Juntos por el Cambio ajusta la estrategia para captar votos en provincias adversas – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 1.485 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Rumbo al 14 de noviembre |Juntos por el Cambio ajusta la estrategia para captar votos en provincias adversas

Pese al favorable y hasta sorpresivo resultado electoral en varios distritos, la cúpula de la alianza opositora ajusta detalles para dar pelea a la hora del conteo de votos que emparejen la situación de diputados y senadores. Con la posibilidad de triunfos en la ciudad, la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, la incógnita se traslada al resto de las provincias.  
Cristian Franchi
Provincias
Cristian Franchi
Provincias

Si bien cada provincia elige sus propios representantes, las elecciones legislativas del 14 de noviembre tendrán un ingrediente que las hace estar más allá de una simple elección de medio término. Tendrán una lectura nacional, en la que se contarán los votos que vayan a obtener el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.  

Sin embargo, a diferencia de lo que sucede cuando se elige presidente, se tratará de 24 elecciones distintas, por lo que la clave será lo que suceda fronteras adentro de cada provincia.

Esta semana, Juntos por el Cambio reunió a sus principales referentes en un claro gesto de unidad, algo que no sucede en la vereda de enfrente. Las estrategias del espacio está en algunos distritos en particular, que serán la clave para el reparto legislativo que se producirá el 10 de diciembre. Ese día, cambiará un tercio del Senado y la mitad de Diputados, por lo que la relación de fuerzas será otra.

Carrera al Senado, voto a voto

Son ocho las provincias que eligen senadores en este turno. Luego de las PASO, algunos resultados parecen difíciles de modificarse. Por ejemplo, en Mendoza y Corrientes Juntos por el Cambio logró victorias contundentes ante el Frente de Todos y aspira a quedarse con los dos senadores. O algo similar en Córdoba, con el segundo puesto para la lista identificada con el gobernador Juan Schiaretti.

Del otro lado, el Frente de Todos planea repetir sus únicos dos triunfos: Catamarca y Tucumán. En ambas se impuso por más de 14 puntos de ventaja.

En el medio quedan las tres provincias que hoy parecen más disputadas. En Santa Fe, las cuatro listas de Juntos por el cambio llegaron al 40%, mientras que las dos del Frente de Todos, a 30%. Desde el sector opositor son optimistas para que Carolina Losada se imponga en noviembre.

La Pampa tuvo una diferencia similar: 49% a 38% para Juntos por el Cambio. Pero allí ya ha habido casos de remontadas peronistas, por lo que nadie se anima a festejar aún.

En Chubut la diferencia fue algo mayor: 39% de Juntos por el Cambio contra 26% del Frente de Todos. Sin embargo, el oficialismo espera que la lista de Chubut Somos Todos, del gobernador Mariano Arcioni, se baje de cara a las generales. Obtuvo 13 puntos y se trata de un aliado del Gobierno.

Si los resultados de las primarias se repiten en noviembre, el Frente de Todos pasará de 41 a 35 senadores, por lo que quedará a dos del quorum. Podría recurrir a algunos de sus aliados, como el rionegrino Alberto Weretilneck o la misionera Magdalena Solari Quintana. Pero ya no será con el bloque propio.

¿Qué pasa en diputados?

En este caso, las fuerzas están actualmente más repartidas entre los dos frentes principales. Aunque una victoria de Juntos por el Cambio podría dejarlo incluso con más bancas que las que tiene el oficialismo. Es por eso que serán claves las provincias más grandes, como la provincia y la ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

En el resto de las provincias, como se reparten menos bancas, unos pocos votos pueden ser proporcionalmente más determinantes. Por ejemplo, Chaco elige cuatro diputados y Tierra del Fuego, dos. En ambos casos, todo indica que se llevarán la mitad el Frente de Todos y la mitad Juntos por el Cambio, salvo que alguno duplique en votos al otro, lo que hoy no parece probable.

En Juntos por el Cambio detectan tres provincias que no ganaron, pero en las que es clave no perder por más. En Río Negro, con el segundo puesto obtenido detrás de Juntos Somos Río Negro se lograría una banca. Pero hay que mantener la ventaja de dos puntos lograda ante el Frente de Todos, que se quedaría sin nada.

En Formosa, el segundo lugar también daría una banca. Allí el Frente de Todos se impuso por el 48 al 29%. Si el peronismo duplica en votos podría quedarse con ambos lugares, lo que ha pasado en algunas ocasiones.

La otra es Tucumán, en donde el FDT le ganó por 50% a 35% a JxC. Si se estira esa diferencia, el peronismo podría quedarse con tres de los cuatro diputados. Pero si se mantiene serán dos y dos.

Pero hay otras cuatro provincias en las que los más optimistas se animan a mejorar lo sucedido en las PASO. En La Rioja sufren haber ido de forma separada. Con los resultados obtenidos, el Frente de Todos se quedaría con las dos bancas en juego. Pero el radicalismo aspira a que se baje la lista de Unidos, que sacó 11 puntos.

En Salta, el Frente de Todos se impuso por 2000 votos a Juntos por el Cambio. El que gana allí se queda con dos de los tres diputados. En Misiones, donde hay tres bancas en juego, los resultados de las primarias otorgarían una banca a cada uno de los tres frentes, Juntos por el Cambio, el Frente Renovador de la Concordia y la restante al Frente de Todos.

Mendoza y Entre Ríos tuvieron triunfos opositores. Pero la diferencia hace que algunos pretendan quedarse con 4 de los 5 diputados. "Ahora vamos por el cuarto", se envalentonaba un entrerriano en la presentación de ayer de los candidatos. Para lograrlo, hay que duplicar en votos al Frente de Todos. En esa provincia, la ventaja fue de 52 a 30% en la primaria. Y en Mendoza fue 43 a 25%.|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig