El Gobierno avanza en el control a la exportación de carne para bajar la inflación – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 1.303 CASOS NUEVOS Y 34 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Malestar del sector empresarial |El Gobierno avanza en el control a la exportación de carne para bajar la inflación

Con una inflación superior al 4% en marzo, detectaron maniobras de “subfacturación” en la venta al exterior de proteína animal y otras materias primas. Se aumentarán los controles y se creó un registro de exportadores. La Mesa de Enlace expresó su rechazó y señaló que las medidas serán “contraproducentes”.
Ana Belén Ehuletche
Economía
Ana Belén Ehuletche
Economía

Casi en simultáneo a la confirmación del indicador de inflación más alto en lo que va del año (4,8%), luego de una nueva reunión de gabinete económico, que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el Gobierno informó ayer un plan para contener la suba de precios en el sector de la alimentación y garantizar el abastecimiento de alimentos, insumos y bienes industriales.

Como adelantó en N&P, se endurecerá la política de fiscalización de precios y se pondrá la lupa en la “mejor distribución” de la carne, lo que implica mayor control sobre la exportación. “Se trata de un esquema que promueve la eficiencia, la competencia y el aumento en la oferta de productos en diversos rubros de la actividad económica”, señaló el texto oficial.

Estas iniciativas –agregó- se dan en el marco de las acciones ordenadas este miércoles por el jefe de Gabinete, quien instruyó a los inspectores de la AFIP para que exijan el real cumplimiento del programa de Precios Máximos, y determinó que se cumpla estrictamente con la aplicación de la ley de abastecimiento, y dejó abierta la posibilidad de aumentar las sanciones para aquellos que la infrinjan.

Con la asistencia virtual del titular de la cartera económica, Martín Guzmán, Cafiero le dio forma a la norma junto a los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

El conjunto de medidas que se irán reforzando y complementando en los próximos días, apuntan a la “reducción de la inflación gradual y consistente, junto a una recuperación del poder adquisitivo”, señalaron desde jefatura de Gabinete.

A partir de los datos parciales de marzo, la cartera de Agricultura venía analizando en detalle la evolución de precios de materias primas y encontró datos sorprendentes en el valor de la carne. El último informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), marcó que el precio promedio de la carne vacuna en febrero creció 73,1, respecto al mismo mes del 2020, y un 80 por ciento en carnicerías de Capital y GBA. Por encima de ese promedio se movieron el asado de tira (84,2 por ciento), matambre (77,1), cuadrada (75,7) y bola de lomo (75 por ciento).

Al indagar en los factores que hicieron escalar los precios, los organismos de control del Estado detectaron maniobras de los consorcios exportadores, que integran a los grandes frigoríficos del país, para “subfacturar” los productos, pese a que la Afip viene colocando valores de referencia. “Algunas alzas de precios tuvieron lugar en forma concomitante a prácticas ilegales de subfacturación de exportaciones y posible evasión fiscal que llevan a la necesidad de reforzar controles e implementar medidas a los fines de dotar de mayor transparencia a los mercados, en particular el correspondiente a la carne vacuna”, explicó la cartera de Desarrollo Productivo.

Ahora, el Gobierno buscará “garantizar el abastecimiento de la carne vacuna a precios accesibles y mejorar el funcionamiento y la competencia dentro del sector”, para eso, además de relanzar los acuerdos sectoriales para una mayor previsibilidad de precios durante los próximos meses, se avanzará en esquemas de distribución que garanticen el acceso a los alimentos a precios accesibles.

“También se busca diversificar la oferta y ampliar la competencia en la producción de alimentos, así como profundizar el acompañamiento de los mercados y el cumplimiento de las normas vigentes en los mismos”, señala la información oficial.

Así, en síntesis, desde ayer el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca estableció mayores requisitos para la exportación de carne vacuna con el fin de “generar mayor transparencia y trazabilidad y evitar prácticas ilegales y especulativas”.

Para eso se creó un nuevo registro de exportaciones de carnes, con intervención de la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo, a los fines de mejorar el monitoreo de las exportaciones cárnicas y el abastecimiento del mercado interno.

Además, se creó una comisión mixta integrada por representantes de los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Desarrollo Productivo, junto a organismos de control, a los fines de actualizar precios de referencia de exportación con el fin de evitar la subfacturación de las exportaciones.

En ese sentido la AFIP procederá a actualizar dichos valores en lo inmediato, indicaron desde el Gobierno y señalaron que los ministerios de Desarrollo Productivo; de Agricultura, Ganadería y Pesca; y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, resolvieron modificar el esquema de funcionamiento de la comercialización interna de carne vacuna, estableciendo la obligación del troceo.

Rechazo

Durante la pandemia, si bien se registraron situaciones críticas en la economía en general, algo que no bajó es el consumo de alimento, lo que llevó a los países a incrementar compras para aumentar el “stock” de productos indispensables.

Esa reactivación mejoró el pecio internacional de la carne, lo que impulso un mayor precio.  Esta situación garantiza el ingreso de divisas, pero repercute de forma negativa en el consumo interno. Especialistas indican que la escalada internacional no tiene que ver sólo con la pandemia que “cambió los canales de venta”, y apuntan a una situación de “sobre oferta” por parte de Brasil.

Para monitorear la exportación de carnes y hacer un seguimiento de la relación entre precios declarados en el despacho de la mercadería y el arribo a destino y evitar así que se declaren precios inferiores a los que efectivamente se venden la mercadería, se avanzó con las nuevas medidas que ya fueron rechazadas por el sector agropecuario.

Los representantes del campo nucleados en la Mesa de Enlace, emitieron ayer un comunicado donde se opusieron al nuevo registro para exportaciones. “Son instrumentos que todos ya se implementaron en el pasado reciente con resultados contraproducentes para la producción, la actividad y el empleo”, argumentaron.

Las entidades entienden que existe una “visión equivocada” por parte del Ejecutivo al señalar que la suba generalizada de precios responde a tensiones entre la exportación y el mercado interno. “A la inflación se la debe atacar por sus verdaderas causas, no por sus efectos. La causa de la inflación, incluido el aumento de los precios de los alimentos, es el exceso de emisión monetaria como consecuencia de un gasto público galopante y de baja calidad, producto a su vez de un Estado sobredimensionado e ineficaz”, explican los empresarios del agro.

“Seguir generando más burocracia innecesaria con registros e instrumentos ya fracasados es lo contrario a la necesidad de generar expectativas positivas sobre la producción y la inversión”, se quejaron.

Además, explicaron que en momentos en los que los productores necesitan “reglas de juego claras”, para poder seguir su actividad “para que los argentinos y el mundo cuenten con los alimentos que producimos, alarma que el gobierno nacional siga transitando sendas erradas, tomando medidas inconsultas que sólo profundizan la difícil situación que atravesamos”.

“No es un sector compuesto por `Carmelitas descalzas´, pero el Gobierno se equivoca al atacar la exportación”, señaló el titular de un frigorífico exportador y explicó que los controles deberían comenzar antes. “El precio está en el animal en pie, el resto de la cadena es trazable”, dijo y lamentó que “se enfrente al operador que es el que ingresa divisas al país”.

El empresario independiente aseguró que la cadena no es sustentable por el peso del dólar en los insumos y cuestionó que “el Gobierno le dio el control de precios a un sector que concentra el 91% del mercado”.

Según señaló, hoy la Argentina ocupa el segundo lugar en exportación de carne, detrás de Brasil que, a partir de una sobre expansión de su cadena cárnica, experimenta una gran crisis ganadera. “Hay un sector comprador agresivo (China) y una sobre oferta por parte de Brasil que fija el precio internacional”, detalló.

Al analizar el contexto interno, el empresario cárnico, apuntó a la carga tributaria. “Se necesita un esfuerzo impositivo que, si bien no va a modificar el precio de la carne global, puede descomprimir la situación en los puntos de venta y mejorar el precio en el mostrador”, opinó.

Acciones complementarias

·Troceo. A partir del 1 de enero de 2022 el “troceo” será obligatorio en todo el país, abriéndose un período de transición donde la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (SEPYME) ofrecerá financiamiento a tasas subsidiadas a las PYMES que necesiten realizar inversiones para adecuarse a estos objetivos.

“Esta medida protege a los y las trabajadores del sector, mejora el funcionamiento de la producción y el acceso de las y los consumidores a los diferentes cortes, estimulando un funcionamiento más eficiente de la cadena cárnica”, apuntaron desde Agroindustria.

Además, se firmaron nuevos acuerdos de abastecimiento de carne a precios accesibles, ampliación de la cobertura territorial y la disponibilidad hasta fin de año. Medida que está acompañada por otras que buscan que la llegada de carne sea más eficiente a zonas de menores recursos.

·Cadena avícola. Se negocia un acuerdo con la cadena de producción avícola, incorporando compras de maíz con cobertura para dar certidumbre a la provisión y precio de este insumo. Asimismo, el Ministerio de Desarrollo Productivo dispondrá líneas de financiamiento a tasas subsidiadas para la mejora tecnológica del sector.

La cartera de Desarrollo productivo informó que se firmará un acuerdo con los principales proveedores de insumos industriales de uso difundido y de la construcción a los fines de sostener el precio vigente al mes de marzo hasta fin de año, con cláusula de revisión trimestral. Este acuerdo incluye a los sectores productores de insumos textiles, cueros, madera, celulosa y papel, plásticos, químicos, hierro y acero, caucho y aluminio, cartón y vidrio y cemento.

Del mismo modo, se firmará un acuerdo de precios con los principales fabricantes y cadenas de comercialización de productos de electrónica y electrodomésticos. El acuerdo mantiene fijo los precios actuales hasta fines de octubre e incluye la estructuración de ofertas especiales de telefonía celular, TV y computadoras a precios muy accesibles, que serán comercializados a través de las plataformas electrónicas del Banco Nación y Correo Compras, entre otras.

·Acceso federal. En la misma línea se avanza en el programa Mercado Federal Móvil, que permitirá acceder a productos frescos a precios mayoristas. Este programa comienza en el Gran Buenos Aires y luego se irá extendiendo a otras áreas del país. En una primera etapa se ofrecerá un combinado de frutas y verduras a precios mayoristas. A modo de ejemplo, se ofrecerán canastas de 5 y 6 kg de verduras y frutas a valores de entre $120 y $250.

Al mismo tiempo, desde la cartera de Kulfas, se adecuará un espacio comercial perteneciente al Ministerio de Hábitat y Desarrollo Territorial en el barrio porteño de Parque Patricios para abastecer con precios mayoristas la demanda en barrios del sur de CABA y Gran Buenos Aires. Dichas obras estarán finalizadas en 120 días y se utilizará para ofrecer productos frescos hoy disponibles en el Mercado Central.

También informaron que se está negociando con empresas alimenticias una nueva canasta de productos a precios accesibles, previsibles y de cumplimiento obligatorio en todo el país.

Y se implementará un sistema móvil de comercialización de carnes a precios accesibles, comenzando por el Gran Buenos Aires.

·Diversificación. En conjunto al resto de las medidas se lanzará el Programa PYMES en Góndolas, destinado a certificar y capacitar a productores micro, pequeños y cooperativas productoras de alimentos para diversificar la oferta de alimentos en supermercados, en el marco de lo establecido en la Ley de Góndolas. Este programa será liderado por las Secretarías de Comercio Interior y de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores del Ministerio de Desarrollo Productivo, y ofrecerá financiamiento a tasas subsidiadas, garantías, capacitación y asistencia técnica.

La SEPYME del Ministerio de Desarrollo Productivo, junto con la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, lanzan 5 líneas de financiamiento por $4.800 millones destinadas a financiar a pymes, cooperativas y agricultores familiares para aumentar y mejorar la producción de alimentos frescos.

·Monitoreo. Por otro lado, la Secretaría de Comercio Interior incorpora 500 nuevos fiscalizadores a los fines de fortalecer las tareas de control y garantizar el abastecimiento mientras tenga vigencia la emergencia sanitaria. También se pone en funcionamiento el SIPRE para monitorear con mayor precisión la evolución de precios y el abastecimiento de mercados.

La cartera de Paula Español, también se pondrá en marcha el Observatorio de Precios creado a través de la Ley 26.992. |

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig