La elite argentina y tres historias de herencias mejicaneadas – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

Coronavirus en Argentina: 24.999 nuevos casos y 383 nuevas muertes

 

Los hermanos sean unidos |La elite argentina y tres historias de herencias mejicaneadas

Las disputas entre miembros de las familias Etchevehere, Macri y Mitre, pusieron de relieve la decadencia de un sector de la sociedad que debería funcionar como un faro para iluminar al resto y terminan agarrándose de los pelos por un pedazo de tierra o una cuenta en Luxemburgo.
Economía
Economía

Las elites son ese grupo minúsculo de personas que por sus virtudes y sus méritos se erigen por encima de la media del resto de los mortales. Su rol en la sociedad es el de actuar como rectora, como la luz de la sabiduría a la que los demás deben seguir e intentar alcanzar.

Pero los elites argentinas están bastante alejadas de esa idea. Como si fuera una tineliización de esa clase social que tomaba vermut y viajaba en barco a Europa, los hombres y mujeres que supieron traer a los grandes escritores a la Argentina hoy discuten y se amenazan de muerte alambre de por medio creyendo que aún poseen algunas de esas características que los hicieron importantes sin darse cuenta que se comportan como simples patrones de estancias. 

No hay mejor ejemplo para entender que la burguesía local que supondría estar conformada por parte de este sector social no sólo que no tiene peso sino que al igual que la moneda nacional, no para de devaluarse, la decisión de buena parte de los "grandes empresarios" de vender sus empresas antes que dejárselas a sus hijos. La excusa es que se venden a buenos precios, la realidad es más cercana a la frase de Franco Macri respecto a su hijo, el ex presidente, y que trajo al debate hace pocos días atrás Diego Maradona cuando le contestó al ex mandatario diciendo "ya lo dijo tu padre" haciendo referencia a que Franco Macri dijo en declaraciones públicas al referirse a Mauricio: Un país es una empresa. Si no sabés conducir una empresa, no podés conducir un país".

El caso del ex ministro y hacendado Luis María Etchevehere desnudó esa realidad: ese apellido que supo formar parte de las grandes decisiones de la provincia, hoy solo sirve para recibir audios de whatsapp de otros hombres de campo que, como mínimo, deberían ser denunciando ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo y algunos ante la delegación de la policía que miraba imperturbables como civiles con cuenta ganados como charretera ofrecían salvoconductos en pleno siglo XXI.

Pero el caso de Etchevehere que formó parte de esa tradición en la que el presidente de la Sociedad Rural Argentina era ministro de agricultura de gobiernos de gobiernos de facto o con fraude patriótico, es uno de mas de la clase alta de la Argentina mejicaneándose herencias.

Tanto es así que en la misma semana en donde Luis María era mandado a guardar silencio por un juez de paz que actúa de manera subrogante, lo que hizo que montara en cólera en niveles similares a los que tiene cuando un ilustre desconocido le ocupa su mesa en La Rural, se publicó un libro del hermano de Mauricio Macri en donde habla del ex presidente y los esboza como una persona sin sentimientos y corrupta.

El caso de los Etchevehere y los Macri muestra que no es potestad de los hacendados los desfalcos entre hermanos sino que la industria está presente, como por ejemplo la familia Vicentin y Nardelli que, por ahora, se mantienen unidas pero no va a tarde mucho para que ese susurro que sale de una de las propiedades respecto del reparto desigual del dinero, salga a la luz.

Al igual que los Macri y los Etchevehere, otra familia que sufrió los que algunas personas que toman el té en las "cinco esquinas" denominarían como un "horror" lo de los Mitre.

La muerte del ex director del diario La Nación, Bartolomé Mitre, inició una batalla legal por el reclamo de la herencia, que involucra todos los hijos del empresario y hasta significó un pedido para realizar una pericia psiquiátrica para declarar insania. Cualquier contacto con los Macri es pura casualidad.

El tablero en discusión muestra que r un lado, los tres hijos mayores junto con Nequi Galotti y su hijo; por el otro, Esmeralda Mitre. Esta última es la que asegura que hay cuentas en Suiza no declaradas que sus hermanos no quieren que entre en la sucesión. Cualquier contacto con los Etchevehere es pura casualidad.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig