«Hoy supimos que 4 de cada 10 argentinos es pobre y en eso tiene que ver mucho la pandemia» – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 3089 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

La crisis avanza pese a los esfuerzos |"Hoy supimos que 4 de cada 10 argentinos es pobre y en eso tiene que ver mucho la pandemia"

Así sintetizó el presidente Alberto Fernández los duros datos que difundió ayer el Indec. Según el organismo, durante el primer semestre del año la pobreza afectó al 40,9% de la población, unas 18.500.000 personas. El 56,3% de los menores de 14 años son pobres. La crisis económica heredada se agravó por el coronavirus.
Economía
Economía

Los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) son apenas una fotografía de la crítica situación que debe manejar el gobierno de Alberto Fernández. El nivel de pobreza es la más elevada desde 2004, cuando el país apanas comenzaba a salir de la crisis de 2001.

Empujada por la pandemia y el desplome de la actividad económica, la pobreza aumentó durante el primer semestre de 2020 hasta alcanzar el 40,9 % de la población, es decir 18.500.000 personas de personas. Lo que significa un incremento del 5,5 % con relación al mismo periodo del año pasado.

El 10,5 % de la población, según el Indec, se encuentra en situación de indigencia, lo que equivale a 4.500.000 personas que no pueden acceder a los recursos mínimos para alimentarse. 

El impacto de la pandemia, si se tiene como parámetros los datos de diciembre de 2019, demuestran que la pobreza saltó del 35,5% al 40,9%. En cuanto a hogares pasó de 25,9% al 30,4%. En lo que hace a la población indigente, el número subió de 8,0% en diciembre de 2019 a 10,5% y si se lo mide en hogares pasó de 5,7% al 8,1%.

La pobreza durante el primer semestre de 2020.

El conurbano bonaerense es la zona más crítica del país, donde viven 5.800.000 personas en situación de pobreza. En el primer semestre del año, la pobreza alcanzó, por otra parte, a un 17,3 % de la población de la Ciudad de Buenos Aires y a otro 47,5 % de los residentes en la provincia de Buenos Aires.

No obstante, existen otros conglomerados urbanos que presentan cifras alarmantes, como son los distritos de Concordia (52,2 % de personas son pobres), Gran Resistencia (48,7 %) y Salta (45,5 %).

Las estadísticas oficiales del Indec revelan que la tasa de pobreza afecta al 56,3 % de los niños de hasta 14 años, mientras que es del 49,6 % en los jóvenes de entre 15 y 29 años, cifras muy superiores al resto de grupos etarios.

Un reciente informe Unicef pronosticó que la pobreza afectará a un total de 8,3 millones de niños a finales de este año, un 62,9 % del total, mientras que alrededor de 2,4 millones, un 18,7 %, terminarán 2020 en condiciones de extrema pobreza.

Crisis económica heredada y pandemia

Desde mediados de 2018 el país se encuentra en recesión y fue avanzando en medio de un túnel inflacionario. Y a los tres meses de la asunción de Alberto Fernández irrumpió la pandemia.

Frente al coronavirus, el Gobierno optó por priorizar la salud y el 20 de marzo puso al país en cuarentena. Las restricciones y las medidas de aislamiento social fueron en desescalada progresivamente, pero el freno económico se sigue sintiendo.

La cuarentena durante los primeros tres meses se reflejó en el PBI que se desplomó un 19,1 % en el segundo trimestre y en un desempleo que trepó hasta el 13,1 % en el mismo periodo. En ese contexto, el Gobierno puso en marcha una serie de medidas dedicadas a mitigar los efectos del confinamiento en los sectores más vulnerables.

Una de las más destacables fue la creación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), una ayuda mensual de 10.000 pesos mensuales dirigida a desempleados y trabajadores informales y que alcanza a unas 9 millones de personas. El número de ciudadanos que recibe asistencia alimentaria también creció, pasando de 8 a 11 millones en los primeros meses de pandemia.

"Hoy supimos que 4 de cada 10 argentinos es pobre y en eso tiene que ver mucho la pandemia", dijo el presidente Alberto Fernández al participar de una conferencia virtual de la Pastoral Social de la Ciudad de Buenos Aires. “Los resultados de la pobreza en Argentina serían infinitamente más negativos si no hubiera estado el Estado auxiliando” durante la pandemia, argumentó.

En su mensaje, subrayó: "Hemos desplegado un montón de instrumentos para llegar a los más vulnerables, por eso, el día que asumimos tomamos un poco esa consigna del Papa Francisco, primero los últimos".

Desplome de los ingresos

De acuerdo al informe del Indec, el ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $25.759, mientras la Canasta Básica Total (CBT) promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los $43.785, por lo que la brecha se ubicó en 41,2%, el valor más alto de la serie por cuarto semestre consecutivo.

Respecto al semestre anterior, los valores de la canasta básica alimentaria y de la total aumentaron un 23,1 y un 19,2 %, respectivamente, muy por encima del crecimiento en el ingreso de los hogares.

"La suma de ingreso total familiar aumentó un 11,0% con respecto al semestre anterior, por debajo de la suba de las canastas en el período en cuestión, lo que explica el aumento de la tasa de pobreza del conjunto de la población en el promedio del semestre", subrayó el informe del Indec.

Salir de la pobreza 

Con los preocupantes datos de la pobreza difundidos por el Indec de telón de fondo, ayer se realizó la primera reunión del comité del Consejo Federal Argentina contra el Hambre, que tiene como principal objetivo mejorar la calidad nutricional. 

"En Argentina no puede haber hambre, pero todos tienen que comer bien. Más allá de que esta pandemia encontró un Estado presente, que al 31 de agosto ejecutó el 140 por ciento del presupuesto de 2019 para atender la situación alimentaria, y de que existió una gran red social y el apoyo del sector privado, se empeoró la calidad nutricional", reconoció el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, durante la apertura del encuentro.

Por su parte, la titular del Consejo de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, consideró que “la calidad nutricional tiene que estar trabajada de manera integral. Y esta mesa es un espacio propicio porque reúne las voces de hombres y mujeres de la academia, de movimientos sociales, y de la agricultura familiar".

Respecto a los datos que se conocieron sobre la pobreza, Arroyo reconoció que son "críticos", pero advirtió que si durante la pandemia el Estado no hubiera desplegado ayuda los números hubieran sido "aún peor". En ese sentido, destacó que en los últimos seis meses "ha habido mucho Estado y esas políticas, junto a la gran red social que tiene el país, con los movimientos sociales, las iglesias, el sector empresario, los sindicatos, lograron amortiguar la caída para que la situación no sea aún peor, en un contexto mundial muy complicado por la pandemia".

Sobre el plan del gobierno para remontar los números de la pobreza, Arroyo indicó: "Nuestro primer objetivo es recuperar a los que cayeron en la pobreza en el medio de la pandemia, porque se quedaron sin trabajo o perdieron sus ingresos. Por eso queremos impulsar cinco sectores productivos clave: construcción, textil, producción de alimentos, economía del cuidado, y recolección y reciclado de residuos urbanos".

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig