El Gobierno elimina retenciones y envía al Congreso ley de promoción para la industria automotriz – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 20.363 CASOS NUEVOS Y 465 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Alberto, Kulfas y Guzmán |El Gobierno elimina retenciones y envía al Congreso ley de promoción para la industria automotriz

Las terminales que superen este año los niveles de exportación de 2020 no pagarán el tributo; el comercio exterior de la industria automotriz representa el 6,6% del PBI Industrial y aporta casi 3 mil millones de dólares a la recaudación impositiva cada año. Anunciaron un ambicioso plan que busca duplicar las ventas al exterior y el empleo en los próximos 5 años
Ana Belén Ehuletche
Automotriz
Ana Belén Ehuletche
Automotriz

El presidente Alberto Fernández encabezó un acto donde se modificó el Decreto 789/20 con el fin de incluir a los envíos incrementales del sector en el esquema de 0% de derechos de exportación, este mediodía, en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada. Así, las unidades que se produzcan en 2021 por encima de lo que se fabricó en 2020, quedarán eximidas del pago de los derechos de exportaciones.

Escoltado por los ministros de Desarrollo Productivo y Economía, Matías Kulfas y Martín Guzmán, y ante el titular de Adefa y CEO de Toyota Argentina, Daniel Herrero y los lideres generales de la UOM y SMATA, Antonio Caló y Ricardo Pignanelli, Fernández anunció además que enviará al Congreso de la Nación, el Proyecto de Ley de Promoción Inversiones en la Industria Automotriz y su Cadena de Valor, que apunta a generar puestos de trabajo de calidad, impulsar el desarrollo de nuevos modelos, fomentar el perfil exportador del sector y una mayor integración de autopartes locales.

Desde la Cartera de Kulfas, explicaron que la iniciativa legislativa propone la creación de un régimen de fomento con beneficios impositivos a nuevas inversiones en el sector automotriz para el desarrollo de toda cadena de producción, desde vehículos a autopartes; y para el impulso de la adquisición de bienes de capital nuevos, inclusive de infraestructura.

Y, a la vez, plantea la creación del Instituto de la Movilidad, un ente de derecho público no estatal que buscará coordinar entre los diferentes eslabones de la cadena de valor, el Estado Nacional, los trabajadores y las instituciones de apoyo científico y tecnológico.

Durante el acto donde estuvieron presentes también Raúl Amil, presidente de AFAC e Isabel Martínez, representante de ADIMRA, entre otros referentes del sector, el presidente dijo que “la actividad automotriz es en términos industriales para nosotros una suerte de nave insignia, entonces tiene que funcionar muy bien, tiene que producir y crecer mucho”.

Ambas medidas se consensuaron en el ámbito de las reuniones que mantienen funcionarios nacionales con representantes empresariales y de los trabajadores del sector automotriz.

“Eso no solo impulsa a los que están vinculados a la actividad industrial automotriz sino al resto de la economía”, destacó Fernández y celebró que “cada vez tengamos un mayor porcentaje de producción nacional en autos” porque “eso no solo genera producción y trabajo, sino que nos evita importar y que de ese modo perdamos divisas, que hoy en día debemos preservar, cuidar, y reconstruir unas reservas que estuvieron muy alicaídas y que, de hace unos meses a acá, poco a poco, vamos recomponiendo”.

“El equilibrio fiscal no es un problema de izquierda o de derecha”, agregó el Presidente y aclaró que “hace a la sostenibilidad de la economía”.

Por su parte, el presidente de ADEFA, Daniel Herrero, destacó la importancia que tiene la quita de retenciones para el desarrollo del sector automotor, que se caracteriza por su alto perfil exportador, el rol clave dentro del entramado industrial y en el desarrollo económico y social del país.

Actualmente las automotrices exportan más del 50% de su producción, lo que representa el 35% del total de las exportaciones de manufactura industrial del país. Mientras que comercio de este sector abarca el 6,6% del PBI Industrial y aporta USD 2.968 millones anuales a la recaudación impositiva.

En enero la industria automotriz, creció 17% en términos interanuales y desde finales de 2020, comenzó a mostrar una tendencia de recuperación que supera los niveles de pre-pandemia.

Pese a las dificultades que ha enfrentado durante los últimos años, tanto por factores locales (crisis macroeconómica) como externos, principalmente a raíz de la reducción de las ventas a Brasil, desde la Argentina se abastece a 35 mercados en los 5 continentes (con 54% de participación en las exportaciones) con una generación de US$ 5.000 millones anuales (2020 est.) por exportaciones, señalaron desde Adefa y expresaron que “contar con un modelo exportador especializado, con productos de alto valor agregado implica para el sector y para el país ser el primer sector exportador industrial y el segundo complejo exportador”.

Matías Kulfas señaló que el estímulo a las exportaciones “va a permitir profundizar la política automotriz que hemos consensuado con el sector con empresarios, empresarias y sindicatos, de buscar mayor contenido nacional en la producción, mayor trabajo argentino y mayor orientación exportadora”.

El ministro indicó que se trata de un sector que genera 130 mil empleos privados formales y que implica el siete por ciento del producto bruto industrial.

Por su parte, Guzmán aseguró que hoy “la economía argentina está en la senda de la recuperación, que en un contexto de pandemia tiene características que son heterogéneas, pero que mes a mes se ve que es más firme. La economía argentina está mes a mes volviéndose más robusta. La actividad está creciendo”.

“El diálogo y el consenso son el camino para la generación de medidas que alienten el desarrollo de nuestro sector y permitan al mismo tiempo promover mayores exportaciones, generar mayor producción y un ingreso incremental de divisas para el país”, sostuvo Daniel Herrero.

Y confirmó que a partir del impulso de este Régimen y otras medidas que se están gestionando, se espera que en un plazo de 5 años se logre duplicar las exportaciones y el empleo directo. 

Desde la cartera de Kulfas explicaron que la industria automotriz requiere de inversiones permanentes y de gran escala para mantener su nivel de competitividad, para linearse a los constantes avances en materia de tecnología y diseño a nivel global, por eso se requiere de incentivos para promover inversiones, que le permitan a la Argentina modernizar y volver más competitiva su industria.

El objetivo principal es el fortalecimiento de su cadena de valor, la generación de puestos de trabajo de calidad, el desarrollo de nuevos modelos, el fomento de una mejor inserción internacional que fortalezca el perfil exportador de la cadena y una mayor integración de autopartes locales.

A partir de la creación del Régimen de fomento a nuevas inversiones del sector automotriz, toda la cadena de producción, desde vehículos a autopartes, tendrá beneficios impositivos.

La letra chica del proyecto señala que el proyecto de inversión debe cumplir con un monto mínimo y debe mantener un determinado contenido nacional durante los 5 años posteriores a la fecha de puesta en marcha del proyecto.

Mientras que las inversiones en bienes de capital nuevos, incluyendo obras de infraestructura destinadas a la actividad industrial podrán gozar de: saldo de libre disponibilidad de los créditos generados por el Impuesto al Valor Agregado de las inversiones para aplicar contra impuestos nacionales; amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias para los bienes muebles y para obras de infraestructura y derecho de exportación del 0% a las operaciones de los bienes producidos al amparo de los proyectos aprobados en el marco de este régimen.|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig