Con Manzur y Cafiero en el estrado, la UIA planteó que “es parte de la solución” – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 102.458 CASOS NUEVOS Y 191 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Gobierno & Empresas |Con Manzur y Cafiero en el estrado, la UIA planteó que “es parte de la solución”

Los industriales aseguran que deberán crecer durante una década al 3% anual para recuperar los niveles productivos de 2011, fue durante la apertura de la 27° Conferencia Industrial. También pidieron dejar de lado la dicotomía campo-industria porque el país “necesita a todos” para resolver sus problemas. Hoy cierra el evento Alberto Fernández.
Ana Belén Ehuletche
Empresas
Ana Belén Ehuletche
Empresas

En un tono conciliador, luego de mostrar diferencias con el gobierno de Alberto Fernández, en temas claves como la ley de góndolas y todas las acciones que intentaron controlar el incremento de precio de los alimentos, o el impuesto extraordinario a las grandes fortunas, durante la apertura de la 27° Conferencia Industrial, Daniel Funes de Rioja, titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), no hizo más que agradecer la presencia en la sala del jefe de Gabinete, Juan Manzur y del canciller Santiago Cafiero.

Al dar inicio al encuentro que durante dos días girará en torno a las claves para lograr un Mercosur productivo bajo el lema “exportar valor argentino”, Funes de Rioja aclaró que la temática, “las posibilidades de integración y exportación”, es “verdaderamente desafiante, en un momento crucial para la Argentina”, y sin más especificaciones agradeció la presencia de Manzur y Cafiero. “Es un honor que nos acompañen hoy”, agregó el jefe de los industriales.  

Luego, María Furtado, presidenta Joven de la 27° Conferencia Industrial, tomó la palabra para inaugurar el ciclo de disertaciones. “Desde UIA trabajamos fervientemente para lograr una industria federal sustentable e inclusiva. Y desde UIA Joven creemos que el camino es trabajar también por una industria cercana y comprometida con la comunidad que busque construir desde los consensos”.

La empresaria aseguró que el trabajo ya está dando resultado y contó que el 65% de las nuevas autoridades de UIA – Joven son mujeres; además mencionó que son más de 50 los miembros de esta rama dentro de la UIA que forman parte de los departamentos técnicos de la entidad centenaria, “buscando aportar una mirada propositiva para lograr ese país productivo que tanto queremos”, indicó.

Además, aseguró que “la industria es uno de los motores de reactivación para el desarrollo económico, social y productivo del país”, dijo y agregó: “todavía tenesmos que seguir derribando algunas falsas dicotomías; no nos vamos a cansar de decir, no se trata de la industria o el campo, se trata de la industria y el campo, la industria y la tecnología, las empresas pequeñas y las empresas grandes”.

“El país nos necesita a todos, y a todos unidos para poder salir del diálogo”, cerró la joven empresaria.

Los números de la industria

Con el evento en marcha, Luis Tendlarz, presidente de Conferencia se ocupó de analizar los datos duros de la economía. Luego de asumir que la pandemia por el Covid-19 continúa impactando en el mundo, el empresario destacó que el avance de la vacunación permitió no sólo realizar un evento híbrido, virtual y presencial, sino además reanudar actividades y sociales, con protocolos, “para dar inicio a un proceso de reactivación económica no exento de dificultades”.

Tendlarz indicó que el 2021 cerrará con una recuperación de la actividad industrial superior al 15%, a penas por encima del nivel de 2018, en la prepandemia, con un balance comercial superavitario cercano a los 10.000 millones de dólares “pero con una situación preocupante en materia de desempleo, pobreza e informalidad”, apuntó. 

En ese sentido repaso que “el problema del endeudamiento externo, las restricciones vigentes en el mercado cambiario y la inflación persistente dificultan pensar una trayectoria sostenida de crecimiento de la producción, el trabajo y el bienestar social”, analizó y confirmó que el sector industrial deberá crecer durante una década al 3% anual para recuperar los niveles producticos de 2011.

Para lograrlo, explicó Tendlarz, las exportaciones de bienes y servicios debería sumar unos 25 millones de dólares anuales adicionales. “Solo cuando alcancemos esa meta podremos afirmar que crecimos sostenidamente”, agregó. 

Por último, señaló: “esta Conferencia se afirma sobre una convicción del sector industrial en su conjunto:  sólo a partir de desarrollar firmemente una estrategia para exportar valor argentino al mundo podremos superar los desafíos del desarrollo”.

Gobierno sin anuncios

En representación del gobierno Nacional, Juan Luis Manzur, jefe de Gabinete de Ministros de la Nación validó “el potencial que tiene el país” y dijo que “estamos para trabajar juntos con nuestros empresarios y empresarias, los representantes de los trabajadores, el mundo académico, y en conjunto poder avanzar”.

El jefe de Ministros compartió la preocupación de los industriales por la situación crítica de ciertos registros de la economía y, pese a asegurar que el país crecerá en torno al 10% en este ciclo, asumió que los niveles de pobreza y otros indicadores socio sanitarios y económicos a la baja, al inicio de la pandemia, son “inaceptables”. Manzur dijo que “producto de políticas sanitarias y económicas adecuadas, se está recuperando la totalidad de lo que se ha perdido”, y esto permite, “una vez teniendo resuelto lo sanitario ir hacia adelante”.

Además, destacó la participación de los gremios y su “rol activo para cuidar y generar trabajo” y reconoció que “sin inversión no hay trabajo”. En ese punto destacó el “desafío central” del Gobierno y del jefe de Estado de “ser un facilitador” para atraer inversiones y que las entidades financieras estén al servicio y que se generen circuitos virtuosos.

Política externa, geopolítica y Mercosur

En el primer panel que analizó estrategias para el desarrollo exportador, Santiago Cafiero, ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación opinó que “lo que tenemos que planificar es una inserción y una integración de las cadenas regionales de valor. Y construir cómo va a ser el Mercosur de los próximos 30 años: la política de relaciones exteriores más importante de Argentina”. 

Luego, al analizar la situación geopolítica y la post-pandemia, Juan Gabriel Tokatlian, especialista en Relaciones Internacionales y vicerrector de la Universidad Torcuato Di Tella, señaló que “hay un espacio para la diversidad productiva, para repensar los modelos de industrialización y las sinergias entre ámbitos productivos”. “Argentina y sus industriales deben aprovechar esa condición para repensar el rol de la industria”, agregó.

Luego, el economista especializado en Relaciones Internacionales y de Iberoamérica, Federico Poli habló sobre la relocalización de manufacturas de Asia hacia América Latina y dijo que “abre un espacio muy importante para la industrialización de la región, para la complementación industrial”. 

Al reflexionar sobre el futuro del bloque regional y la competitividad, Constanza Negra Biasutti, gerenta de Diplomacia Empresarial y Competitividad de la Confederación Nacional de la Industria de Brasil (CNI), dijo que “mientras no se resuelvan problemas estructurales, continuaremos compitiendo en desventaja con el riesgo de caer en una trampa de creer que política comercial se puede disociar de la política de competitividad”.

En tanto, Julieta Zelicovich, doctora en Relaciones Internacionales, opinó que “el Mercosur necesita un posicionamiento común para que las empresas salgan al mundo. Una meta es brindar certidumbre, para eso necesita que sus normas se cumplan, se internalicen y se ajusten a las dinámicas del comercio de este siglo”. 

Sobre la posibilidad de producir en la región, Máximo Vedoya, CEO de Ternium, señalo que “tenemos que generar cadenas de valor más regionales, más locales y en eso, Argentina podría entrar. Necesitamos reconocer que existe una oportunidad: el empleo industrial es de mucha más calidad que un empleo en servicios”.

Desde la virtualidad, Daniel Scioli, embajador en la República Federativa de Brasil, señaló que “el comercio bilateral ha crecido por arriba de la pandemia. Hemos recuperado a Brasil como primer socio comercial de Argentina”. 

Por su parte, Reinaldo José de Almeida Salgado, embajador de la República Federativa de Brasil en Argentina dijo que “en las políticas públicas que hacen al núcleo duro de la relación económico-comercial es necesaria la participación activa de los sectores productivos de ambos países”.

Por último, Robson Braga de Andrade, presidente de la Confederación Nacional de la Industria de Brasil (CNI), aseguró que “con políticas adecuadas, iniciativas conjuntas podemos tener un Mercosur más fuerte y estable, capaz de promover el desarrollo económico y social”.  |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig