferente, y de la recomendación de nuestros comensales, nos acerca a todo tipo de público.

–¿Cómo fue la experiencia de KOI hasta ahora?

– La realidad es que en nuestro caso, en cuanto a lo comercial, fue una experiencia positiva. Terminamos encontrando un nuevo mercado, a través de un nuevo modelo de negocio, el delivery. Desde un primer momento, las ventas superaron altamente la expectativa, y al cabo de dos meses logramos terminar de organizar éste nuevo sistema.

Operando a través de la app Rappi, ofreciendo también delivery a través de Loveat con nuestra propia logística, y con un packaging que mantiene la fuerza estética de nuestra propuesta, y que también cuida el producto, para mantener la experiencia Koi en casa.

Desde que empezamos a trabajar con envíos, hemos observado siempre un crecimiento en las ventas, que por ahora no ha encontrado techo. Lo que nos llevó a abrir un local en la zona de Belgrano exclusivo para delivery y take away, y muy pronto estaremos abriendo otro en zona norte.

–¿Qué expectativas tienen para este año?

Este año estamos invirtiendo en el desarrollo de un centro de producción de alimentos, donde concentraremos la producción para abastecer nuestros cuatro locales, las futuras, franquicias (de las cuales una, en el DoHo, ya está vendida) y la venta de productos para retail.

Apuntamos a decuplicar, en el plazo de un año, nuestra capacidad de producción, permitiéndonos poder encarar los proyectos de expansión mencionados anteriormente.  Proyectamos poder abastecer, en un plazo de 4 años, una red de al menos 20 franquicias a nivel nacional, además de posicionarnos en las góndolas de las empresas de retail.

La inversión para asociarse a Koi es de $10 millones para el modelo Ramen Bar y de $20 millones para el Local Full, con un retorno pensado en 15 y 17 meses respectivamente, y una rentabilidad aproximada del 20% según indican sus socios.

Los interesados en el sistema de franquicias pueden escribir a franquicias@koidumplings.com, con asunto "Franquicia + (zona franquicia)", y en el cuerpo del mail indicar mayores detalles de la zona de interés, nombre completo, teléfono y horarios para contactar. |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig