Con la causa Cuadernos «dormida», Techint y Panedile vuelven a la Cámara de la Construcción – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.510 CASOS NUEVOS Y 153 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Con la causa Cuadernos "dormida", Techint y Panedile vuelven a la Cámara de la Construcción

Las empresas se habían retirado de la entidad en medio de las disputas legales por esa investigación que sacudió al poder. Ahora, con aires renovados, Techint y Panedile vuelven con vista al presupuesto 2021 y la ley de abastecimiento
Justicia
Justicia

Los tiempos cambian y los aires también. En el día de la Construcción el presidente de la Nación, Alberto Fernández participó del acto en donde se hizo referencia a que el sector tenía como costumbre movimientos pocos santos pero que llegó el momento de la amnistía. Y no solo eso, el perdón presidencial llegó de la mano con un reconocimiento a lo que entienden que fue una persecución consecuencia de la causa de los cuadernos.

Esa causa fue letal para la Cámara Argentina de la Construcción, al punto que no sólo varias empresas de porte se retiraron de la entidad sino que ninguno de los presidentes o dueños de las constructoras asociadas querían tomar la presidencias de la entidad a un abogado, Julio Crivelli, un hombre que jugó fuerte con el macrismo y el propio Sergio Massa le bajó el pulgar antes del cambio de gobierno.

Hoy, con un nuevo gobierno que mira al sector nuevamente como un aliado, reaparecen muchos jugadores que se sienten de alguna manera exonerados por el Gobierno. Y lentamente vuelven a ocupar sus sillas en las entidades empresariales

Este es el caso de dos pesos pesados de la construcción, las empresas Techint y Panedile que lentamente vuelven a ocupar sus sillas en el directorio de la cámara sectorial, Una entidad que empieza a rearmarse de cara a lograr captar un presupuesto que para el 2021 es de 843.000 millones de pesos en inversión pública, el doble que el último que presentó Cambiemos.

Esas empresas que hoy vuelven estuvieron en la tapa de los diarios y hasta algunos de sus ejecutivos formaron parte de las detenciones que se llevaron adelante en busca de arrepentidos que apunten hacia arriba, específicamente, a la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner

Pero no solo vuelven por el presupuesto, sino que también lo hacen por la amnistía del peronismo y el kirchnerismo, Uno de los empresarios, Hugo Dragonetti, de la constructora Panedile, fue uno de los empresarios que se contagió de coronavirus en la casa de Jorge Brito en el encuentro secreto realizado con Sergio Massa y Máximo Kirchner.

Pero no sólo esto, sino que entre este grupo de empresarios que empiezan a volver hay algo que un sector del Gobierno mira con agrado y que forman parte de la contracara de "Nuestras voces", el grupo de ejecutivos que apoyaban a Macri y se juntan en otra entidad: La Cámara Empresaria de la Venganza.

Muchos de ellos no olvidan que los esposaron, les pusieron cascos y chalecos antibalas y los llevaron a cárceles comunes con delincuentes de alta peligrosidad. Y no solo eso, sino que muchos saben que en la Oficina Anticorrupción había fotos enmarcadas con ellos siendo detenidos y que "la exégeta de Macri" como la llaman a Laura Alonso, solía brindar con gin tonic cada vez que los detenían.

Abastecimiento

Pero en este nuevo mundo las cosas no solo parecen extrañas, sino que son extrañas. El Gobierno nacional puso en marcha la Ley de Abastecimiento luego de los reclamos de las constructoras por los faltantes. Pero no solo eso, sino que el sector privado apoya esto.

Hoy, apenas comenzó su discurso por el día del sector, el Presidente dijo que el ministro de la producción, Matías Kulfas, tiene instrucciones para aplicar la ley de abastecimiento a quienes especulan con una suba de precios y retienen materiales de la construcción.

“Siempre consideré despreciable la conducta del especulador, pero especular en pandemia es mucho más que despreciable y no voy a permitir que eso ocurra. El ministro Kulfas tiene instrucciones para caer con todo el peso de la ley allí donde veamos que alguien está acaparando recursos para la construcción y está frenando la salida de la Argentina solo para buscar un mejor precio o un mejor resultado el día de mañana. No lo vamos a permitir. Es un acto de miserabilidad profundo hacer esto en medio de una pandemia”, dijo desde la Quinta de Olivos.

Pero lo llamativo es que esta medida recibió el apoyo del presidente de la Cámara, Iván Szczech quien, frente a un grupo de periodistas dijo que “todos tenemos que poner voluntad para que esto funcione. No es algo grato usarla -por la ley de abastecimiento-, pero en esta situación hay que usar todas las herramientas para sacar al país adelante”.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig