Guzmán eligió a Basterra para controlar los precios de los alimentos y relegó a Kulfas – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 1.968 CASOS NUEVOS Y 25 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

La comida subio casi 10% mas que la inflación |Guzmán eligió a Basterra para controlar los precios de los alimentos y relegó a Kulfas

La discusión sobre cómo frenar el alza de los precios volvió ayer a poner en valor al ministro de Agricultura, Luis Basterra, quien parece haber sido elegido por el "superministro" para contener los aumentos.
Economía
Economía

“Las herramientas que tiene el Estado son más que suficientes para el control de precios de los alimentos”, dijo ayer el jefe de la cartera de Agricultura al salir de la Casa Rosada. Fue un par de horas después que el Indec difundiera datos que generan preocupación, en especial para una clase política desgastada y a pasos de una campaña electoral de medio término, sobre la marcha de la economía: una familia tipo necesitó en diciembre $54.208 para no caer en la pobreza y la canasta alimentaria se disparó 45,5% en 2020, más de nueve puntos por encima de la inflación, que fue del 36,1%.

Los datos del Indec confirmaron la suba de los alimentos y sirvieron para que el Poder Ejecutivo ordene una interna que Negocios & Política viene informando desde hace algunas semanas: La puja, las discusiones y acusaciones mutuas por el control de los precios.

Basterra, que hizo esas declaraciones a la agencia Noticias Argentinas (NA) luego de una reunión del Gabinete Económico que se desarrolló en Casa Rosada, es uno de los que junto a los equipos técnicos que maneja el ministro de Economía, Martin Guzmán, tuvieron que salir a apuntalar al ministerio de Desarrollo Productivo de Matias Kulfas, que en los hechos es quien debería llevar el control de precios a través de la secretaria de comercio que dirige Paula Español.

Los datos de la realidad no ayudan a Kulfas

Ayer el Indec dio a conocer que para no ser indigente, una familia requiere ingresos por $22.681, según la estimación realizada por el organismo sobre la base de cuatro miembros. La canasta alimentaria subió 5,1% en diciembre y 45,5% en el 2020, 9,4 puntos por encima del costo de vida del año. Y el control de la canasta alimentaria es casi exclusivo del ministerio que conduce Kulfas.

En el caso de la canasta básica total, que permite medir la pobreza, subió 4,7% en diciembre y 39,1% en el 2020, por lo que también quedó por encima del nivel de inflación. El alza de la canasta alimentaria en diciembre último, del 5,1%, fue la tercera suba mensual más fuerte del año, solo superada por la de enero (5,7%) y octubre (6,6%). En el caso de la canasta básica, la suba del 4,7% fue la segunda más fuerte del 2020, solo superada por la de octubre (5,7%).

Lo que dice Basterra

Al salir de la reunión en Casa Rosada, Basterra dijo que "hay muy buena voluntad de los actores del sector agropecuario y el rol que ha adquirido el Consejo Agroindustrial Argentino en congregar sectorialmente a todos los actores de la cadena, y eso nos da la oportunidad de garantizar los alimentos para todos” y afirmó que están "explorando todas las posibilidades para que sea por consenso, por acuerdos", y que puedan alcanzar los "instrumentos para que la población acceda a los alimentos".

Basterra confirma lo que muchos suponían: que el ministerio de agricultura tiene una potestad cada vez mayor en el control de precios, relegando así a Kulfas y su equipo. La movida, dicen por los pasillos del Palacio de Hacienda, es otra de las tácticas de Guzmán, quien ya con el traje de superministro, quiere traspasar en los hechos el control de precios de Kulfas a Basterra, con el que tiene muchas más afinidades ideológicas y políticas.

La idea de Guzmán es que Basterra pueda administrar directamente con los productores y exportadores la suba de precios a nivel internacional y articule con ellos los precios internos de la cadena agroalimentaria, de manera que la exportación no le traslade sus valores en dólares a la mesa de los argentinos. El objetivo de Guzmán es mantener el ingreso de divisas y que los valores de la comida sean en pesos, no en dólares.

Basterra, piensan en Hacienda, ha sido mucho mas eficiente en la tarea que lo hecho por Kulfas y Español en la supervisión a hipermercados y supermercados.

La semana que viene, será Basterra quien se reunirá junta los técnicos de Economía y Desarrollo con los exportadores de girasol, del trigo, del maíz y de las carnes para desacoplar los precios internacionales sobre el valor de los alimentos. Algo que Kulfas debería haber llevado adelante, dicen en el Palacio de Hacienda, y "no pudo o no supo".

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig