Hoy en día, el papel de la tesorería corporativa se extiende más allá del día a día a la gestión estratégica. A medida que los equipos de tesorería corporativa continúan haciendo más con menos, es crucial que operen de manera eficiente; al tiempo que satisfacen las demandas que se extienden a través de las operaciones y en la sala de juntas.

Los cambios dinámicos en el mercado pueden exacerbar los desafíos que enfrentan estos equipos, lo que aumenta la necesidad de pensar de manera diferente sobre la administración de la liquidez.

Los bancos pueden ayudar ofreciendo servicios de valor agregado y soluciones tecnológicas basadas en la huella operativa de la empresa, las actividades comerciales y los flujos de efectivo.
La clave es automatizar las actividades principales, simplificar e integrar rápidamente, utilizando la mejor tecnología disponible.

En J.P. Morgan, creemos que los mejores resultados se logran cuando las compañías y los bancos trabajan juntos para desarrollar soluciones.

Complejidad entre cambio constante

Una convergencia de los impulsores regulatorios y las condiciones del mercado está impulsando la complejidad. Al mismo tiempo, las nuevas innovaciones tecnológicas están proporcionando herramientas para enfrentar estos desafíos de frente.

Seleccione un cambio actual para obtener más información:

JP_Morgan

El ritmo acelerado de la innovación tecnológica introduce costos y complejidades que pueden agotar los recursos limitados de tesorería. Las iniciativas de tecnología de tesorería a menudo enfrentan el desafío adicional de competir con otras iniciativas de tecnología corporativa para obtener recursos de TI. Es importante elegir la solución tecnológica adecuada para permitir la flexibilidad de la tesorería.

Cómo los bancos pueden ayudar con esa complejidad

En medio de estas crecientes presiones, los bancos pueden ayudar a optimizar la gestión de la liquidez y el capital de trabajo.

J.P. Morgan sugiere tres formas de lograr esto:

1 Desarrollar una infraestructura flexible para permitir la agilidad

La infraestructura de tesorería debe ser flexible para facilitar la eficacia y la rentabilidad.

Simplifique la estructura de su cuenta bancaria

Una estructura bancaria compleja con múltiples cuentas en todo el mundo agrega complejidad, fragmenta la liquidez, impide la visibilidad y tiene un riesgo de moneda inherente.

Las nuevas soluciones de tecnología harán posible administrar toda su operación a través de estructuras de cuentas centralizadas, potencialmente desde una sola cuenta. Además, el diseño de una jerarquía de cuentas virtuales o de contabilidad secundaria podría transformar los enfoques de pagos, cobros, liquidez y riesgo cambiario.

Integre soluciones bancarias en sus procesos

La innovación tecnológica puede ayudar a los tesoreros a automatizar los procesos. Las API son una forma emergente de acceder a la información en tiempo real y bajo demanda, a la vez que proporcionan la flexibilidad y adaptabilidad para crear soluciones individualizadas.

De cara al futuro, los bancos están buscando la tecnología blockchain / distribuida de contabilidad, lo que podría minimizar la fricción en las transferencias de fondos globales, ayudando a los clientes a lograr una mayor optimización de la liquidez.

2 Despliegue la liquidez de manera más efectiva, en el momento y lugar adecuados, para mitigar el riesgo

Los tesoreros generalmente operan a escala global en un número cada vez mayor de monedas. Hoy en día, existen soluciones para automatizar la financiación, mientras se gestiona la exposición a la moneda.

Algunas de estas soluciones utilizan una cuenta centralizada simplificada para financiar pagos en moneda local con la cantidad exacta de efectivo en el momento exacto en que se necesita.

Las soluciones que mantienen las exposiciones en divisas funcionales primarias y que solo financian posiciones de divisas no funcionales en el último momento pueden reducir el riesgo de depreciación de la moneda, el efectivo varado en monedas no clave y mantener los saldos bajos a cero en cuentas no primarias que pueden tener menos supervisión.

Una solución automatizada de extremo a extremo permite obtener transparencia en relación con las exposiciones a divisas como parte integral de la gestión del efectivo, la liquidez y el riesgo.

3 Optimizar el efectivo al aumentar los ingresos y reducir los gastos

Basel III y las condiciones del mercado pueden ejercer presión sobre las ganancias de la noche a la mañana. Los bancos, como J.P. Morgan, pueden ayudar a optimizar los rendimientos potenciales, al permitir que los depósitos operativos centrales estables ganen más al usar alternativas de inversión, como los fondos mutuos del mercado monetario, para saldos no operativos.

Además de las oportunidades de mejora de ingresos, la reducción de gastos es crucial. La tasa de crédito de ganancias locales (ECR) ha existido durante décadas. Ahora, hay una gama más amplia de opciones sobre cómo puede utilizar la ECR a nivel mundial para reducir potencialmente los gastos y mejorar el rendimiento financiero.

Redefinir la visibilidad del tesorero y elevar su impacto

Las soluciones tecnológicas pueden mejorar la visibilidad interna de la tesorería corporativa y respaldar su transformación de un enfoque de transacción a uno estratégico.

J.P. Morgan continúa invirtiendo en soluciones nuevas e innovadoras que van desde las API, el aprendizaje automático, la robótica y las estructuras de datos avanzadas para transformar la visión retrospectiva, la perspectiva y la visión que los datos inteligentes aportan al mercado.

Como líder en la prestación de servicios de administración de tesorería a grandes corporaciones y compañías multinacionales en todo el mundo, J.P. Morgan ofrece soluciones innovadoras de administración de tesorería para ayudarlo a satisfacer sus necesidades y objetivos.

Fuente: JP Morgan