“El heredero de repuesto” continuará vetado del Palacio, tras el escándalo por los abusos sexuales – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 3089 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Sumando prohibiciones |“El heredero de repuesto” continuará vetado del Palacio, tras el escándalo por los abusos sexuales

Nuevamente los problemas ajenos a la Reina, agitan a Buckingham. Tras la denuncia de Virginia Giuffre al príncipe Andrés por ser partícipe de la red de trata de Jeffrey Epstein, el futuro heredero de la realeza británica, Carlos, le cerró la puerta del regreso a la vida pública a su hermano: ​"no tiene solución". ¿Qué otros privilegios le fueron quitados a raíz del torbellino de “rumores”?
Celeste Cappello
Celebrities
Celeste Cappello
Celebrities

Si hay algo que la realeza no disfruta es de los escándalos, del estar en boca de todos con problemáticas ajenas a la agenda cotidiana. Esta vez no han sido ni Harry ni Meghan los que han dado la nota de color y han “decepcionado” a la Reina. Hace un tiempo, el príncipe Andrés había sido acusado por una joven de haberla abusado sexualmente durante su minoría de edad.

Virginia Giuffre en aquel entonces se llamaba Virginia Roberts, era una de las cientos de víctimas involucradas en la red de trata de menores del magnate multimillonario y depredador sexual, Jeffrey Epstein. Luego de ser desenmascarado por la periodista Julie Brown del Miami Herald, quién publicó una serie de tres artículos que lograron poner el tema nuevamente en discusión y que, luego de más de una década, impulsaron a la justicia a actuar, finalmente un año después, el 10 de julio de 2019, el financista norteamericano con múltiples cargos por pedofilia, violación y abusos, apareció muerto en su celda de la prisión de Nueva York.

Brown aportó datos, fechas, develó arreglos judiciales, denunció complicidades varias, pero, principalmente, dio voz a las víctimas. Por primera vez se las escuchó a ellas -que en el momento de los hechos tenían entre 13 y 15 años- relatar los abusos sufridos. Esas voces, los relatos de sus sufrimientos, fueron irrefutables.

Pero la denuncia de abusos sexuales interpuesta hace unos días por Virginia Giuffre contra el príncipe Andrés ha convencido al heredero del trono británico de que el problema de su hermano "no tiene solución". Sea cual sea el resultado, el príncipe Carlos no cree posible el regreso de su hermano a la vida pública.

Tras el creciente escándalo por su amistad con el multimillonario Jeffrey Epstein, el príncipe Andrés, segundo hijo de Isabel y Felipe, anunció en 2019 que se apartaba "por un futuro previsible" de sus funciones públicas. El príncipe de Gales considera que “no tiene solución”, pues aunque Virginia Giuffre perdiese su caso ya ha quedado claro que “la amenaza de su acusación aflora regularmente”, y que la asociación del Duque de York con el caso Epstein siempre supondrá “un indeseado daño para la reputación de la institución”.

Los críticos de la monarquía han señalado que la decisión no tiene una repercusión tangible en la práctica y que el príncipe continuará disfrutando "desde la sombra" de sus privilegios como parte de la familia real. Pero el príncipe esperaba de hecho que en febrero de este año regresar a la vida pública, una posibilidad que ahora parece todavía más improbable y lejana. “Todo esto [la denuncia de Virginia Giuffre] es un aviso de que algo así sería muy difícil de conseguir”, dice la fuente del entorno del príncipe Carlos.

El duque de York podría vivir muy pronto una de las mayores humillaciones como parte de la familia real británica. Se dice que el club de yates más famosos de Gran Bretaña está considerando destituirlo de su papel de comodoro; la discusión tuvo lugar durante una reunión secreta de sus principales miembros. Algo que sería aún más difícil para él es que Kate Middleton está siendo planteada como la favorita para cumplir todas sus tareas, con lo que sería la primera mujer en la historia en recibir ese honor.

Kate es una excelente navegante y en las actas que se filtraron de la reunión secreta, quedó asentado que representantes del club ya han tenido varios acercamientos con el Palacio de Buckingham para solicitar que se haga formal la salida del duque de York y el nombramiento oficial de la duquesa de Cambridge.

"El Palacio quiere evitar una mayor vergüenza para Andrés. Sí la RTYC lo destituye, seguirán otras organizaciones similares. Es complicado por el estatus real del club: el papel de comodoro está efectivamente en el regalo de la reina", abundó la fuente anónima.

En la actualidad, el príncipe Andrés se encuentra preparando una estrategia judicial con sus abogados mientras pasa unos días en el castillo de Balmoral junto a la reina Isabel II y su ex mujer, Sarah Ferguson.

Sus opciones pasan por no contestar a la denuncia, por contestarla y enfrentarse a un posible juicio en los tribunales de Nueva York por abusos sexuales, o por intentar llegar un acuerdo con Virginia Giuffre y pagarle una cuantiosa indemnización sin la necesidad de tener que admitir ningún tipo de culpabilidad.

El caso podría alargarse hasta dos años y ensombrecer las celebraciones del jubileo de platino de la reina Isabel II, quien hasta ahora ha apoyado a su hijo acogiéndole en sus distintas residencias o saliendo a pasear o montar a caballo con él.|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig