La contundente respuesta del Gobierno tras el pedido de acceso a la información por la compra de vacunas – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 3089 CASOS NUEVOS Y 23 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Negociaciones en pandemia |La contundente respuesta del Gobierno tras el pedido de acceso a la información por la compra de vacunas

La absoluta reserva cuenta con el amparo de la Ley 27.573 de Vacunas Destinadas a Generar Inmunidad Adquirida contra el COVID-19. El tema causó revuelo entre bloques opositores. Los motivos por los que se tienen en secreto los contratos y la respuesta del Ejecutivo.
N&P
Política
N&P
Política

Desde el comienzo de la campaña de inmunización contra el coronavirus, la compra de vacunas fue el eje de la política del Gobierno y de los cuestionamientos de la oposición. Uno de los aspectos centrales de los acuerdos cerrados es la absoluta confidencialidad, lo que generó miles de versiones en torno a las garantías que ponía la Argentina para recibir las dosis.

El carácter "reservado" de esos documentos volvió a los contratos de compra de vacunas en uno de los archivos secretos mejor custodiados del Gobierno de Alberto Fernández.

¿Qué razones aduce el Ministerio de Salud para la celosa guarda de estos papeles?

La Ley 27.573 de Vacunas Destinadas a Generar Inmunidad Adquirida contra el COVID-19 facultó al Poder Ejecutivo a incluir en los contratos que celebre y en la documentación complementaria para la adquisición de dosis contra el coronavirus "cláusulas o acuerdos de confidencialidad acordes al mercado internacional".

Sólo un selecto grupo de personas pudo acceder a la letra chica de cada uno de los acuerdos firmados para la compra de vacunas contra el virus Sars-Cov-2: los miembros de la Auditoría General de la Nación; las autoridades de la Comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados; y de la Comisión de Salud del Senado, además de las autoridades del Gobierno.

Sin embargo, todos ellos deben "respetar las cláusulas de confidencialidad" para evitar la difusión de los detalles de cada uno de los contratos.

Mientras tanto, la agencia Noticias Argentinas realizó un pedido de acceso a la información pública para intentar obtener copias de los contratos firmados, incluso aclarando que se omitan los aspectos secretos.

La respuesta del Gobierno fue contundente: de los acuerdos rubricados para la compra de vacunas no se puede conocer ni una coma. Todos los convenios "contienen cláusulas de confidencialidad que abarcan la totalidad de sus términos", remarcó el secretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Salud, Mauricio Monsalvo.

"Mediante el dictado de la Ley N° 27.573 se ha previsto la posibilidad de facultar al Estado Nacional, a través del máximo organismo en materia sanitaria del país, para celebrar acuerdos que contemplen, entre otras, cláusulas de confidencialidad", señaló el funcionario nacional, uno de los encargados de llevar adelante las compras de vacunas.

Los acuerdos fueron tramitados en el Sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE) "con carácter reservado". La única excepción es el firmado con el mecanismo COVAX, ya que "no constituye un contrato de compra sino un compromiso de adquisición en el marco del cual se firman ulteriormente contratos de adquisición con los respectivos proveedores". Por esa razón, "no incluye cláusulas de confidencialidad", por lo que NA pudo acceder al documento rubricado por el entonces ministro de Salud, Ginés González García, y la directora del Fondo COVAX, la británica de ascendencia vietnamita Aurelia Nguyen.

El reclamo

Los pedidos por conocer qué dicen los contratos fueron varios. Meses atrás, diputados opositores señalaron: "Queremos saber cómo se contrata, qué vacunas llegan y cuáles no, porque de todo lo que se dijo se cumplió poco y nada". Fue durante una reunión de la que participaron los legisladores Mario Negri Luis Naidenoff (UCR), Humberto Schiavoni (Pro), Maricel Etchecoin y Juan Manuel López (CC-ARI), entre otros.

"El Gobierno debe precisar un plan de vacunación que hoy no existe. No hay plazos ni cantidades. De la vacuna rusa tampoco sabemos si se van a disponer las dos dosis", dijo el senador Schiavoni.

Margarita Stolbizer, exdiputada y titular de GEN apuntó: "Es necesario y urgente que el gobierno dé amplias, precisas y públicas explicaciones sobre lo que pasa con la vacuna Sputnik V. No se puede seguir con improvisación una cuestión tan grave y cuyos efectos podrían ser aún mayores".|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig