Gestión y rosca, Alberto sigue con su gira federal para seducir a los gobernadores – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 15.883 CASOS NUEVOS Y 471 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Camino a septiembre |Gestión y rosca, Alberto sigue con su gira federal para seducir a los gobernadores

Con Cristina concentrada en la provincia de Buenos Aires, Alberto sale de gira a las provincias para buscar el apoyo de los gobernadores de cara a las PASO, empezando por aquellos con los que la relación no es la mejor. El operativo seducción del “porteño más federal” ya empezó.
Cristian Franchi
Provincias
Cristian Franchi
Provincias

Cristina en Buenos Aires y Alberto en las provincias, esa parecerá ser la estrategia del Frente de Todos para las PASO y las elecciones legislativas. Teniendo en cuenta la territorialidad que mantiene en Buenos Aires la alianza gobernante y las disputas dentro de la oposición, no será una tarea difícil convencer a intendentes y dirigentes de peso de salir a pelearla.

La misión de Alberto será seducir a los gobernadores de extracción peronistas, los independientes y aquellos que mantienen una relación distante de la Casa Rosada, más aún luego de la gestión de pandemia y la imposición de restricciones que desgastaron la relación del “porteño más federal” con algunos líderes provinciales.

Si bien en la Casa Rosada entienden que con los gobernadores del norte no habrá inconvenientes, y a excepción de algunos, la mayoría optaría por apoyar al Frente de Todos en sus listas, en las últimas horas, la Liga del Norte con Jorge Capitanich a la cabeza, apuró los trámites para elevar ante la Cámara de Diputados el pedido para que esta región también se aplique la ley de “Zonas Frías” aprobada en el Senado y que favorece a las provincias patagónicas con ampliaciones en los subsidios de gas. Un punto a tener en cuenta en el caso de que la intención no cuente con el aval del Gobierno nacional.

Córdoba será “el distrito” a levantar. Allí la semana pasada llegaron “Wado” de Pedro y Carla Vizzotti con una caja de asistencia médica a una de las provincias más castigadas por el Covid. El guiño al “Gringo” Schiaretti fue mucho más claro este viernes, cuando Alberto Fernández logró la ansiada foto de abrazo fraternal con el mandatario cordobés durante la inauguración de una ruta y la entrega de un avión militar.

De igual manera, en el peronismo cordobés sostienen que la rosca electoral está en su punto de efervescencia, por lo que descartan la lista de unidad con la que aún se ilusiona un pequeño grupo de funcionarios nacionales. En esa provincia, Alberto fue recibido por Carlos Caserio y Gabriela Estévez, quienes integrarían la boleta del Frente de Todos en el tramo senadores.

Salta, homenaje a Güemes y guiño a Sáenz

La gira federal de “gestión y rosca” de Alberto tuvo una parada en Salta, territorio del General Martín Miguel de Güemes y del gobernador Gustavo Sáenz, considerado por la Casa Rosada como disidente, aunque afín al massismo, declaró al Presidente como “huésped ilustre”.

Además, Salta se encuentra en plena campaña frente a unos comicios locales donde el gobernador Sáenz - que “coquetea” con el peronismo de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey-, decidió desdoblar de la elección nacional y donde el Frente de Todos se presenta dividido en dos listas.

Si bien los asesores presidenciales le habían sugerido a Fernández abstenerse de visitar el norte en ese complejo contexto, eligió cumplir su deseo de participar del acto conmemorativo del prócer. Además, su participación es una forma de abonar a su esquema de poder en el interior del país, así como de mejorar el vínculo con Sáenz, a pesar de que la apuesta del jefe local es por un armado político marcadamente localista.

Desgaste con Perotti por la segunda ola

Si de cruces por la gestión de pandemia se trata, la relación entre Alberto Fernández y el santafesino Omar Perotti sufrió varios cortocircuitos en los últimos tiempos.

Horas antes de viajar al norte, el Presidente recibió en Olivos al gobernador de Santa Fe. En esa oportunidad se comunicó oficialmente que el motivo del encuentro fue el análisis de “la situación general de la pandemia en la provincia, el estado de los datos e indicadores epidemiológicos, el avance en el proceso de vacunación local y la asistencia de la Nación durante la pandemia”.

En la Casa de Gobierno recuerdan aún la reticencia de Perotti a restringir la circulación, semanas atrás; el pedido urgente de respiradores a la Nación, que le fueron enviados; y el posterior colapso del sistema sanitario local por la disparada de casos. Aquellos episodios generaron chispazos entre Alberto Fernández y el gobernador, siendo el encuentro una señal de re-acercamiento.

Septiembre no está tan lejos, las elecciones se acercan y el Presidente pone en relieve la relación con las provincias del peronismo con las que tuvo roces y decepciones. Consciente de que cada voto cuenta para la evaluación de su gestión, reactiva su agenda federal, una de las bases de su triunfo en el 2019.|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig