Obsesionado con la independencia

Peter Korn y los equipos de accesibilidad de Amazon trabajan para emparejar el campo de juego y que todos puedan hacer sus compras sin dificultades.

Imagine la simple tarea de hacer sus compras sin poder ver las góndolas, los pasillos, los productos o los precios. Y eso es asumiendo que usted puede llegar por sí mimo al supermercado.

“Una vez que llega al lugar correcto, toma un par de latas. ¿Esta lata será de porotos o arvejas o de choclo? Si usted es ciego, cada ítem parece igual”, explica Korn, Director de Accesibilidad de Amazon. “Pero si puede comprar online, entonces no solo sabe lo que está comprando, también puede obtener información detallada de los productos. Toda la información del etiquetado que debe estar en los productos de manera que los videntes puedan saber lo que están comprando, la tenemos online”, señala.

Cuando das un paso atrás y observas lo que estamos haciendo, se trata de independencia.

Peter Korn

La misión de Korn es hacer a la tecnología, y por extensión al mundo, más accesible. Para hacerlo, él y los equipos con los que trabaja en todos los sectores de Amazon, diseñan formas de emparejar el campo de juego de manera que todos puedan acceder a la misma información, libros o películas aún si poseen una discapacidad que de otra forma lo dificultaría hacerlo.

Las opciones son amplias y no siempre obvias para la gente que no tiene las discapacidades. Alguien con problemas para leer puede optar por el tipo de letra OpenDyslexic en su Kindle e-Reader, los clientes que están perdiendo su visión pueden activar el Fire TV Magnifier y mirar los títulos originales de Amazon en Prime Video con la opción descripción sonora activada y alguien que es ciego puede encontrar todo accesible en Amazon.com, donde las páginas de los productos están optimizadas para cualquier persona con un programa screen reader (lector de pantalla).

Todos los detalles cuentan. Del trabajo colaborativo de Korn con el equipo de website surgió un cambio en el contraste de colores de las calificaciones con estrellas de los productos de Amazon, de manera que las personas con disminución visual las puedan ver fácilmente.

En Internet, explica Korn, nadie sabe si tenés una discapacidad. Funciones como la magnificación, letras grandes y el lector de pantalla VocieView son desarrolladas en los dispositivos de Amazon para que puedan ser operados a pesar de las dificultades de visión. Y los Amazon Lockers, utilizados para autoservicio de entrega, tienen opciones para que las personas en sillas de ruedas tengan una opción que esté a su alcance y cerca del piso.

También está Alexa, el servicio de voz de Amazon. “Es casi una era de oro. Muchos clientes han expresado que Alexa es un cambio radical”, afirmó.

Korn explica que ser la compañía “más centrada en los clientes del mundo” significa tener en cuenta a todas las personas y proporcionar a quienes tienen alguna discapacidad un experiencia rica y completa que no sea distinta a la de los demás. Los resultados son, frecuentemente, mejores para todos.

A él le gusta el ejemplo del pequeño enchufe USB que se usa para cargar a los dispositivos Amazon y a los de la mayoría de otras compañías. Pero es difícil identificar la manera correcta de alinear el enchufe. Entonces, Korn y su equipo diseñaron una versión con una pequeña muesca al costada que se identifica fácilmente, de manera que no es necesario ver el enchufe para saber de qué lado debe estar orientado. El resultado es un cable popular que hace a la tecnología de enchufes menos complicada para todos.

“Cuando das un paso atrás y observas lo que estamos haciendo, se trata de independencia. Nadie quiere tener que depender de otra persona para hacer las compras, devolver los paquetes, para que te ayuden a elegir un libro, o a pasar las páginas del libro si no tenes manos para hacerlo”, explica Korn.

En la mayor medida de lo posible, si estamos haciendo nuestro trabajo bien, estamos proporcionando a nuestros clientes autonomía, independencia, respeto y dignidad.

Por Neal Karlinsky. Marzo 2018