Techint, la kriptonita de Súper Guzmán y la liga de Chodos – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

EL GOBIERNO CONFIRMÓ EL EMBARAZO DE LA PRIMERA DAMA FABIOLA YAÑEZ

 

Pasos perdidos |Techint, la kriptonita de Súper Guzmán y la liga de Chodos

Alberto Vitalio, periodista de suelas gastadas en pasillos, despachos y cafés, en dialogo con el informante. ¿Guzmán camino a ser el Súper Ministro? Negocia con el FMI, aconseja al presidente sobre la recomposición de salarios, arregla con Techint por un juicio millonario. ¿Se queda también con el control del comercio interior?¿Si se va Miguel Ángel Pesce ¿puede entrar Sergio Chodos? ¿Qué tiene que ver Zannini con el precio del gas?
Negocios
Negocios

Alberto Vitalio: ¿Cómo anda informante? Una semana difícil para la economía la que se viene. ¿Lo ve a Guzmán más cerca de volverse a EE.UU o de transformarse en Súperministro? 

- Informante: La verdad que volviendo a EE.UU para almorzar con Stiglitz todavía no lo veo. Aparte aún tiene que recibir entre el lunes 5 y el martes 6 de octubre al venezolano Luis Cubeddu, de la misión del FMI, que llega al país para empezar a tratar el acuerdo con el Fondo. Lo que sí es seguro es que Guzmán cada vez está más fuerte. Y no por sus dotes de goleador, si no por el poder que está concentrando en el edificio de Irigoyen. Ya se quedó con el análisis del impacto que tendría en la inflación una recomposición de salarios para el próximo semestre, como le pidió el presidente. Y en la reunión que tuvieron con Alberto Fernández y Miguel Ángel Pesce para bajarle la fiebre al dólar, dicen que él fue quien más soluciones aportó. Al presidente le gusta eso. Suele decir que una de las cosas que se perdió cuando Roberto Lavagna le dijo que no quería formar parte del gobierno, era que al economista le planteás un problema y te trae dos soluciones. Condición que, según dicen, ve en Guzmán también. Por eso quizás para analizar la puja distributiva que va a llegar después del 17 de octubre, cuando la CGT le empiece a cobrar el cheque en blanco que le va a firmar al gobierno con la marcha en apoyo a Alberto por zoom, prefiere escucharlo a Martín Guzmán antes que a Claudio Moroni. Por mas que el ministro de la cartera laboral sea un amigo de toda la vida. Por estas horas igual al hincha fanático de El Lobo igual le toca negociar algo más importante que las paritarias futuras: un acuerdo con la multinacional Techint, que parece estar en zona gaseosa. Pero con esto sigo después. Otra cosa: donde lo miran a Guzmán de reojo es en Desarrollo Productivo. El ministro es medio Pac Man y les puede vaciar el ministerio. Lo sabe Paula Español, que ya se ve controlando las góndolas, pero bajo las ordenes de otro ministro.  

 

- A.V.: Si se va Pesce ¿entra Chodos? Digo por la relación que el economista preferido del Grupo Pizzapiola tiene con el FMI

- I: Pero ¿en serio usted cree que el acuerdo con el FMI se va a discutir mucho? Mire, en el fondo nadie quiere revisar demasiado los cajones que dejo Christine Lagarde. Y Kristalina Georgieva lo que desea es que la Argentina comience a pagar algo, aunque sea en los papeles. Si hasta el presidente electo del BID, el cubano americano Mauricio J. Claver-Carone nos apoya para cerrar un acuerdo. Y mire que los republicanos que están en el Fondo ahora son menos progresistas que Clint Eastwood. Lo que aseguro es que si Sergio Chodos reemplaza a Pesce, es otro paso en la consolidación de Guzmán como Súperministro. Igual los rumores contra Pesce son una constante, como los pronósticos de hiperinflación de los economistas libertarios o el antiperonismo de Fernando Iglesias. Son parte de la tradición a esta altura.  Por eso no es tan descabellado que suene Chodos, actual director por el Cono Sur ante el Fondo Monetario, para el lugar de Pesce: precisamente porque el acuerdo con el Fondo ya está arreglado. Lo que falta fijar es qué clase de revisión sin injerencia en la economía va a aceptar el gobierno de Fernández. Y eso es político, no económico.  

 

- A.V: Y todo eso ¿qué tiene que ver con Carlos Zannini, el precio del gas, Techint y Guzman?  

- I: No se me apure que le explico. Mire, uno de los costos más importantes que van a tener las empresas cuando arranque la economía es el precio de la energía. Y en nuestro país eso significa gas y petróleo. Por ahora, el petróleo en la Argentina tiene un precio de 45 dólares el barril para que las provincias puedan cobrar las regalías. Pero la discusión que aun no esta saldada es la del precio del gas. Y ahí son claves tres actores ahora: YPF, Techint y Carlos Zannini. Usted se preguntará ¿qué tiene que ver el actual procurador del tesoro de la Nación? Simple: tratar que Techint abandone el juicio por casi 1600 millones de dólares que le inició al Estado a principios de 2019 al denunciar que el ex secretario de Energía Gustavo Lopetegui modificó los criterios de aplicación de la resolución 46/2017 del entonces Ministerio de Energía, por los cambios que instrumentó la administración de Mauricio Macri en el programa de subsidios al gas que se extrae de Vaca Muerta. Tecpetrol, la petrolera de la familia Rocca, desistiría de hacerle un juicio al Estado por una suma cercana a los 450 millones de dólares. Pero para eso Paolo Rocca quiere que se active un nuevo esquema de precios garantizados por el Estado para que las petroleras reactiven la perforación de nuevos pozos de gas. Eso que se había acordado con Matías Kulfas. Eso ahora quedó en manos de dos personas: (otra vez) Guzmán, quien administrará el nuevo "plan gas", el cual deberá pactarse con los Rocca y que terminará en diciembre de 2021; y Carlos Zannini, a quien se le encargó llegar a un acuerdo con Tectpetrol para "reducir los daños" de la demanda heredada de la administración Macri. De todas maneras, el nudo gordiano de la cuestión es el precio del gas que asegurará el gobierno: YPF y Techint quieren fijar un precio de US$ 3,90 por millón de BTU. Extraña sociedad la de YPF y Techint, la petrolera nacional quiere recomponer ganancias rápidas por el desastre financiero que le dejo el macrismo, y Techint cobrarse la parte del juicio que resignó a través del precio inflado del gas. Las otras petroleras se conforman con un precio de 3,50 dólares. Pero Guzmán tiene un informe sobre la mesa del Enargas donde dice que pagar más de 2,90 dólares por millón de BTU está fuera de la realidad. Veremos qué pasa en las próximas semanas. Por ahora, es mejor no hablar al gas. 

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig