#Digitally Smart

Hoy en día, tu vida online puede determinar tu vida offline. Con los reclutadores ingresando a los medios sociales con entusiasmo creciente, es tiempo de presentar tu mejor cara virtual. Así es como se hace…

Facebook trajo más que una revolución de los medios sociales. Creó un mundo donde tu vida social importa tanto como tu vida real. Y no creas que aplica solo a tu vida personal-hoy, más que tus amigos, familia, parejas y compañeros, es tu próximo empleador el que quiere saber todo de vos.

Hoy, Facebook tiene la enorme cantidad de 2.05 billones de usuarios activos en el mundo. Su primo “profesional” LinkedIn tiene más de 500 millones de usuarios globales. Dado el crecimiento explosivo de varios sitios y aplicaciones de medios sociales, la tendencia está aquí para quedarse. Y la forma en la que está siendo usada se está expandiendo y adaptando permanentemente. Ya no son dominio exclusivo de los millenials compartiendo su selfie, los reclutadores confían en las redes sociales para encontrar a sus mejores empleados.

Recientemente, Forbes reportó que más de un tercio de los empleadores eran menos proclives a entrevistar a aplicantes que no podían encontrar online. ¿Por qué? Porque la información fácilmente accesible de posibles candidatos, da a los empleadores un sentido de familiaridad con ellos.

Dominik Hahn, Líder de Proyecto de Allianz’s Sourcing Hubs, cree que una presencia online ayuda a los profesionales a construir una marca personal y también a encontrar trabajos online y aplicar fácilmente a ellos. También pueden llamar la atención de reclutadores que activamente buscan perfiles para encontrar la persona adecuada. Tu nuevo “resume” es tu perfil social-muchas websites, incluyendo el portal de carrera de Allianz, hasta te permiten presentar tu información profesional directamente desde LinkedIn, salteando el engorroso proceso de llenar innumerables campos. También es sencillo llenar listado de vacantes con otros con los que consideres pertenecen a esos roles. Tus contactos reflejan dónde estás parado profesionalmente y eso abre oportunidades. “30-40 % de los reclutados de una compañía provienen de recomendaciones”, afirma Hahnn.

Barbara Wittmann, Directora de Soluciones de Reclutamiento y miembro del equipo de liderazgo en LinkedIn Alemania, Austria y Suiza, cree que el perfil online es más importante ahora que nunca. Los profesionales calificados escasean, y un estudio de LinkedIn de 2016 reveló que una gran proporción de compañías alemanas están buscando cada vez más intensamente online para llenar espacios en su fuerza de trabajo.

Vale la pena estar conectado

¡Sólo si mantienes tu perfil actualizado y bien curado!

“Tu presencia online puede mostrar las cosas en la vida que te apasionan a miembros de las comunidades a la que perteneces”, afirma Oliver Purcell, estratega digital de Allianz. “Cuando le cuentas al mundo tus habilidades, compartes conocimiento con otros y te sumas a grupos de discusión en temas que te interesan, automáticamente entras en contacto con gente que podría empezar o realzar tu carrea”.

Los blogs personales, si son profesionalmente relevantes, pueden mostrar a un reclutador que eres apasionado y entendido. Muchas veces, puedes incluir links a tus referencias online cuando aplicas a un trabajo. Como los bots entran en todas las esferas, el reclutamiento online podría automatizarse también. FOMO podría ser real entonces!

¿Cómo tener un perfil online exitoso?

Bien, estás convencido. Entonces, ¿cómo llevar a tu perfil online de “Vamos!” a “Woah!” Continúa leyendo.

Separar lo personal de lo profesional

Traza una línea firme entre lo privado y o profesional. Los reclutadores pueden, y van a, chequear tu perfil. No querrás presentarte con fotos de fiestas en las que estás borracho. Googleate a vos mismo y mira qué resultados aparecen. Aún si estás compartiendo imágenes en redes sociales no profesionales como Facebook o Instagram, recuerda bloquear cualquier foto que podría dañar tu imagen profesional con los ajustes de privacidad. Lo único que implica es tildar el lugar correcto. Revisa los ajustes de privacidad para todas tus cuentas online. La imagen-real o virtual- es todo.

Mantén tu perfil actualizado

En LinkedIn, soy un Actuario, pero en Xing tu último trabajo fue en la pizzería local. Los mensajes mezclados harán que los reclutadores se cuestionen tu honestidad o tu ética de trabajo. Asegúrate que tus perfiles sean consistentes entre los distintos canales. ¡El orden y la limpieza no son sólo importantes en el hogar!

Tené más de un perfil

Alguna vez escuchaste el dicho: “No pongas todos los huevos en un solo canasto?” En Alemania, la red profesional Xing es inmensamente popular. En Australia no tanto. Entonces actívate en las redes sociales más populares del lugar donde estés.

Subí una foto ganadora

“Una foto profesional es esencial para llamar la atención de los visitantes”, afirma Wittmann. Tan importante, que los perfiles con una foto reciben 21 veces más clicks que los que no la tienen. Pero ni se te ocurra usar una informal, a la distancia o vieja, debes verte como una persona empleable. Conseguí tomarte una foto profesional, vistiendo lo que usarías para ir a trabajar y sonriendo ampliamente.

Sé descriptivo

Entonces formas “parte del equipo de Análisis de Riesgo”. ¿Qué dice eso de tus habilidades? Prácticamente nada. Podrías ser la persona que hace las presentaciones para las reuniones de equipo o la que analiza los riesgos. Compáralo con: “Desarrollo y manejo de un nuevo modelo de negocios para la identificación y evaluación de proyectos de riesgo”. ¡De pronto, pasaste de ser cualquier trabajador a líder de proyecto! Tu empleador te agradecerá que seas descriptivo. Ayuda a los demás a comprender que es lo que hace tu empleador. En tu perfil usa lenguaje atractivo, positivo para contar una historia y resaltar tus logros.

Usa palabras clave buscadas

¿Alguien buscaría a un potencial empleado con palabras clave tipo “líder reflexivo”, “pensador estratégico”, “innovador” o “visionario”? Es improbable. Prueba “Analista de riesgo”, “gerente de proyecto”, “asegurador”, “escritor de contenido”, “economista”, “científico nuclear”, etc. Los reclutadores y otros profesionales tienden a buscar con perfiles de trabajo claros. Revisa los avisos de trabajos para tu perfil de carrera e incorpora la misma terminología en tu descripción.  Usa un título y resumen que concuerde en los términos con los que los reclutadores usarían para describir los trabajos que quieres. También usa palabras simples y términos estándar usados en tu industria.

Sé activo en tus entradas (feeds)

Crear un perfil es sólo el comienzo. Continuar activo compartiendo, comentando y suscribiendo hace que tu presencia online sea mucho mas efectiva. Según Wittmann, podés construir tu marca profesional posteando reflexiones de la industria y participando de discusiones online. “Nunca se sabe cuándo viene la próxima oportunidad de negocios”, afirma. Tu perfil online gana credibilidad cuando tus habilidades y competencias están avaladas por otros. Si haces el esfuerzo de avalar las habilidades de otros en LinkedIn (cuando genuinamente sientes que lo merecen, por supuesto), la gente usualmente devuelve el favor. Compartí contenido relevante e interesante en tus feeds, comentá en posteos cuando tengas algo para decir y respalda las habilidades de otros.

Hace crecer tu red

Para tener mayor presencia online, debes ser parte de una red larga y vibrante. Seguí a líderes de la industria para conectarte con gente en áreas de tu interés y conectarte con todos los que tenés una buena relación de trabajo. Sincroniza tu perfil LinkedIn con tu agenda de email y agrega nuevas conexiones cuando encuentras gente en el plano profesional.

Allianz SE. Munich, 2017