«Mirá cómo me pones», y otros habitués de Darthés salen a la luz a un paso de su juicio – Negocios & Política

ÚLTIMO MOMENTO

CORONAVIRUS EN ARGENTINA: 102.458 CASOS NUEVOS Y 191 MUERTOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 

Mientras tanto desde Brasil… |"Mirá cómo me pones", y otros habitués de Darthés salen a la luz a un paso de su juicio

Esperando impaciente en su lujoso departamento y viendo las imágenes que filtran sobre la “cárcel vip” a la que será llevado si es acusado en Brasil por abuso sexual a sus compañeras de pantalla, Juan Darthes disfruta tranquilo de sus días a la luz del sol. Mientras tanto en Argentina, la llama se sigue avivando y sus víctimas dicen ¡no más!.
N&P
Celebrities
N&P
Celebrities

A raíz de las fuertes denuncias por violación radicadas por sus pares argentinas desde el 2018, el actor se exilió junto a su familia a Brasil y, recién dos años después, se animó a romper el silencio. Tras declararse inocente frente al público brasileño, el “más buscado” del último tiempo, Juan Darthés, disfruta del sol, de la arena y del mar a que llegue el 30 de noviembre y sea sometido a juicio por las denuncias radicadas por acoso sexual por parte de actrices argentinas.

Más allá de sus dichos, en los últimos días se dio a conocer detalles de la increíble propiedad que tiene en Río de Janeiro.  Aunque su domicilio legal se encuentra en San Pablo, Darthés fue visto en un impresionante departamento de 500 metros cuadrados y vista al mar en el lujoso barrio de Barra de Tijuca. Ubicado en una torre, cuenta con piscina interna, balcón, terraza del tamaño de un monoambiente, accesos privados, seguridad las 24 horas del día y una cochera individual. El actor reside allí junto a María del Carmen Leone, su esposa, y sus dos hijos, Gianfranco y Tomás.

Inclusive, los lujos podrían no tener fin en su extensa estadía en el país fronterizo. Por tener ciudadanía brasilera, la legislación de Brasil no permite la extradición y por ello el actor será juzgado en su tierra. Se especula que en caso de ser declarado culpable del delito de violación a la actriz Thelma Fardin, quien fuera su compañera en el ciclo Patito feo, podría ser condenado y enviado a "la cárcel de los famosos", lugar donde estuvo bastante tiempo por ejemplo el ex-Presidente Luiz Inácio "Lula" da Silva y el hijo de Pelé.

Se trata del complejo II del presidio de Tremembé, situado en el interior del populoso estado de Sao Paulo, a unos 150 kilómetros de la capital paulista. Fue construido en 1948 y, desde 2002, recibe presos que han cometido delitos con una gran repercusión, lo que lo ha llevado a ser bautizado por la prensa nacional de esta manera. Las celdas varían entre los 8 y los 15 metros cuadrados y la comida, preparada por 30 reclusos y de alta calidad, alimenta tanto a los presos como a los trabajadores del sitio. Los condenados también pueden unirse a las clases de música y/o de inglés, además de participar en competiciones internas de ajedrez, poesía o partidos armados en la cancha de fútbol de la penitenciaría.

“No hice nada de lo que me acusan, soy inocente. Fue mucho, mucho tiempo de injusticia, viendo sufrir a mi familia. En verdad es algo que no se lo deseo a nadie. Gracias a Dios, hoy estamos más fuertes y unidos que nunca”, concluyó Darthés. Una de las últimas veces que había hablado fue en 2018, cuando el asunto recién salía a la luz. “Yo nunca violé ni acosé a nadie”, había dicho en diálogo con el fallecido periodista, Mauro Viale durante un reportaje especial.

Un 2018 en Argentina…

Luego de que la actriz Calu Rivero contara que había decidido abandonar Dulce Amor debido a que Juan Darthés se excedía con ella durante las grabaciones de escenas íntimas, otra actriz realizó una nueva denuncia pública contra el protagonista de Simona. Anita Coacci, sobrina de Susana Rinaldi, quien publicó una extensa carta en su cuenta de Facebook contando su mala experiencia con el actor, cuando ambos realizaron una participación en la tira Gasoleros, entre 1998 y 1999.

"Cuando se calla mucho tiempo quizás al hablar sale todo desordenado y furioso, pero es tiempo. Estoy aguantando y conteniendo el decir o no decir y se acabó. Hoy leí que una vez más otra persona defiende públicamente a Juan Darthes. Yo no solo no lo defiendo, sino que le creo rotundamente a Calu R. y a todas las mujeres que deben existir y se callaron", arrancó su carta Ana a través de Facebook.

En su relato, cuenta que en su momento se calló "por miedo, por inseguridad" y porque nadie iría a apoyarla, pero que hoy los tiempos cambiaron: "Si las mujeres seguimos callando nos convertimos en cómplices. Yo no quiero ser más cómplice de lo aberrante ni quiero cubrir de algún u otro modo a una sociedad e industria que sigue siendo machista y en la que nos rodean personas que bajo su poder creen que pueden hacer con nosotras lo que quieran".

"Mientras escribo, tiemblo. Porque sé que al apretar publicar se puede llegar a venir una montaña en maremoto encima mío. Pero se terminó. Basta de justificar, apañar, defender y callar ante estas situaciones que tienen que terminar de una buena vez. Me disculpo frente a todos los que puedan sentir dolor o desilusión por haberme expuesto así, pero esto es necesario. Como dijo el gran Julio Cortázar 'No todo está perdido si tenemos el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo'. Nosotras ya empezamos y no vamos a parar", cerró Coacci.

Luego siguió: "Este señor está como cara protagonista de una tira y la gente lo defiende y él con su abogada recurre sin tapujos a la Justicia", y contó su experiencia: "Se lo dije a muy pocas amigas, a la psicóloga y a mi madre (a mamá solo por arriba). A mi viejo ni se lo conté porque no estaba bien visto hablar de ciertas cosas. Porque era incómodo. Porque era mejor no traer problemas. Porque era mejor no comprometer a nadie. En aquel trabajo no dije nada porque pasaría lo mismo y era Pol-ka y yo no era nada más que una actriz más del montón que había conseguido hacer un par de capítulos en la segunda temporada de Gasoleros y con ilusión cuidaba mi trabajo lo mejor que creía poder".

“Estaba charlando en un camarín con JD, a quien conocía desde adolescente, y le contaba que cuando era chica y mi viejo dirigía una comedia en la que él cantaba, yo escuchaba siempre que iba una canción que me encantaba cómo la cantaba. Momento en el que el señor se desliza con la silla que tenía rueditas y se me tira encima, se para y me tira contra la pared, me besa, me mete la lengua, me agarra la mano y me hace tocarle su sexo, mientras me dice ‘Mirá cómo me ponés’”, relató la actriz en su momento.

“Yo, congelada y sin poder reaccionar. En segundos entró una de las chicas de vestuario y él se separó inmediatamente y yo me fui. Los días siguientes de grabación me persiguió. Terminé de grabar y no volví a verlo. Supe que mientras esto pasó su mujer estaba embarazada y eso me sumó más asco”, contó Coacci hace tres años y cuando se sintió lista para hablar.

Su tía, la cantante Susana Rinaldi habló por primera vez sobre esta denuncia, ocurrida tiempo antes de que lo hicieran sus colegas Calu Rivero y Thelma Fardín. “Ana sale de esta familia y esta familia se ha caracterizado siempre por decir lo que piensa. Y actuar de acuerdo a lo que piensa. Porque hay gente que también ha dicho cosas que cuando te pones a pensar decís: ‘¿Pero por qué no lo dijeron en el momento en que lo tenían que decir, en el momento en que tenían que hablar?’. Pero bueno, son formas de ver la vida”, expresó.

 “De todos modos, la felicito a Ana porque tiene garra, y al mismo tiempo es tan joven que no tiene miedo a que la dejen sin entrada, como se utilizaba en mis tiempos, que te dejaban afuera de cualquier lado. Hay lindos ejemplos de mujeres en la familia”, remarcó Rinaldi.

 “El de mi sobrina es un ejemplo para todo aquel que es como ella, que son corajudos y tiran para adelante diciendo la palabra justa, lo que hay que decir en su momento y no callarse cuando a una persona la están ultrajando. Sea mujer, sea hombre, todos tenemos el mismo derecho de hablar”, cerró.

Hoy…

Pasaron tres años desde que la actriz Anita Coacci denunció a Juan Darthés por acoso sexual. Tres años desde que el acusado también por otras mujeres como Thelma Fardín, Natalia Juncos y Calu Rivero, se refugia en Brasil. Pasados dos años del testimonio de Coacci, inició acciones legales contra ella, demandándola por "injurias". Sin embargo, en ninguna de las audiencias estuvo presente e incluso se dio el lujo de apelar.

"Desde la primera audiencia que tuve hasta ahora ya pasaron dos años", recuerda la actriz, "es todo muy ridículo. Ya estando jugado, en Brasil, donde fue a refugiarse por su ciudadanía natal, siguió avanzando con la causa: apeló, insistió y nunca se presentó", añadió.

En junio de 2019 fue una de las oportunidades en las que Coacci dio a conocer públicamente lo que sucedía en su causa: "Debería estar en tribunales en la audiencia fijada para este momento, pero estoy en mi casa preguntándome muchas cosas. Por contar mi verdad se me acusó penalmente. El querellante no se presentó. Tampoco presentó certificado médico. Le dieron la posibilidad de presentarlo y fijar una nueva audiencia por medio de una videoconferencia desde su cómodo y supuesto Brasil. Pasaron tres meses. Presentaron un escrito anunciando que el Señor ya se encontraba en condiciones de realizar dicha audiencia. Le pidieron que presentara un certificado médico y fije domicilio. Presentó un domicilio en donde resulta incomprobable saber si vive allí".

"El 3 de Junio presentó un informe psicológico. Es decir, hecho por una psicóloga, no por un psiquiatra, como correspondía. No se habla de medicación alguna, cuando una de las excusas de la audiencia anterior fue que tomaba una medicación que no le permitía viajar. Solo se habla de que acude a terapia una vez por semana, como hacemos la mayoría de los argentinos con más o menos problemas, algo muy común para nosotros ir a terapia. Ayer presentan un nuevo escrito pidiéndole a la Jueza una prórroga porque el Sr. querellante no se puede someter a situaciones de stress. Como si los demás no estuviéramos estresados", continuaba el descargo de la actriz. Recordando cómo decidió denunciarlo públicamente Coacci reconoció que fue escuchar a Calu Rivero al dar una nota. "Si vos sabés y no hablás te sentís cómplice de esa situación. Eso me terminó de hacer explotar y un día me decidí a contar todo", afirmó.

El actor se encuentra prófugo tras la denuncia por abuso sexual radicada por Fardin ante la justicia nicaragüense, en la que se lo acusa de haberla abusado sexualmente durante una gira de la novela juvenil Patito Feo, cuando ella tenía 16 años. Actualmente, Darthés es investigado por los ministerios públicos fiscales de Nicaragua, Argentina y Brasil, e Interpol libró una circular roja para detenerlo por pedido de la justicia de Nicaragua, país donde fue acusado por el delito de "violación agravada". Thelma concluyó su descargo por las redes expresando: “Llegamos hasta acá y seguiremos avanzando gracias a los esfuerzos de cooperación internacional, el apoyo de Amnistía Internacional y la incansable lucha de los movimientos de mujeres”.|

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig