Escándalo con el médico de los famosos: «No tengo dudas que Lotocki asesinó a mi marido» – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 1.303 CASOS NUEVOS Y 34 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Una víctima más |Escándalo con el médico de los famosos: "No tengo dudas que Lotocki asesinó a mi marido"

Romina Sicoli, viuda de Cristian Zárate, el paciente operado por Anibal Lotocki descargó su dolor en las redes: “Anibal Lotocki lo  asesinó…haré justicia hasta el último respiro de mi vida”. A la espera de la autopsia, el cirujano pidió su excarcelación.
N&P
Sociedad
N&P
Sociedad

El fin de semana, el cirujano, Aníbal Lotocki volvió a ser noticia por un lamentable episodio ocurrido en su clínica: un hombre de 50 años murió luego que él le realizara una cirugía estética. El caso movilizó a la opinión pública especialmente porque se encuentra a la espera de un juicio oral por varias denuncias de mala praxis.

La víctima identificada como Cristian Zárate de 50 años, se había operado en una clínica de Caballito de una "dermolipectomía". La justicia investiga una mala praxis médica. Analizan cómo fue intubado y quien hizo las maniobras. La defensa de Aníbal Lotocki pidió la excarcelación. Para sus abogados no hay peligro de fuga, ni entorpecimiento del proceso penal. Esperan el resultado de la autopsia del paciente. El juez Luis Schlegel tiene 24 horas para resolver si excarcela o no al cirujano.

En su indagatoria, Lotocki dijo que él no participó de la intubación de la víctima. Investigan si el paciente Cristian Zárate, sufrió un tromboembolismo a un día de haber sido operado en una clínica de Caballito, que no es del cirujano.

Si bien todavía no están listos los resultados de la autopsia y por tanto, se desconoce cuál fue la verdadera causa que llevó a la muerte a Zárate (la investigación está en curso) su esposa no duda en adjudicarle toda la responsabilidad al doctor.

Entrevistada por América, Romina Sicoli declaró que necesita que su marido “descanse en paz y adjudicó la culpa entera al médico en cuestión: “Estuvo en todo momento en la clínica, hay cuestiones que están judicializadas pero hay testigos nuestros que estuvieron con él todas las horas y era Aníbal quien pasaba el parte médico… yo no tengo dudas de que él lo asesino”.

 “La abogada del señor Lotocki salió a decir que no lo opero… Cristian fue por una hernia de estómago que no le permitía hacer deporte y la otra que le dijo te hago lipo y te hago lo de la hernia, también le dijo te arregló la papada. También le dijo le ofreció una malla metálica que no sé bien de qué se trata pero creo que te deja marcado los abdominales, obviamente un rotundo no de mi parte con una grave discusión el día martes en la noche y bueno nada, él decidió y bueno”, dijo indignada.

Sícoli contó que antes de la cirugía, había discutido con su pareja ya que ella no quería saber nada con esta cirugía, pero así y todo no logró que desista de la idea. "A mí, Lotocki me iba informando cómo iba todo hasta que en un momento, le dijo al amigo de Cristian 'Sorry, hice todo lo que pude. Se me fue'. Muy indigno".

“La abogada de Lotocki, también sugirió que mi marido tenía problemas en los pulmones, si fumaba, pero todas las placas estaban perfectas, nosotros hicimos los pre quirúrgicos en una institución privada, así que tengo todos los estudios”, añadió la viuda.

Por otro lado, señaló que su marido quiso “ver a Lotocki porque consume lo que ve en la tele, porque nada, mucha gente consume y cree lo que pasa en la tele y él fue a consultarlo hace un mes”

Lotocki le aseguró que a pesar de las causas judiciales en su contra, podía seguir ejerciendo como cirujano “Sí también hay muchas cosas que son falsas y se lo conoció a Lizardo un amigo e igual se decidió se le metió hasta la cabeza hace un mes, fue porque vio que tenía el Instagram que seguía funcionando con una interconsulta. Hace alrededor de un mes atrás volvió todo marcado con fibrón. Le dijo que estaba habilitado que él podía seguir operando que no tenía ningún problema que el tema de Gabriela, una amiga que tenía un problema de una bacteria que había contraído, habían quedado en la nada, que él estaba libre entonces, que no creyera lo que decía los medios es un encantador de serpientes y mi marido compró”.

“Estábamos refaccionando una casa en Luján a la que íbamos a ir a vivir apenas terminara, con la pandemia no pudimos pues retomar y la idea era mudarnos a esa casa, tener una familia, viajar a Portugal en el verano”, recordó Romina con dolor.|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig