¿Quiere una solución innovadora? Pregunte a una mamá inspirada

MaryAnn Beebe, ingeniera de General Motors y desarrolladora de la tecnología de Teen Driver (manejo por adolescentes), se dedica a mantener seguros a los chicos.

A todos los padres les llega el momento: estar sentados en la noche, preguntándose cómo estará manejando su hijo adolescente. ¿Lo hará en forma segura? ¿Se habrá puesto el cinturón de seguridad? Es angustiante. Ahora, con la tecnología inteligente, General Motors está haciendo que este problema de antaño sea un poco menos estresante.

Nuestra tecnología de Teen Driver (conducción adolescente) comenzó con un objetivo simple: alentar el manejo Seguro para aquellos que están en el grupo de edad con mayor riesgo al volante. Cuando desarrollamos Teen Driver, una tecnología que ayuda a los adolescentes a mejorar sus habilidades de manejo, un equipo de ingenieros en seguridad, incluyendo a MaryAnn Beebe, tenía todas las calificaciones correctas.

La seguridad se vuelve personal

La oportunidad de tener un impacto positivo a través de tecnología innovadora inspiró a Beebe a seguir ingeniería. Como segunda generación de empleados en Detroit, su devoción a la seguridad se remonta a un accidente automovilístico grave que tuvo cuando era niña. La experiencia la llevó a estudiar ingeniería biomecánica en la Universidad de Michigan 

Beebe se sumó a General Motors luego de graduarse. La oportunidad de aplicar sus conocimientos en ingeniería mecánica a los sistemas biológicos- una disciplina típicamente asociada al campo de la biomedicina- se alineó con sus objetivos como Ingeniera en Seguridad. 

“El cuerpo humano interactúa con el vehículo en maneras que muchos no imaginan. Hay un sinnúmero de factores potenciales que pueden ocurrir instantáneamente en un choque. Como ingenieros en seguridad de GM, nuestra tarea es analizar esas amenazas y diseñar sistemas que ayuden a mantener a la gente protegida”, explica.

“Este proyecto, como muchos otros en los que estoy involucrada, me afecta personalmente”, dice. Y se justifica: “Como madre de chicos pequeños, sé que cualquier cosa que tenga el potencial de mantener segura a nuestra propia familia está siempre en la cabeza de los padres”

Reforzando los buenos hábitos

Si bien los vehículos y los caminos son más seguros que nunca, la inexperiencia es la razón primaria por al que los adolescentes tienen un riesgo mayor al volante. De hecho, los accidentes automovilísticos son la mayor causa de muerte en los adolescentes, y los primeros dos años de manejo son los más riesgosos. 

Vimos que hay una gran oportunidad de mejorar la seguridad del manejo de los adolescentes y queríamos crear una tecnología que pudiera asistir a los padres de los jóvenes conductores a discutir y reforzar los hábitos de manejo seguros

¿Cómo funciona el sistema?

Teen Driver es un copiloto virtual, sin necesidad de los regaños parentales. Del mismo modo que un reporte académico, la tecnología les da a los padres y a los adolescentes actualizaciones en la performance de manejo y áreas a mejorar. Los padres pueden establecer límites de velocidad y nivel de audio junto con alertas para insistir a los adolescentes para que disminuyan la velocidad.

Dependiendo del vehículo, el reporte de Teen Driver puede registrar lo siguiente: 

  • La distancia conducida. 
  • La velocidad máxima conducida. 
  • Las advertencias de seguridad emitidas. 
  • El control de estabilidad. 
  • Los sucesos de frenado antibloqueo. 
  • Activaciones de controles de tracción. 
  • Sucesos de aceleración intensa. 
  • Alertas de colisión delantera, si el modelo posee el equipamiento. 
  • Sucesos de frenado automático delantero, si posee el equipamiento 
  • Alertas de cercanía a automóviles delanteros, si posee el equipamiento. 

Seguridad ahora y más allá

La tecnología de Teen Driver está disponible en todas nuestras marcas. Los padres las han alagado, diciendo que les da tranquilidad. Según una encuesta de Harris Poll del 2016, pedida por Chevrolet, los padres dijeron que estaban más preocupados por el manejo sin supervisión de sus hijos que por su performance académica o por el uso de alcohol o drogas. Casi el 80% dijo también que se sentiría más cómodo si pudiera monitorear los hábitos de manejo de sus hijos.

Las preocupaciones de los padres por sus hijos al volante.

¿Qué es lo que más preocupa a los padres?

  • Manejo sin supervisión adulta 55% 
  • Performance académica 53% 
  • Uso de alcohol y drogas 52% 
  • Actividad Sexual 49% 
  • Problemas con amigos 41% 

Encuesta realizada online en de USA por Harris Poll en nombre de Chevrolet entre el 16 y 23 de junio de 2016 entre 638 padres/tutores de niños de entre 13 y 17 años. 

Fuente: artículo publicado originalmente en GM