La inflación en enero supera el 4% y amenaza la Ley de Góndolas y Precios Máximos – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 2.510 CASOS NUEVOS Y 153 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Preocupación en la Casa Rosada |La inflación en enero supera el 4% y amenaza la Ley de Góndolas y Precios Máximos

La medida para contener el precio de los alimentos se da en un marco del aumento de inflación. El Ministerio de Economía pronosticó un alza de precios del 29% para este año, pero en el mercado creen que será imposible cumplir con esa meta.
Alberto Vitalio
Economía
Alberto Vitalio
Economía

A pocas horas de la polémica que desato la reglamentación de la Ley de Góndolas, el Gobierno la extiende hasta abril Precios Máximos y estudia cambios. Y es que, si bien el programa rige exclusivamente para los productos de las góndolas de supermercados y comercios minoristas, no incluye a los productos frescos ni a las materias primas, lo que desató bronca de muchos supermercados mayoristas que quieren contar con esa oferta.

Ahora, los supermercadistas piden que se extienda a todos el convenio que firmó el Gobierno con los frigoríficos para asegurar distintos cortes de carne a precios promocionales.

La batería de medidas que lleva adelante el Gobierno para frenar la inflación no conformó ni a propios ni ajenos. Por ejemplo, el Índice de Precios de Supermercados que mide el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (IPS-CESO) que se releva todas las semanas, muestra una variación para la cuarta semana de enero del 1,34% en relación con la semana anterior.

La variación mensual del promedio de precios del mes de enero con respecto a los precios de diciembre alcanza una variación del 2%; mientras que en la comparación de la cuarta semana de enero respecto a la misma semana de diciembre la variación es del 3,74%, producto de la aceleración de las últimas semanas. Si se mira la Canasta básica alimentaria mensual la cosa es peor: subió 6,6%.

Lo que se está diciendo

Así las cosas, en la industria alimenticia no creen en las medidas que está tomando el ministerio de Desarrollo Productivo. En ese sentido, el vicepresidente de la UIA y titular de la COPAL, Daniel Funes de Rioja, dijo en Radio 10 que "no estamos a favor de la Ley de Góndolas, no creemos que sea el camino para bajar la inflación porque oferta hay".

La COPAL reúne a las industrias más importantes de alimentos, y no es un secreto para nadie que no están teniendo el mejor diálogo con Matías Kulfas, ministro de Desarrollo y con Paula Español, secretaria de Comercio.

Pero tampoco las pymes están contentas: con la reglamentación de la Ley de Góndolas que hizo la semana pasada el Gobierno y que tiene como objetivo brindar una mayor oferta en las grandes cadenas de supermercados. Dicen que no se lograría su principal fin: bajar los precios de los alimentos.

Y es que la medida, que entró en vigencia la semana pasada con la publicación de la Resolución 110/21 el Boletín Oficial es insuficiente. Así lo aseguran los proveedores de alimentos y bebidas de los supermercados.

"La reglamentación propuesta no alcanza para abrir el mercado a las pymes, porque en avance propuesto sólo llega al 20% donde se realiza las compras de los clientes que son las grandes superficies. Mientras el 80% se produce en los negocios de cercanías, ya que muchas marcas tienen sus cadenas orientadas a este segmento", señaló a N&P Juan Manuel González Insfrán, presidente de la cámara de cerveceros artesanales de Argentina.

"El espíritu de la ley es justamente lo contrario, el espíritu de la ley es poder darle lugar a todos las Pymes a participar de un mercado altamente concentrado y el que más se beneficia es el consumidor. Hoy con los puntos que trabajo la secretaria de comercio interior, no alcanza y no tiene el espíritu que proponía tener", dice González Insfrán.

El empresario no cree que sólo esta ley pueda bajar los precios: “Se necesita entender el funcionamiento de las estructuras de las empresas que participan en las góndolas. Pero el espíritu que perseguía esta ley, puedo afirmar que, si brindaba un abanico de opciones al consumidor que hoy solo ve una porción de lo que producimos para diferentes regiones del país, que traería oportunidades a las empresas regionales, y permitiría el desarrollo de nuevas tecnologías en materia alimentarias".

En los hechos, la tarea de control queda bajo el poder de policía del ministerio Desarrollo Productivo que estableció que la subsecretaría de Acciones para la Defensa de los Consumidores será la encargada del control y vigilancia de esta medida. Esa subsecretaria, que está en manos de la pampeana Laura Goldberg, depende de la secretaria de Comercio que lidera Paula Español.

Lo que estamos viendo

Muchos dudan de la capacidad de aplicación de la Ley de Góndolas y del "poder de policía" de la secretaría de Comercio. Y es que la Ley N° 27.545 de Góndolas, promulgada en marzo del año pasado, establece que los comercios alcanzados deberán ofrecer al menos cinco productos de distintos grupos económicos por categoría y que la exhibición de los productos de un mismo grupo económico no debe superar el 30% de la superficie en su categoría.

También dispone que se destine al menos un 25% del espacio de exhibición para productos de pequeñas y medianas empresas y que como mínimo un 5% del espacio de las góndolas sea para productos de empresas de agricultura familiar, campesina, indígena y de la economía popular. Algo que por estas horas parece muy difícil de cumplir.

Sin embargo, lo que más molesta a las Pymes es la "superficie mínima de venta al público" que deben tener los comercios alcanzados por la Ley, que será de 800 metros cuadrados, medidos desde la línea de cajas, y descontando los depósitos y espacios exclusivos para su personal. Las Pymes dicen que eso es arbitrario y las deja afuera del juego.

La normativa, que establece donde se ubicarán los productos alimenticios incluidos en las góndolas —excepto carnes, pescados y mariscos—, será definido en los próximos días, cuando los listados serán publicados en la página web de la Secretaría de Comercio Interior. En tanto, los comercios tienen un plazo de 90 días contados a partir del 15 de diciembre de 2020 —fecha en que se reglamentó la Ley— para adaptar sus estructuras a lo que pide la ley.  |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig