Vicegobernadores de La Rioja y Corrientes se declaran en rebeldía – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 1.358 CASOS NUEVOS Y 27 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Internas provinciales |Vicegobernadores de La Rioja y Corrientes se declaran en rebeldía

Florencia López (La Rioja) y Gustavo Canteros (Corrientes) patearon el tablero y en los últimos días sus nombres sonaron más fuerte que nunca. En el caso de la primera, por oponerse a lo que considera un avasallamiento a la Justicia por parte del gobernador Quintela y que incluyó una importante visita a la Casa Rosada. En el otro caso, las aspiraciones políticas del acompañante de Valdés pusieron al rojo vivo la interna correntina.
Cristian Franchi
Provincias
Cristian Franchi
Provincias

En la antesala de las elecciones, la disputa política interna genera caos en los oficialismos de La Rioja y Corrientes. Aunque por casos distintos, son los vicegobernadores quienes patearon el tablero y se declararon en rebeldía ante sus jefes.

En Corrientes, el vicegobernador Gustavo Canteros anunció su decisión de competir en las elecciones del 29 de agosto como candidato a intendente de la capital provincial pero con un espacio propio, en oposición a la fuerza gobernante.

Lo que se dice en la provincia del chamamé es que la rebeldía de Canteros podría tener como trasfondo un posible acuerdo con el Partido Justicialista y otras fuerzas políticas para enfrentar al oficialismo que en la ciudad de Corrientes encabeza el intendente radical Eduardo Tassano, alineado a Valdés.

De origen peronista, Canteros fue vicegobernador de los radicales Ricardo Colombi y Valdés, cuyo mandato vence el 10 de diciembre y que anunció que buscará la reelección.

En un spot audiovisual difundido en sus redes sociales, Canteros explicó que tomó la decisión "para estar al lado de la gente", y señaló que "la ciudad presenta deudas urgentes, asimetrías que duelen, agravadas por la situación de pandemia, y que requieren otros liderazgos".

"Decidimos conformar un nuevo espacio con partidos y organizaciones sociales, pero por sobre todo por personas que comparten esta convicción de que corrientes puede estar mejor, de que los más vulnerables no pueden seguir esperando, de que hay un futuro que nos incluye a todos", expresó.

Estalló la guerra en La Rioja

En las últimas semanas, el Gobierno de La Rioja se vio sacudido por una imprevista interna entre el gobernador Ricardo Quintela y su vice, Florencia López.  El problema radica en el rechazo de la última al proyecto de reforma de la Constitución provincial que impulsa el mandatario, y que incluye cambios en el Poder Judicial.

El jueves pasado en la sesión de la Legislatura provincial, el diputado peronista Elio Díaz Moreno, cercano a López, denunció que Quintela aspira a "acomodar jueces amigos" en la Justicia local "sin respetar el orden de mérito del Consejo de la Magistratura".

"Vienen por todo" alertó, y agregó: "Este gobierno que yo acompañé y voté quiere mancillar al pueblo, expulsar diputados que piensan distinto y sacar las finanzas de la cámara, pero acá vamos a defender al pueblo".

El conflicto tuvo eco en la Casa Rosada, y en ese marco se produjo la visita de Zulemita Menem a la Quinta de Olivos para reunirse con el presidente Alberto Fernández.

Se especuló como un aval presidencial a una supuesta candidatura de la hija del ex presidente Carlos Menem, pero en realidad Zulemita fue a buscar el apoyo de Nación a su amiga Florencia López en la batalla que sostiene con Quintela.

Si bien el Gobierno nacional no se pronunció públicamente, la sola difusión de la foto fue interpretada como un mensaje al Gobernador para que retroceda su intento de reforma constitucional.

Respuesta de Quintela y conflicto sin fin

A la sublevación de su vice, el mandatario riojano respondió con munición gruesa: uno de sus diputados anunció que el jueves próximo la mayoría quintelista votará un proyecto que propone destinar el 70% del presupuesto de la Legislatura al combate contra la pandemia.

López, que preside la Legislatura, leyó esa movida como un golpe a su autoridad y un vaciamiento de su poder. Además, denunció que en la sesión se ejecutó una "censura" sobre diputados a través del "muteo" de sus micrófonos.

También cuestionó el pedido de sanción del Gobierno al diputado radical Gustavo Galván, acusado de agredir a una policía durante una marcha en contra de las medidas de restricciones.

López también denunció que fue apartada de la presidencia de la sesión, que quedó a cargo de la vicepresidenta de la cámara, Teresita Madera, quien responde a Quintela.|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig