Mi viejo, el camionero: El rol de los hijos en la evolución de la logística – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 88.503 CASOS NUEVOS Y 317 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Entrevistas |Mi viejo, el camionero: El rol de los hijos en la evolución de la logística

La historia de vida de Gerardo Soto, describe la transformación positiva de muchas empresas familiares de transporte de carga que fueron reconvertidas a partir de la incorporación de nuevas generaciones con acceso a formación profesional. En 2020 lanzó una plataforma de gestión de fletes que fue elegida por Google for Startups, entre más de 300 proyectos y ya planean la expansión regional.
Ana Belén Ehuletche
Empresas
Ana Belén Ehuletche
Empresas

De la infancia en un camión a desarrollador de una plataforma que simplifica los fletes y las mudanzas. La frase anterior resume la vida de Gerardo Soto, hijo de Rubén y nieto de José Rubén, ambos transportistas.

Desde los 6 hasta los 20 años acompañó a su padre en la empresa de transporte que creció al ritmo de las crisis que moldean la vida de las pymes en la Argentina.

Rubén, es uno de esos “camioneros” de profesión, que no tienen un título, pero llevan en su sangre la sabiduría que da la experiencia y les permite desarrollar, con más o menos éxito, su propia empresa, generar empleo y crear nuevas oportunidades a su alrededor.

Hasta los 18 años Gerardo tenía un futuro asegurado en la empresa familiar donde se ocupaba de hacer mecánica, gomería y mantenimiento general de los camiones, pero algo lo hizo mirar más allá. A los 20, comenzó a estudiar Ingeniería Industrial. La empresa que fundó, Inter Cap, llegó a contar con una flota de 100 camiones que fueron devastados uno a uno por la hiperinflación. “Teníamos que vender un camión por mes para pagar sueldos”, recuerda Soto.

Su carrera profesional lo fue alejando de los neumáticos radiales, los tanques de gasoil y ese universo rodeado de pallets donde creció. Y, durante casi 30 años, se desempeñó en una gráfica, donde lo llevó a trabajar un profesor de la facultad.

Hoy Gerardo tiene 50 años y es uno de los fundadores de Fletalo, una plataforma lanzada en el 2020, que busca unir, en un marketplace, a los interesados en dar el servicio de fletes con quienes necesitan mudarse o transportar objetos pesados.

Para el desarrollo del proyecto, Soto, junto a Nicanor Estrada y Andrés Grosso, tuvieron en cuenta que se realizan aproximadamente 200.000 envíos por mes de bultos grandes en la Ciudad de Buenos Aires, solo a través de las distintas plataformas de e-commerce, mientras que se efectivizan cerca de 200 mudanzas por día.

La plataforma, que proyecta facturar US$ 2 millones entre 2021 y 2022, recientemente recibió US$ 150.000 a través de crowfunding. Este año fue elegida —entre 300 emprendimientos— por Google for Startups, un programa del gigante de la tecnología, que brinda respaldo y mentoreo a diversos emprendimientos de la región.

En breve, la app donde están registrados 500 fleteros y realizó más de 1.000 operaciones, estará llegando a algunas de las principales ciudades del país, además de Buenos Aires donde funciona actualmente, y planean desembarcar en países limítrofes, como Uruguay y Paraguay.

Hasta hace relativamente poco tiempo existió cierta reticencia por parte de los transportistas “tradicionales” a invertir en tecnología. Pero en los últimos años cambió y hoy vemos un sector con alta participación de tecnología, desde los camiones, los depósitos hasta los sistemas de gestión. ¿Existe relación entre la profesionalización de las nuevas generaciones que se incorporan a las pymes familiares, con el desarrollo del sector?

Totalmente de acuerdo. Las empresas del sector de transporte son, en su gran mayoría, empresas familiares. Es verdad que las nuevas generaciones que se incorporan a estas empresas son profesionales jóvenes que nacieron en la era digital y eso, sin dudas, colabora con la actualización tecnológica de la cadena logística, aunque todavía hay muchísimo por hacer.

—¿Cuál es el valor que agrega a una actividad clásica, una visión renovada del negocio?

Desde Fletalo queremos contribuir a la eficiencia en la cadena logística, mejorando la productividad de los vehículos de carga, que es el capital principal de los fleteros. A través de la tecnología, ayudamos a que ellos mejoren su rendimiento sumando viajes con nuestra plataforma, considerando su geolocalización y las características de su vehículo. De esta forma, reducimos el porcentaje de kilómetros recorridos del vehículo vacío (sin carga). Nuestra plataforma es un medio que permite ordenar y formalizar la variada oferta de vehículos de carga independientes que existe en el mercado de Latinoamérica.

—¿Cómo cree que evolucionará el sector de fletes a partir de las nuevas lógicas de consumo?

El sector de fletes será mucho más eficiente, gracias a la tecnología, como gran diferenciador en términos de la administración de la oferta y la demanda de los viajes.

Como en muchos otros rubros, el circuito de contratación va a tender cada vez más a desarrollarse de manera online, por su simplicidad e inmediatez y porque permite transacciones más confiables.

En el caso de los fleteros también se va a dar una digitalización para poder hacer frente a esa demanda, lo que a su vez les permitirá gozar de una mayor rentabilidad en su negocio, con el consecuente beneficio, por ejemplo, para poder renovar sus vehículos con mayor frecuencia.

—¿Cuáles son los principales desafíos?

Actualmente existen muchas plataformas de logística colaborativa en Latinoamérica, sobre todo cubriendo el last mile para el e-commerce. Sin embargo, Fletalo es la única plataforma que se especializa en el transporte de bultos grandes (big sized packages) y pesados, con vehículos de carga y con choferes capacitados para mover y manipular este tipo de carga, incluyendo mudanzas, como una alternativa más de fletes.

El principal desafío para este año de Fletalo pasa por seguir mejorando el producto, logrando la mejor experiencia de usuarios cuando contraten nuestro servicio a través de nuestra página web.

—¿Por qué eligieron Paraguay y Uruguay para expandirse? ¿En qué etapa están?

Elegimos estos países limítrofes como forma de hacer nuestra primera experiencia fuera de Argentina, con lugares cercanos y más “familiares”, además de tener socios estratégicos en estos destinos. Nuestra etapa actual es de consolidación del servicio en el AMBA. Estamos incorporando el servicio de pago online en mayo. En los próximos meses avanzaremos con el registro de fleteros de la zona de Rosario y Córdoba para luego comenzar a brindar nuestro servicio en esas ciudades. Hacia fin de año, iniciaremos la gestión de documentación para operar en los países limítrofes.   |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig