Duda en el sector privado ¿Cristina de Kirchner dinamitó o blindó el Gabinete? – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.681 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Una relación tormentosa |Duda en el sector privado ¿Cristina de Kirchner dinamitó o blindó el Gabinete?

No saben si festejar o no la carta de la vicepresidenta. Algunos entienden que el pedido de cambios de funcionarios significará que Alberto Fernández no cambiará a nadie para no hacer creer que ella lo maneja. Como decía Néstor: "el que suena, suena"
Economía
Economía

Si hay algo que caracterizó al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner respecto a su relación con el sector privado es que siempre navegó en aguas turbulentas. Al inicio de su mandato fue que estalló la 125 con el campo y Cristina Kirchner nunca perdonó que se alinearon detrás de la Sociedad Rural, Pero lo que más le dolió fue que creyeran que era manejada por su marido, Néstor Kirchner.

Cristina reapareció en el ámbito público con una carta en donde a modo de croupier fue repartiendo a cada uno lo suyo. Le dijo a Alberto Fernández que se tiene que hacer cargo, que hay funcionarios que no están funcionando. Fustigó el fracaso de Mauricio Macri y volvió a apuntar a los empresarios que lo apoyaron y que, además, maltrataron al presidente del diálogo en el Coloquio de IDEA

“Había muchas segundas líneas que decían barbaridades mientras Alberto o Martín Guzmán hablaban, Parecía que estaban en la pileta en el country y no se daban cuenta o no entendían que era un muro público”, reconoció uno de los sponsor del evento.

Pero el problema no es el “reto” público que les hizo la vicepresidenta, dicen que están acostumbrados al “maltrato” de Cristina Kirchner. El problema es que nadie se anima a festejar el pedido de cambios en el gabinete que hizo.

Si Alberto cambia a alguien, aunque se a Juan Cabandié -Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible- van a decir que fue porque Cristina lo pidió entonces no va a hacer nada. Nos deja en el mismo lugar. Esto es como cuando el radicalismo le pedía a Macri que sacara a Marcos Peña. Todos lo señalamos y estuvo de principio a fin”, explicó un empresario del sector financiero que apunta al ministro Martín Guzmán.

El problema que ahora enfrentan los empresarios es que Cristina Kirchner los señaló como parte del problema por el apoyo al gobierno de Macri y ahora les dice que se tienen que sentar en una misma mesa a buscar consensos. “Nos pega y nos llama, ¿quién va a poder decir que no va a la mesa?. Hasta el Foro de Convergencia que la detesta va a ir. Pero nos deja en una posición de debilidad”, señalaron desde una de las cámaras empresariales más importantes en un tono que mostraba respeto por la astucia y desprecio por el recuerdo reciente de la ex presidente a quien le habían ganado y les volvió a ganar.

El problema de los hombres y mujeres del mundo empresario de la Argentina es que con CFK es que lo que siempre respetan es lo que más les molesta. “Cualquier empresario inteligente, audaz, exitoso, es venerado por sus pares. Pero con Cristina no pueden, les molesta, hay una cuestión de piel, porque ella es mucho más ideológica que Néstor Kirchner, y también les tiene cierto desprecio, y se nota”, intenta ensayar una respuesta a la consulta un empresario de los que fue denominado por sus pares “empresarios K” a la hora de analizar esa situación. “Además, ella cree que no les importa nada más que lo suyo, un ejemplo de esto son los ruralistas. Sabe que no hicieron nada cuando Macri les subió las retenciones, que sí era ella salían a la ruta pero como fue uno de los suyos quien lo hizo se quedaron callados. Los detesta porque ni siquiera tienen conciencia de clase empresaria”, agregó.

Por si no queda claro, la misma CFK lo escribe: "Castigan al Presidente como si tuviera las mismas formas que tanto me criticaron durante años. A esta altura ya resulta inocultable que, en realidad, el problema nunca fueron las formas. En realidad, lo que no aceptan es que el peronismo volvió al gobierno y que la apuesta política y mediática de un gobierno de empresarios con Mauricio Macri a la cabeza, fracasó"

En el medio de esto y públicamente, el sector privado va a festejar el llamado a la unidad y lo que entienden como un pedido de cambio de gabinete. Del otro lado de la grieta aseguran que no fue eso lo que hizo sino que salió a aclararles que el que manda es Alberto Fernández. Todo esto pasará al olvido si Guzmán contiene el dólar. Ahora, si no lo hacen, muchos señalan a Cristina como quien le dinamitó el gabinete a Alberto

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig